Conectate con nosotros

VideoJueves

Seasons After Fall

Una excepción al óleo.

Mer Grazzini

Publicado

en

Seasons After Fall

Bienvenidos una vez más a Videojueves, esa sección donde todas las semanas les recomiendo juegos chiquitos y gratuitos con temática mensual. Aunque esta vez, va a ser diferente.

Noviembre se lo dedicamos a plataformeros. Y hoy cerramos el grupo con la frutilla del postre: Seasons After FallUn juego ni tan corto, ni tan gratuito como los que suelo reseñar. Pero sigue siendo lo bastante breve e independiente como para ser una buena excusa y hablar sobre él.

Seasons surge de un pequeño equipo de desarrolladores de Francia que trataron de poner todas las fichas en la estética. Sin embargo, en esta búsqueda por la grandilocuencia artística, dejaron de lado otros aspectos que ya mencionaremos más adelante.

Se trata de un plataformero con elementos de puzzle y protagonizado por un hermoso zorro naranja. Y todo ambientado en un bosque hecho con speedpainting digital que se asemeja a cuadros impresionistas al óleo. No se puede creer lo bien pintado que está. 

Y como si lo visual no fuese suficiente, toda la banda sonora fue tocada en vivo por un cuarteto de cuerdas. Además el juego tiene voice acting en varios idiomas, aunque recomiendo fervientemente escucharlo en el francés original con subtítulos. 

El gameplay tiene una mecánica muy interesante y hermosa: controlamos las estaciones para poder avanzar por distintas partes del bosque buscando a los guardianes de cada temporada. Cada uno nos va a ofrecer controlar el poder de su estación, y con ello modificar el entorno. El invierno congela los lagos y cascadas, el otoño hace crecer los hongos que se vuelven plataformas y la primavera fortalece las plantas.

A medida que vamos consiguiendo controlar el tema, tendremos que resolver gran cantidad de puzzles combinando sus poderes. Por ejemplo, usar el otoño o la primavera para hacer crecer plataformas que nos permitan subir a un punto alto, el verano para incrementar el volumen de agua de lagos y géisers, para luego usar el invierno para congelarlos y poder caminar sobre ellos. Los puzzles están en general bien logrados y también el level design de las plataformas, haciendo que el juego sea realmente muy entretenido.

Ahora bien, no todo son flores. Los sprites están pintados maravillosamente, pero justamente por eso, se vuelven difíciles de animar. Por ende, muchas escenas parecen un poco duras y cometen el mismo error que el resto de los elementos del juego: son largas al pedo.

Tanto el gameplay como la historia se estiran mucho, tardan en comenzar y se vuelven repetitivos. La historia es en realidad una metáfora sobre crecer, con un personaje cobarde y egoísta que no se anima a abandonar a sus tutores pero igual no deja de quejarse de todo y de cómo no es tomada en cuenta. Aunque se tardar mucho en entender algo de todo eso.

También lleva un largo rato conseguir todos los poderes, y una vez que los tengamos, vamos a tener que volver a atravesar varios niveles para poder acceder a nuevas áreas. Todo este repetir, más las animaciones largas cada vez que activamos un puzzle o usamos alguna mecánica, hace que eventualmente nos hartemos y le rajemos alguna puteada.

Pero aún con todo eso, es un título que merece nuestra atención. La primera mitad para maravillarnos y aprender de lo bien hecho que está todo, y la segunda para aprender de sus errores y de cómo podrían solucionarse mejor muchas cosas en caso de que seas desarrollador.

Lamentablemente, como les anticipé al principio, este Videojueves no trata sobre un juego gratuito, pero tampoco es especialmente caro. Por lo que pueden pasar a buscarlo por Steam o jugarlo en PS4 y Xbox One. No digan que no les avisé. 

Corresponsal desde Rosario. Mer divide su tiempo entre luchar contra su tesis de licenciada en Bellas Artes, componer canciones y hacer jueguitos. Sus brownies son reconocidos en varias provincias.

Tendencias

Copyright © 2018 PressOver.news