Conectate con nosotros

Analisis

Super Bomberman R Shiny Edition

Un juego pensado para fanáticos. Pero incluso ellos mismos se verán algo desilusionados.

Javier Figueyra

Publicado

en

El ultimo Bomberman que jugué fue el Bomberman para Nintendo 64, allá por el año 1998. En esa época, era muy común ir al Blockbuster a alquilar juegos por el fin de semana.

Era muy importante ir antes de las 19 horas. Si llegabas después, era muy probable que se hubieran llevado los mejores títulos.

Mientras entraba en el local de la avenida Maipú con la esperanza de que haya quedado un ejemplar del Banjo-Kazooie, de reojo miraba el reloj y veía que eran las 19.45.

Las posibilidades de encontrarlo eran muy bajas. Más aun porque era uno de los nuevos lanzamientos del año.

Luego de revisar la góndola de los juegos mil veces no encontré nada. NADA. Se habían llevado todos los juegos. Ni GoldenEye, ni Mario Kart 64 ni nada. Sólo quedaba el Bomberman 64.

Entre un fin de semana sin juegos y mi madre diciéndome que me apure a elegir, me lo llevé sin dudarlo. Ese fin de semana fue hace 20 años y fue la última vez que jugué a un Bomberman.

Cortamos la escena y vamos al 2018 en donde Konami nos dio otra oportunidad con su nuevo lanzamiento, Super Bomberman R Shiny Edition.

Para los que, como yo, hace años que no juegan al Bomberman (o para los que no lo conocen), el concepto es bastante simple. Aparecemos en un nivel medio laberíntico con enemigos y zonas que se rompen. El objetivo: explotar lo que haga falta para pasar a la siguiente pantalla.

El juego cuenta con una misión single-player de unas pocas horas que puede llegar a ser bastante frustrante y algo repetitiva. Las boss-fights tampoco son nada del otro mundo.

Por otro lado, tiene también una opción de multiplayer que, si disfrutas de tirarte bombas con tus amigos, puede ser bastante entretenida.

Animaciones estilo anime que ni son divertidas ni aportan a la historia…

Volviendo al modo single-player, nuestra meta es liberar los cinco mundos iniciales plagados de enemigos, más un sexto que aparece una vez que hayamos completado las demás misiones con la batalla final. Entre mundo y mundo vamos a tener algunas animaciones estilo anime que ni son divertidas ni aportan a la historia. Son bastante olvidables.

La historia es simple, y el contenido que ofrece para un juego de $50 USD es algo escaso.

Lo que sí me resultó algo más divertido fue el multiplayer. Aunque, una vez más, la falta de posibilidad de personalizar la partidas y la falta de contenido le jugó en contra.

Nosotros lo jugamos en la PlayStation 4 y, aunque el juego no me desilusionó, tampoco me encantó. Habiendo salido también para Nintendo Switch, me pregunto si esta nueva consola portátil no será mas adecuada para este título

En resumen, si no sos un fanático del Bomberman, creo que este título no es para vos. Aporta poco contenido a un precio alto. Con un single-player chato y un multiplayer divertido pero que, al haber tan pocas partidas online activas, se reduce mas que nada a jugarlo con amigos desde el sillón. Y, para serles sincero, no es el mejor party-game para ese tipo de ocasiones.

Si tuviera cuatro controles, cuatro amigos y un sillón veo difícil que la decisión caiga en poner el Bomberman y no en soñar con salir campeones de un mundial en el FIFA

6 Puntos
Lo bueno
  • El multiplayer lan puede
    ser entretenido si tenés un
    grupo de amigos para jugarlo.
  • Respetaron y reforzaron
    las mecánicas de los viejos
    clásicos, y genera nostalgia.
  • Lo malo
  • No existen casi partidas online.
  • Poco contenido en relación al precio.
  • Campaña olvidable.
  • DesarrolladorHexaDrive
    Lanzamiento: 12 de junio de 2018
    Plataformas: PlayStation 4, Xbox One, Nintendo Switch y PC
    ¿En Español?: Sí
    Fuente: Copia adquirida gracias a Konami Latinoamérica.

    Escritor desde siempre, periodista desde algunos años. Javier Figueyra es un ingeniero químico apasionado por el mundo de los videojuegos y el café.

    Advertisement

    Tendencias

    Copyright © 2018 PressOver.news