Conectate con nosotros

Articulos

En el terror está la redención de los Ewoks

Fly, you fools!

Tom Russo

Publicado

en

“La luna es habitada por una especie primitiva y pacifica”. Sí, claro.

Somos diez. Diez los que pudimos escapar de la emboscada que los Ewoks ejecutaron. Diez los que esperamos el rescate en la noche más oscura que pueda ofrecer esta galaxia.

Sólo los haces de nuestras linternas logran penetrar la negrura que nos rodea, lo que permitió que nos reunieramos… Pero también nos transformó en un faro.

La jungla, silenciosa, empieza a sonar como un cascabel. Cerramos filas formando un círculo mientras buscamos encontrar algo más que plantas moviéndose. Suenan cuernos. Se escuchan gritos de guerra. TK-422 quiebra en llantos. Ahí están. Seis pares de ojos, brillantes como los de un gato, justo frente a mi.

Entonces mi linterna se apaga.

Rociamos toda el área con lasers, pero los Ewoks se nos tiran encima y rompen la formación. TK-8252 estalla en un mar de chispas y cae prendido fuego. Gritos, tiros y mas de esos condenados cuernos nos hunden en la desesperación. TK-421 desaparece entre los arbustos. Más y más linternas se apagan y ya no vuelven a encenderse.

Corro. Necesito un refugio. Pero ya es tarde.

“¡Se suponía que eran tiernos!” Grito, mientras las lanzas se clavan en mi pecho.

EA acaba de redimir completamente a los Ewoks. Originalmente creados como una estrategia para tentar al público más joven de Star Wars a que desearan llenar sus dormitorios con estos osos de peluche espaciales, los chillonescos personajes terminaron convirtiéndose en uno de los elementos más detestados de Episodio VI. O de la trilogía entera si vamos al caso.

Los 35 años que siguieron a su primera aparición tampoco han sido de gran ayuda. Un malogrado especial navideño, una serie animada para el olvido y dos películas directo para TV que es mejor perder que encontrar. No hubo manera de que los Ewoks se establecieran de forma definitiva en el corazón de los fans de Star Wars.

Teme a los Ewoks

Pero entonces llega EA, se toma unos mates con Ridley Scott y James Cameron, y crea Night on Endor, un evento temporal para Battlefront 2 que, si no hace que empecemos a querer a estos oseznos, al menos logra que les tengamos respeto.

Night on Endor tiene además otro beneficio. Es el primer contenido del juego al que no tengo algo negativo para decirle, y continúa el camino ascendente que el estudio viene llevando a cabo desde que tomó posesión de la franquicia, polémica de las microtransacciones aparte.

¿Qué es lo que hace que los Ewoks funcionen tan bien? Los sacaron del lugar que ocupaban tradicionalmente. Ya no intentan ser un comic relief o un muñequito ATP, sino que acuden a su más oscura naturaleza.

Son los depredadores Alfa de Endor, y ya habían mostrado cierta predilección por la carne humana en El Retorno del Jedi… Un grupete de troopers perdidos en la noche selvática les debe resultar una cena demasiado tentadora.

Es gracioso. Estas criaturas que durante tantos años dieron para la burla encuentran ahora su lugar ideal en el mismo escenario en que se pueden lucir Jason Voorhees, el Depredador o los Velociraptors. Es más, quizás es ese quiebre total de personaje el que hace que funcionen tan bien navegando en el género del horror.

El nivel de suspenso y desesperación que maneja este modo es, creo yo, algo inédito para Star Wars, al menos en el plano audiovisual. Y lo redondo de la experiencia me hace desear que EA dedique recursos a desarrollar un juego dentro de este universo en línea con el estilo de Dead Space o Alien: Isolation.

Hacer algo que sorprenda en algo tan visitado como lo es Star Wars no es cosa fácil. Muchas veces, quizás demasiadas, vemos cómo las misma fórmulas se repiten una y otra vez, pero con distinto empapelado.

No creo que esta revisión de los Ewoks sea la clave del éxito, pero ciertamente ha logrado ser una bienvenida ráfaga de aire fresco.

Tom es Editor de día, laburante de la TV de noche. Sueña con un juego que combine arqueología e ingeniería civil. Ama aprender y enseñar sobre historia. Pueden contactarlo en: tomrusso@pressover.news

Tendencias

Copyright © 2018 PressOver.news