Conectate con nosotros

Noticias

La Global Game Jam decide desprenderse de James Portnow

Lo habían contratado pese a varias advertencias de su comportamiento tóxico.

Tom Russo

Publicado

en

James Portnow

Tras la ola de acusaciones de acoso y abuso laboral y sexual que surgieron a lo largo y ancho de la industria global contra varios desarrolladores, la Global Game Jam informó ayer que James Portnow ya no forma parte de la organización.

La decisión, según un Tweet publicado en la cuenta oficial de la GGJ, fue tomada de común acuerdo con entre el diseñador y la comisión directiva “para evitar disrrupción en la comunidad”.

Portnow es mejor conocido por ser uno de los fundadores de Extra Credits, canal educativo de Youtube dedicado a cubrir temas relacionados a la industria de videojuegos (como la discriminación de género y la toxicidad en comunidades) y los game studies, que a lo largo de los años a crecido hasta cubrir temas asociados a historia universal y ciencia ficción.

A la par de su trabajo en el canal, ha trabajado como consultor para muchos estudios y logró posicionarse como una figura emblemática en la lucha contra la toxicidad en el gaming, presentándose en algunos de los medios internacionales más importantes del mundo, dando charlas, e incluso colaborando con Microsoft para combatir este problema.

Sin embargo, en junio del año pasado Portnow fue acusado de generar aquello que decía combatir. El relato de Soraya Een Hajji, una ex empleada de Extra Credits, daba cuenta de un comportamiento abusivo por parte del creador, que habría empujado a la mujer a renunciar a su puesto de trabajo.

Si bien desde EC declararon haber realizado una investigación interna que no pudo confirmar lo denunciado por la ex empleada, el hecho de que ella no fuese entrevistada durante ese proceso, así como las denuncias contra Portnow de otros exempleados, y los varios cambios en el plantel hicieron que gran parte de la comunidad de Extra Credits descreyera del acusado y su defensa.

Todo esto volvió a resurgir en estos últimos días, cuando alentadas por los testimonios de otros desarrolladores que sufrieron abusos, dos mujeres más dieron la razón a Hajji, señalando que ambas habrían participado de la investigación interna, que los nombres de los participantes no fueron protegidos, y que esto habría dado a Portnow la posibilidad de ir contra quienes opinaron mal de él. Cosa que según ellas hizo.

La Global Game Jam ya había sido muy criticada por la comunidad, indignada de que pese a las advertencias igual decidiesen contratarlo. La enorme difusión de estas últimas denuncias, y el reflote del caso de Hajji parecen ahora si haberse convertido en un elefante al que ya no se puede ignorar, y de aquí es que se desprende la decisión de separar a Portnow del equipo.

Tom es Editor de día, laburante de la TV de noche. Sueña con un juego que combine arqueología e ingeniería civil. Ama aprender y enseñar sobre historia. Pueden contactarlo en: tomrusso@pressover.news

Tendencias

Copyright © 2018 PressOver.news - Buenos Aires, Argentina.