Conectate con nosotros
Element Space Element Space

Primeras Impresiones

Primeras Impresiones: Element Space

¡Hagan espacio para el elemento argento!

Gustavo Sobrero

Publicado

en

Luego de siglos de cagadas con el Medio Ambiente, en algún momento iba a llegar la factura. En el 2049, la humanidad quedó al borde del colapso, la destrucción y la excesiva oferta de shows de Stand Up.

Así es como nació el “Movimiento de Luz”, algo así como una influyente y poderosa secta que creemos que podría tener que ver con Claudio María Dominguez, pero no estamos del todo seguros. Aunque puede ser que tomen de la misma.

De esta forma, los humanos dijeron “ya hicimos mierda la Tierra… ¿por qué no probar ahora con contaminar el Espacio?”. Entonces se lanzaron a la conquista. Una mejor idea, aunque menos justa, que extinguirse y joderse. Y el descubrimiento de la Sexta Vocal, que no tiene nada que ver con el lenguaje inclusivo, fue el medio para lograr este objetivo.

Se vivió en paz relativa durante un siglo, pero finalmente se vio interrumpida porque… seres humanos. La lucha entre diferentes facciones demostró que siempre encontraremos una forma de dividirnos y que no hay peligro de extinción que pueda poner freno a nuestra ambición natural.

Para colmos, el Movimiento de Luz reveló su verdadera cara e intentó destruir toda la civilización. Quizás la mejor idea hasta el momento, ojo. Ya que este acto de guerra unió a las diferentes facciones en una guerra de seis décadas, que terminó con el Movimiento exiliado en el Espacio Profundo.

Y claro, ahora están de vuelta. Sino, en lugar de un táctico de escuadrón, esto sería un juego de alinear caramelitos.

¡Es una gran noticia que el estudio argentino Sixth Vowel (NdE: claaaaro, de ahí lo de Sexta Vocal) se haya metido en el tremendo bolonqui de desarrollar un género tan complejo como un táctico basado en escuadrón! Sí, esa mezcla de rpg y combate por turnos que tanta alegría nos dieron juegos como XCom o Fallout Tactics.

A tener en cuenta: En este momento el juego está en early access en Steam a un precio más que accesible. Si bien aún no está completo (se puede jugar aproximadamente la mitad de la campaña), lo estará para el primer cuatrimestre de 2019. De todas formas, nunca está de más que muestren su apoyo a la industria nacional y, de paso, pagarlo unos morlacos menos, ya que cuando salga la versión final es posible que aumente de precio.

En cuanto al planteo, Element Space nos propone armar un variopinto escuadrón para hacer frente al Movimiento, la amenaza que comentamos en las primeras líneas. Nuestros reclutas pueden equiparse con una gran variedad de armas cuerpo a cuerpo y distancia, de acuerdo a sus particularidades. Al mismo tiempo, cada personaje cuenta con un árbol de habilidades, que contribuye a lograr una sensación de progresión al cambiar puntos de experiencia por nuevas capacidades.

Por otra parte, el desarrollo del juego puede dividirse en varias etapas. Existe una primera pantalla de planificación, por lo general en los interludios entre misiones, donde elegimos nuestro siguiente paso en la epopeya. Y otra donde disponemos de las opciones para gestionar las armas y habilidades de nuestro escuadrón.

Ya en la misión, hay momentos de exploración y diálogo, donde se da lugar a la narrativa y el roleo del personaje principal. Con opciones de respuesta que tienen cuatro tendencias marcadas que van definiendo nuestra personalidad. Así es como nuestra aceptación por parte de las diversas facciones. Incluso nuestros propios reclutas va fluctuando de acuerdo a nuestras posturas.

Cabe agregar que las decisiones tendrán consecuencias tangibles. Por lo que las entre 12 y 15 horas que promete la versión final, número que quizás resulte escaso para este tipo de propuesta, pueden ser más si tenemos en cuenta la rejugabilidad.

Por último, nos queda el componente del combate que, como ya es obvio, se presenta en forma de turnos, en los cuales tenemos dos acciones máximo por personaje para desarrollar nuestra táctica.

Cada recluta tiene una marcada diferencia de estilos y capacidades, lo que no alienta a apostar por la especialización a la hora de la táctica. Y como las coberturas son destruibles, esa de reservar puntos de acción para quedarse piola en el lugar y disparar a lo que se mueva, tiene un límite.

En definitiva, esta versión early se muestra como una buena promesa de la versión final. En la página de Steam hay una lista de errores y ajustes pendientes de solucionar, de manera que no nos vamos a extender demasiado sobre ellos.

Destacamos, sin embargo, la urgente necesidad de poder guardar el progreso en misiones, al menos entre combate y combate. Y que los poderes que tienen un rango mínimo para su activación se muestren, de alguna manera, previo al movimiento.

Por el lado gráfico y sonoro, Element Space está correcto. Destacamos el esmero puesto en como se muestran los ataques cuerpo a cuerpo, con una breve coreografía de lucha. Perdonamos la ausencia de voces dobladas en los diálogos (parece que se van a sumar después), pero nos llama la atención que el texto esté solo en inglés. Se entiende la decisión comercial, pero tratándose de un juego argentino esperamos que sea revisado en la versión final.

Para terminar, no queremos dejar de volver a enfatizar que se trata de una versión early y la mayoría de lo que hemos mencionado ya está siendo tenido en cuenta. Sólo le falta una pulida final. Ojalá tengan el tiempo necesario que esta idea y este esfuerzo nacional se merecen.

De niño, fue entrenado por monjes Shaolín en el milenario arte de arrepulgar empanadas de verdura con la mente (los monjes son vegetarianos). Dedicó buena parte de su adolescencia a estudiar en qué dirección realmente se mueven los cangrejos. Hoy en día se dedica a probar, mediante la presente, que la descripción de perfil no la lee absolutamente nadie.

Tendencias

Copyright © 2018 PressOver.news