Conectate con nosotros
Animal Crossing: New Horizons Animal Crossing: New Horizons

Analisis

Animal Crossing: New Horizons

Un muy necesitado escape de esta cuarentenosa realidad.

Sol Neuendorf

Publicado

en

Por alguna razón, confiaste en una corporación llamada “Nook”. Su presidente, un mapache de nombre Tom Nook, con sus dos sobrinos gemelos Nendo y Tendo como ayudantes, son los encargados de trasladarte a tu nuevo hogar: una isla desierta, en el medio de vaya uno a saber dónde. Vos y dos habitantes más (en mi caso, una ranita parlanchina y un cerdito obsesionado con sus músculos) se van a encargar de darle inicio a este nuevo asentamiento. El único detalle… no te pasaron la factura aún. Y no sé ustedes, pero para mí sería un excelente comienzo de una peli de terror. Así, arranca Animal Crossing: New Horizons.

Comenzando una nueva vida

Hemos esperado por este juego siete largos años, desde que salió Animal Crossing: New Leaf en la 3DS, allá por el 2012. En comparación con las entregas previas de la franquicia, decir que hay mucho nuevo sería modestia. Los juegos de Animal Crossing suelen empezar en una ciudad, con un diseño de mapa aleatorio cada vez que se crea una nueva. En cambio, esta nueva entrega del simulador social se inicia en una isla desierta.

Ya en el aeropuerto, dos asistentes te ayudan a editar tu avatar, elegir qué tipo de topografía querés para tu isla, e incluso en qué hemisferio preferís que esté situada. Después de las presentaciones de rigor, ubicar tu carpa y una noche de jugo de manzana ATR, podemos arrancar el juego propiamente dicho. Oh, así debe sentirse la clase media en un all inclusive. 

Animal Crossing: New Horizons

Pero nuestra mudanza a la isla no es gratuita, tenemos una deuda con Tom Nook en bayas (la moneda del juego) que iremos saldando a lo largo del juego. Aunque, por suerte, este mapache nos tiene preparada una línea de crédito.

Para ayudar en el día a día, Tom Nook te provee de un celular de su compañía para consultar tus millas (otra forma de pago), tu catálogo de flora y fauna (ideal para el coleccionista), e incluso las instrucciones para tus manualidades, de modo que puedas consultar rápidamente los items que necesitas recolectar para tu próximo bricolaje. Además, Tom tiene su propia carpita en la plaza, cuál docente noventoso, para proveerte de todo lo que necesites.

Una vez resueltos todos los canales de proveedores, es hora de laburar: pescar, atrapar, talar, construir, etc. El juego te lleva de la mano, pero sin ser molesto ni invasivo. Tom y sus sobrinos te dejan ir y venir en paz por la isla. Pero si en algún momento te perdés o no sabés cómo seguir, algunos de los sobrinos te orientará hacia la misión más próxima a desbloquear cosas nuevas.

¿Y lo del guión de terror? Bueno, nada más alejado de la realidad. Debo decir que me costó sacudirme esa sensación de “esto es demasiado tierno, algo malo está por pasar”, pero la paz de la isla me terminó ganando. Es un lugar seguro, y todos los personajes están ahí para enriquecer tu visita. Las actividades son sencillas y gratificantes.

Animal Crossing: New Horizons

A nuestro ritmo

La tienda de Tom Nook es el lugar para comprar o vender materiales y otras cosas que lleves, incluidas las malezas (¡sí, malezas!).

Por supuesto, si sos un participante regular de “Acumuladores”, vas a querer conservar esos materiales. Está bien, porque nos serán útiles para construir todo tipo de ítems, como el “hacha frágil”, necesaria para cortar árboles. Por supuesto, tener una nueva herramienta sirve para reunir más materiales y, a veces, pueden aparecer algunas cosillas extravagantes. ¡Cuidado que algunas herramientas se rompen con el uso!

En cuanto a lo social, podemos charlar con los vecinos, regalarles cosas y hacerles favores. Aunque si bien habrá mucha amabilidad, no esperes tener relaciones muy profundas con ellos.

En Animal Crossing: New Horizons algunas cosas se desbloquean de manera diferente, dependiendo del orden en que hagas las tareas. Todo a tu ritmo y con la cantidad de tiempo que desees dedicarle, así sean 15 minutos o 5 horas. No hay necesidad de apurarse, el proceso es lo que cuenta. Hay días soleados y días lluviosos. Y el tiempo transcurre como en la vida real, lo que permite ver el paso de las estaciones: pronto veremos (en el hemisferio sur) como la isla se tiñe de colores ocres y se llena de frutos otoñales.

Además, la banda sonora ayuda a generar este ambiente relajado, y todo en el juego está diseñado con el fin de que sientas que tenés todo el tiempo del mundo para pasártelo ahí. La sensación es como estar de vacaciones en un campamento de la infancia, pero orientado a la decoración y la jardinería, y sin tanto mosquito, ¡que por cierto! podemos atraparlos y venderlos por bayas como al resto de los insectos.

Otra opción menos lucrativa puede ser donarlo al museo local, una hermosa casita que se expande internamente como la cartera de Hermione y revela enormes salas donde las vitrinas esperan tus donaciones de mariposas, fósiles y peces que encuentres en la isla. Soy de lágrima fácil, pero realmente es emocionante pasear por ahí.

Expandiendo las posibilidades

La creatividad que permite Animal Crossing es impresionante. En New Horizons se puede importar viejos vestuarios vía QR, o subir y descargar trajes a través de la tienda de ropa.

Además, el juego tiene herramientas para editarlos, permitiendo un sinfín de diseño. Por supuesto, siempre va a haber un asiático que lo hace mejor. En Japón, por ejemplo, hacen vestuarios personalizados de Pokémon, Harry Potter, trajes de Gucci… bueno, los invito a explorar Twitter y ver todas las cosas que están armando ahí.

Money, money money…

Cada actividad que completes se recompensa con Millas Nook, mientras que los ítems que vendas se pagan en bayas. Ciertas cosas son baratas y se consiguen enseguida, pero otras requieren mucho tiempo de construcción y recolección. Para estas ocasiones Tom Nook tiene, otra vez, una línea de crédito para endeu… AYUDARTE. Si bien es medio usurero con sus precios, sus préstamos son asequibles. Por lo que podríamos decir que es un capitalista copado.

Estos préstamos los podés pagar en mano a Tom, o a través de un depósito bancario con la Terminal Nook, el ATM de la isla que puede gestionar ambas monedas. Al principio trataba de depositar todas mis bayas y dejarme solo un restito para manejarme en el día a día, hasta que me avivé: ¡¿Quién me va a robar acá?!

Pero luego me di cuenta (cof me dijeron cof cof) que al depositarlas mi cuenta generaría intereses cuál plazo fijo. Caching!

¡Hola, amigue!

Esto era un simulador social, ¿no? Así que nos espera un mundo abierto para explorar, con cientos de islas aguardando para cuando te canses de la tuya, o tengas que salir a buscar nuevos recursos para tus proyectos. En estas otras islas podés toparte con nuevos animalitos que tengan ganas de unirse a tu vecindario. Hay que insistirles muy poco, así que choose wisely.

Otra característica interesante es el multijugador, en sus variantes local y online. Si tenés suficientes joy-cons pueden sumarse hasta 4 jugadores en forma simultánea. Para esto, cada jugador deberá tener una cuenta distinta de Nintendo y recibir la llamada (desde el Nookófono) del “líder” de la partida.

Hay una sola isla por Switch, de modo que si hay más de un jugador en cada casa tendrán que compartirla… o comprarse otra consola. El líder es el único que puede hablar y recoger cosas, los demás participantes sólo pueden tomar cosas del suelo, que irán directamente al depósito de Tom Nook. Lo que puede ser engorroso, porque obliga a los jugadores a volver a la plaza central para buscar los items. La otra opción es cambiar de líder cada vez que necesiten agarrar un ítem o herramienta.

En el modo online podés elegir entre abrir tu isla a la comunidad, y que pase el que quiera, o hacer una invitación a algún amigue en especial. Eso sí, vas a necesitar una membresía de Nintendo Switch Online si querés conectar Animal Crossing: New Horizons a Internet. Cuando se trata de invitar a jugadores a tu isla, podés tener hasta siete visitantes a la vez, lo que significa que habrá ocho jugadores en total. Ya sea para que entren o para salir, tenés que ir al aeropuerto de Dodo Airlines. Ahí Rafa y Rodri te ayudarán con su ultraliviano, siempre bajo el feliz y monopólico lema de “Dodo Airlines, tu única forma de viajar”.

Tengo que agregar en este punto que esta función es de las que más satisfacciones me dio. Hace casi dos semanas que en Argentina estamos en cuarentena por el Coronavirus (primero voluntaria y después obligatoria), y gracias al modo online pude coordinar con una amiga que pase a visitar mi isla. Paseamos por el museo, nos regalamos items, etc. Mirar estrellas fugaces juntas, entra en el top de momentos lindos vividos de la mano de un videojuego. ¡Gracias, Nintendo!

Conclusiones

Diseñado para que hasta el más inexperto entusiasta pueda empezar a jugar sin dificultades, pero sin ser condescendiente con el jugador, Animal Crossing: New Horizons es (literalmente) un viaje de ida.

La mayor parte del juego se trata de exploración y el descubrimiento. Lo más frustrante que te puede pasar es que se te escape un pez o que te piquen las avispas. El objetivo es mejorar tu isla ad eternum pero sin prisas. Esta nueva entrega es un bálsamo de tranquilidad, un refugio de paz donde transitar exitosamente días de ansiedad.

Si bien el juego tiene un aspecto muy familiar, hay muchos detalles nuevos que son interesantes. Además, Nintendo ya ha confirmado que los jugadores recibirán muchas actualizaciones gratuitas, comenzando con el “Bunny Day” en la primera semana de abril. Vi algunas imágenes con huevitos de pascuas de colores, y mi fangirl de “My Little Pony” interior ya se puso a correr en círculos de la emoción.

Animal Crossing: New Horizons se trata de cultivar y mantener tu propio espacio así como tu amistad con los vecinos, pero con una estética de lo más adorable y una interfaz súper amigable. Todos estos elementos conjugan lo más atractivo que el juego provee: un muy necesitado escape de esta cuarentenosa realidad.

 

9 Puntos
Lo bueno
  • El arte y la estética
  • Personalización inmensa
  • Un montón de novedades
  • Lo malo
  • No permite elipsis en diálogos repetitivos
  • Una isla por Switch
  • Algunas opciones de gameplay o inventario llevan demasiados pasos
  • Desarrollador: Nintendo
    Lanzamiento:  20 de marzo de 2020
    Plataformas: Nintendo Switch
    ¿En Español?: Si
    Fuente: Copia provista por Nintendo Latam

    Diseñadora gráfica UBA, ilustradora y experta en cosas. Con una confianza y autodeterminación superiores a las de Milazzo, si la mandamos, ella solita nos diseña un Arkham nacional y popular. Cinéfila, lectora, neófita gamer y consumidora de cuanto dato inútil haya.

    Advertisement

    Suscribite al Newsletter

    Tendencias

    Copyright © 2018 PressOver.news - Buenos Aires, Argentina.