Conectate con nosotros

Articulos

A Rabbit Fable

Siempre hay alguna aventura que vale la pena. ¡Todos los jueves, un juego corto que merece nuestro amor!

Mer Grazzini

Publicado

en

a rabbit fable

¡Bienvenidos! Aquí, todos los jueves, voy a recomendar algunos juegos chiquitos con alguna temática mensual. Hay montones de juegos indies dando vueltas por internet y, aunque duren unos pocos minutos, también merecen nuestro amor.

Mayo empezó con el día del trabajador, así que este mes hablaremos de trabajos y de críticas al sistema capitalista que nos obliga a ir a trabajar todos los días.

A Rabbit Fable es un juego argentino creado sólo por Antennaria (Santiago Franzani), demostrando que hay gente que es buena en todo. ¡Aguante el multitasking!

Es una fábula surrealista sobre el trabajo tercerizado que narra el sueño de un empleado transformado en conejo y su odisea para reencontrarse con su pareja y encontrar un sitio propio.

El conejo intentará complacer a sus superiores dándoles exactamente el producto que ellos quieren (al que éstos se preocuparán por borrarle todo rastro de creatividad e individualidad) para luego terminar escapando a intentar reconstruir ese proyecto soñado de un hogar que sus jefes habían roto en pedazos. Literalmente.

Es una aventura gráfica point-and-click con unos gráficos que mezclan los dibujos animados y el collage de fotos, dando un resultado surrealista, que refuerza la idea del sueño macabro. La manera de comunicarse de los personajes es muy interesante también, porque logran explicar sus requerimientos de manera muy explícita sin usar palabras.

Recordemos que los sueños están por fuera del lenguaje, no usan los mismos mecanismos que en la vida diaria, y generalmente no podemos leer en ellos. El dialecto inventado de los personajes me parece un hallazgo, alternando sonidos sin sentido con sinónimos sueltos de lo que quieren decir.

Por ejemplo, cuando se nos exija tener un sombrero con forma de cono para poder entrar a una habitación, el personaje de la entrada nos gritará, luego de algunos sonidos sueltos, algo como “rrroosssstro conpunta”.

Originalmente el juego no incluía la introducción donde los empleados humanos se transforman en animales, pero el creador comentó que aún en las narraciones oníricas, hace falta un ancla a la realidad para lograr la conexión e identificación de los lectores, y así como tanto Narnia como Alicia en el País de las Maravillas empiezan su viaje en un mundo real y reconocible, también debía hacerlo su juego.

Pero tranquilos eh, que a diferencia de la vida y de la mayoría de los juegos de este mes, A Rabbit Fable tiene un final feliz.

Pueden aventurarse tranquilamente aquí.

¡Y nos vemos la semana que viene, en el próximo VideoJueves!

Corresponsal desde Rosario. Mer divide su tiempo entre luchar contra su tesis de licenciada en Bellas Artes, componer canciones y hacer jueguitos. Sus brownies son reconocidos en varias provincias.

Advertisement

Tendencias

Copyright © 2017 PressOver.news