Conectate con nosotros
Resident Evil 2 Resident Evil 2

Analisis

Resident Evil 2

Respeto, maestría y mucho cariño.

Gustavo Sobrero

Publicado

en

Primero que nada, si estás necesitando que te contemos de qué va Resident Evil 2, es posible que te hayas equivocado de página web. O tengas menos de diez años, en cuyo caso te diría que estás aún muy chiquito para zombis y que pruebes con Minecraft. No me hagas llamar a tu papá. Hecha esta aclaración, seguimos.

¿Cuántas veces en los últimos años hemos deslizado “hay que dejar de robar con los remasters”? En lo particular, una vez por semana. Pero el caso de los remakes tienen otro color, porque no se limitan a levantar la calidad de las texturas, sino que implica un trabajo más profundo.

Ahora bien, sin lugar a dudas, Resident Evil 2 no es un remaster ni un remake, es algo más. Es repensar y replantear hoy una idea que se tuvo hace veinte años. Es actualizar, pero también conservar. Con respeto, maestría y seguramente mucho cariño.

Aquí, Capcom toma todo lo que hizo bien de la cuarta a la sexta entrega y le quita lo que hizo mal. Aunque con una moladora industrial, porque era bastante. La materia resultante es inseminada con amor en el vientre esencial y original de la franquicia. Y así es como hoy nace esta criatura, que no admite otro adjetivo más que “maravilloso”.

Listo, con este resumen podemos terminar la review. Ah… no, acá me dicen que no puedo robar con sólo 200 palabras.

Para muchos, Resident Evil 2 será como jugar un deja vu. Capcom se las arregló para hacer exactamente el mismo juego de nuevo y, a la vez, diferente. El título se sigue dividiendo entre Leon Kennedy y Claire Redfield, los cuales mantienen caminos separados pero en -casi- los mismos escenarios. La clave no sólo está en la mejora gráfica, que dicho sea de paso se ve excelente, ni en el cambio de perspectiva. Hay eventos que suceden en lugares y de formas distintas, que constantemente nos dejarán pensando si se trata de un cambio o de una falla de nuestra memoria. Incluso la jugabilidad, en extremo diferente a la original, en algún punto se siente familiar.

Entonces, ¿es un juego perfecto? Casi. En tren de revisionismo, podrían haber hecho más por diferenciar el camino de cada héroe. Esquivando el spoiler, le podemos decir que la historia se siente completa recién al terminarla con ambos personajes. No importa con cual de los dos arranquemos, pese a los cambios de armamento, habitaciones y otros detalles, la segunda recorrida se percibe demasiado similar. Si bien nunca aburre, pierde algo de impacto.

Por otra parte, en lo gráfico y sonoro, la remake hace todo bien. Incluso en el rediseño de los personajes donde, salvando las obvias distancias de polígonos y texturas, se busca un aspecto más natural, incluso más duro. Por ejemplo, ahora Leon debería esforzarse un poco más para ser admitido en una “boy band”.

En cuanto a la dificultad, se nos da la opción de elegir entre tres niveles diferentes. La primera es realmente para recién llegados, donde los zombis son de caca, las balas sobran, la salud se recupera con el paso del tiempo y existe el autoapuntado. En el nivel medio, los zombis son más duros, haciendo que la munición no tarde en escasear. Además, dejamos de tener autoapuntado y autocuración. Peor en el nivel más difícil, los “no muertos” parecen hechos de acero y para el guardado de partida vuelve un clásico: la necesidad de contar con cintas. En este punto, no entendemos como no existe una opción con las condiciones del modo normal y con la necesidad de gestionar las cintas de guardado de partida, tal como en el juego original.

Otro aspecto destacable es el gunplay, las armas transmiten una sensación perfecta en cuanto animación, sonido y el descalabro que le va causando a los muertos vivientes con cada disparo. Y, desde ya, disponemos de esa añorada mecánica de resolución de puzzles que nos hacen recorrer -y volver a recorrer- los escenarios, tradicional de este género aunque no siempre tan bien implementada. Y, si bien existen algunos clásicos de resolución obligatoria, no faltan los opcionales para los fans del completismo.

En conclusión, es imperdonable dejar pasar este remake que, como ya dijimos, es mucho más que un remake. Esta es la esencia de survival horror, con su tensión, su economía de recursos, sus puzzles, exploración y reexploración. Es todo lo que la nostalgia pedía y el excelente Resident Evil 7 no había llegado a satisfacer ¿Se vienen más remakes? ¿Resident Evil 3, Dino Crisis? Más que seguro, porque si son de este tenor, bienvenidas sean.

 

9 Puntos
Lo bueno
  • Excelente reinterpretación de un clásico
  • El gunplay y “feel” de las armas
  • Sutil rediseño de los personajes
  • Nivel técnico impecable
  • Esencia survival horror original
  • Es el mismo juego, aunque no se lo siente así
  • Lo malo
  • Hacía falta una dificultad normal con guardados de partida limitados
  • No existen diferencias profundas entre los caminos de cada protagonista
  • Desarrollador: Capcom
    Lanzamiento: 25 de enero de 2019.
    Plataformas: PS4Xbox OnePC
    ¿En Español?: Si.
    Fuente: Copia provista por Capcom (W10).

    De niño, fue entrenado por monjes Shaolín en el milenario arte de arrepulgar empanadas de verdura con la mente (los monjes son vegetarianos). Dedicó buena parte de su adolescencia a estudiar en qué dirección realmente se mueven los cangrejos. Hoy en día se dedica a probar, mediante la presente, que la descripción de perfil no la lee absolutamente nadie.

    Advertisement

    Tendencias

    Copyright © 2018 PressOver.news