Conectate con nosotros
ToeJam & Earl ToeJam & Earl

Analisis

ToeJam & Earl: Back on the Groove

Funk, Hip hop, Jazz, aliens y nostalgia a medio camino.

Juan Lomanto

Publicado

en

Corría el año 1991. El Hip hop estaba en plena explosión, Will Smith era El Príncipe del Rap, Los Simpsons eran una serie nueva e increíble y Argentina recién había entrado en la convertibilidad. Si, es verdad, lo último no tiene nada que ver, pero que se yo, soy un fanático de los contextos sin sentido.

En fin. En medio de todo eso, SEGA lanzaba en Génesis ToeJam & Earl. Un título de aventuras protagonizado por dos extraterrestres fanáticos del Funk, el Jazz y el Hip hop. Una locura hermosa que tras 28 años pegó la vuelta tratando de ganarnos con la nostalgia. Pero eso puede no ser suficiente.

El estudio detrás, fundado por el creador del título original, es HumaNature. Los mismos que hicieron Doki Doki Universe en 2013. Una obra que, casualmente, tiene mucho del humor y personalidad de ToeJam & Earl.

Pero pasemos a lo que nos trajo hasta acá.

ToeJam & Earl: Back on the Groove, cuarta entrega de la saga, nació en Kickstarter hace unos años. Fue el dinero de los fans el que, en gran medida, lo hizo posible. Y tras varias idas y vueltas, terminó llegando a Switch, PlayStation 4, Xbox One y PC el pasado 1 de marzo. Y, si bien mantiene mucho de lo que lo hizo famoso, el bajo presupuesto se nota a varias cuadras.

El estilo visual, mezcla entre el primero y el segundo, no termina de convencer. Pero por suerte el Funk está más presente que nunca, con remasterizaciones de los temas clásicos y algunas piezas nuevas que la rompen. Dan ganas de ver una serie animada de estos dos amigos extraterrestres. Aunque no me queda muy si funciona en un videojuego.

La cosa empieza con una escena en la que ambos protagonistas vienen arriba de su nave con sus novias (o amigas, no lo sabemos a ciencia cierta), pero la misma se rompe y termina cayendo en un planeta contaminado, superpoblado y subdesarrollado. La Tierra.

Ahí comenzará nuestra aventura. Por medio de ascensores, deberemos ir recorriendo diferentes pantallas, algo así como islas flotantes con recursos extraños y personajes bizarros, mientras buscamos los pedazos de la nave para poder repararla y ganar la partida. Eso si, no los encontraremos en todos las pantallas (que se ven desde arriba como en el original). En algunas solo habrá misiones secundarias que no llevan a ningún lado más que al completismo.

En cuanto a los personajes, obviamente podremos seleccionar a los que le dan el nombre a la aventura, más las dos amigas de las que les contaba antes y otros que iremos desbloqueando a medida que avancemos.

La cosa va de exploración medio lenta, de esquivar terrícolas para que no nos hagan daño, bailar funk con secuencias de botones a lo Guitar Hero para ganar dinero que se puede intercambiar por items, y de algunas faces runner que funcionan como bonus.

Sinceramente, no hay mucho más que eso. Al cabo de un par de horas entendimos todo y el gameplay comienza a volverse repetitivo.

Ah, y si llegamos a perder todas nuestras vidas, por más que hayamos guardado la partida, tendremos que arrancar todo de nuevo. Una forma bastante infame de querer maquillar lo corto de la experiencia con excusas retro.

Si me tengo que quedar con algo de ToeJam & Earl: Back on the Groove es, sin duda alguna, con la música y su onda en general. Insisto con el tema de que los personajes la rompen y tienen un potencial tremendo para ser una buena serie animada. Pero como juego, y a raíz de su gameplay, no nos deja demasiado.

Estoy convencido de que desde HumaNature pecaron de puristas. Quisieron traer la misma experiencia de los 90, que por otro lado funcionaba con lo justo, casi tres décadas después. Tal vez un 2D como Doki Doki Universe hubiera funcionado mejor. No lo sé. Lo único que me queda claro es que a esta cuarta entrega le falta un vuelta de tuerca, algo que nos invite a quedarnos más que una o dos horas, a explorar, a relacionarnos con los simpáticos personajes.

En fin, variedad de situaciones, ya que este mundo lo pide a gritos.

 

6 Puntos
Lo bueno
  • La banda sonora
  • El estilo de sus personajes
  • Lo malo
  • Demasiado conservador
  • No hay mucho para hacer
  • Visualmente pobre
  • Desarrollador: HumaNature
    Lanzamiento: 1 de marzo de 2019.
    Plataformas: PS4 – Xbox One – Switch – PC
    ¿En Español?: Si.
    Fuente: Copia provista por  Humanature

    Estudió Periodismo en la Universidad de Palermo y escribe sobre videojuegos desde finales de 2011, cuando le publicaron su primera nota en la revista Irrompibles. Luego fue editor y redactor durante 3 años de OWG, colaboró con "El Ciudadano de Pergamino", Planeta Gurú, y co-condujo el programa de radio online "Tanto de todo", por dotcom radio. Pueden contactarlo en: juanlomanto@pressover.news

    Tendencias

    Copyright © 2018 PressOver.news