Conectate con nosotros

Noticias

Unity arremete contra los desarrolladores de juegos multiplayer

El popular motor gráfico cambia sus reglas radicalmente y enoja a profesionales de todo el mundo.

Juan Lomanto

Publicado

en

Unity

Si no sos desarrollador de videojuegos, armate de paciencia porque lo que te vamos a contar puede no ser tan simple para muggles como nosotros. Pero tranquilo, porque al final vas a terminar entendiendo porqué Unity acaba de morder la banquina. Y feo.

Resulta que hace un rato nos empezamos a hacer eco de debates en diferentes redes sociales sobre una resolución que llevó a cabo el famoso motor gráfico. Y la misma, a grueso modo, le estaría prohibiendo los servidores dedicados a desarrolladores de videojuegos multiplayer.

¿Qué significa esto? Bueno, para entenderlo primero tenes que saber algo. En títulos en el que interactuan hasta 16 jugadores, cada uno de ellos puede ser un servidor. El ancho de banda, en general, se lo aguanta. Pero en otros como los Battle Royale, es imposible. Es por eso que los propios creadores tienen que tener servidores internos exclusivamente dedicados al juego, para que la experiencia online sea la adecuada. ¿Hasta ahí estamos? Perfecto.

Hasta el momento, Unity les permitía a creadores de todos los tamaños usar un plug-in (herramienta de desarrollo) para crear sus propios servidores. El plug-in, llamado SpatialOS, se empezó a hacer popular y Unity habría querido comprarlo o arreglar nuevos términos, pero como la negociación no llegó a buen puerto, los responsables del motor decidieron cambiar la licencia y convertirlo en una herramienta ilegal.

El propio fundador de Epic Games, empresa detrás de Unreal Engine y Fortnite, salió al cruce en su cuenta oficial de Twitter. “¿Unity acaba de prohibir todos los juegos multiplayer con servidores dedicados? Con estos términos no podrías crear Fornite, PUBG o Rocket League, afirmó a la vez de que compartía el controversial punto.

Obviamente, Improbable, la gente detrás de la herramienta SpatialOS, también salió a hablar y dijeron: “La acción de Unity afectó de inmediato a proyectos de todos los tamaños. A los que ya están funcionando y los que todavía están en desarrollo”.

Y parece que la cosa es realmente así. Ya que hace unas horas, a raíz de todo esto, Spilt Milk Studios dio de baja los servidores de Lazarus, su último proyecto. Pero al rato, al ver que la medida estaba en un limbo que nadie comprendía, los volvieron a habilitar y comentaron en su Twitter: “No estamos muy seguros de lo que está sucediendo, nos dijeron que el acceso a los servidores se revocaría a las 2:30 pm de hoy, pero parece que eso es no es el caso. Hasta que los servidores no funcionen o nos ordenen que los apaguemos, mantendremos a Lazarus en vivo “.

Como verán, el tema es un despelote total. Aunque lo que queda claro es que Unity, de una manera u otra, se la mandó. En un posible manotazo de ahogado, cambió las reglas de juego para todos de forma bastante dictatorial y convirtió a una herramienta que muchos usaban en algo ilegal. Arruinando, de esa forma, el trabajo de un montón de gente.

Veremos cómo sigue. Los mantendremos al tanto.

Estudió Periodismo en la Universidad de Palermo y escribe sobre videojuegos desde finales de 2011, cuando le publicaron su primera nota en la revista Irrompibles. Luego fue editor y redactor durante 3 años de OWG, colaboró con "El Ciudadano de Pergamino", Planeta Gurú, y co-condujo el programa de radio online "Tanto de todo", por dotcom radio. Pueden contactarlo en: juanlomanto@pressover.news

Tendencias

Copyright © 2018 PressOver.news