Conectate con nosotros
Puppet Kings Puppet Kings

Analisis

Puppet Kings

Mi reino por un multiball.

Gustavo Sobrero

Publicado

en

El estudio colombiano Timba Games, nos trae Puppet Kings, un Breakout simpático y con algunas particularidades que lo sacan del estándar del género.

El juego nos propone recorrer una colorida tierra, donde una Ley Antigua establece que los reyes de las cuatro razas principales deben turnarse para gobernar. Sospechamos que podrían existir otras del tipo “a guardar, a guardar, cada cosa en su lugar, despacito y sin chistar”, pero no podemos afirmarlo con seguridad.

El tema es que el Rey actual busca la reelección. O la “re re”, no estamos seguros. Como no hay parlamento sino una cofradía de monstruos que hacen cumplir la Ley Antigua, en lugar de presentar un proyecto de ley, el Rey va en busca de ellos para machacarlos. Cualquier parecido con la realidad…

Ya dijimos que Puppet Kings es un juego, en esencia, del género breakout. Es decir, con una barra ir pegándole a una pelotita para romper todos los ladrillos del nivel mientras recolectamos power-ups que nos brindan diferentes ventajas.

La diferencia es que aquí rompemos enemigos dibujados a mano, en lugar de estar representados con ladrillos. Podríamos decir que el juego se trata de eliminar jefes, sin andar cascoteando medianeras entre enfrentamientos. Incluso nuestros enemigos pueden ser eliminados de manera prematura, sin acabar con toda su superficie, si le pegamos a ciertos puntos débiles.

Con esto, sumado a la estética de los jefes, se corre del estándar del género y termina siendo lo más llamativo del juego. Incluso, en lugar de la clásica barra, controlaremos a un personaje que cumplirá esta función.

Ahora bien, el juego tiene un problema con la relación entre las dimensiones de los jefes y el lugar que queda entre ellos y nuestro personaje. Se nos hace demasiado poco, más cuando cada jefe tiene una o varias habilidades para golpearnos y atontarnos. El frenetismo que se logra por la poca distancia ya es más que suficiente para mantenernos ocupados. Estar esquivando los ataques que nos dejan inmóviles y al mismo tiempo buscar la pelota nos llevan de a poco a la frustración.

De esta manera, lo que nos impulsa a continuar tiene que ver más con la curiosidad de ver cómo será el próximo jefe que el propio gameplay. La mecánica rogue-like ayuda en buena manera a frustrarnos, ya que cada vez que perdemos será comenzar todo otra vez.

Un detalle que nos agradó fue la música que acompaña el juego. Si bien no son obras complejas, cada composición tiene un clima particular que va de la mano con el tipo de enemigo que estamos combatiendo.

En definitiva, Puppet Kings es un Breakout bastante hardcore, que es recomendable para los que les guste el género y tengan ganas de probar algo diferente. Lo mejor es jugarlo con un teclado barato, cuestión que, cuando le bajemos todas las teclas a trompadas, no nos sintamos tan mal con nosotros mismos.

6 Puntos
Lo bueno
- Una vuelta de tuerca a un clásico.
- La estética y la variedad
en cada enemigo.
- El clima que logra generar
la música en cada
enfrentamiento.
Lo malo
- La poca distancia entre los
enemigos, combinada con sus
múltiples y constantes habilidades
para atontarnos, genera una
dificultada base de injusticia que lleva
a severos ataques nerviosos.

Desarrollador: Timba Games
Lanzamiento: 11 de Diciembre de 2017
Plataformas: Steam
¿En Español?: Sí
Fuente: Copia provista por Timba Games.

De niño, fue entrenado por monjes Shaolín en el milenario arte de arrepulgar empanadas de verdura con la mente (los monjes son vegetarianos). Dedicó buena parte de su adolescencia a estudiar en qué dirección realmente se mueven los cangrejos. Hoy en día se dedica a probar, mediante la presente, que la descripción de perfil no la lee absolutamente nadie.

Advertisement

Tendencias

Copyright © 2018 PressOver.news