fbpx
17.1 C
Buenos Aires
viernes, septiembre 30, 2022

Boludle: el wordle argento

¡Qué hacés, boludle, qué hacés! Traemos unas palabras de los creadores del wordle argentino.

Imanol Prieto

¡Escribo sobre videojuegos cuando me da el cuero! Tengo alguna cosa loca con la música de los ochenta. Me gusta caminar por los mapas allá donde el diablo perdió el poncho.

Más notas del autor/a

Hace unas semanas Leo nos comentó en su artículo de qué iba el fenómeno de Wordle. Hoy queremos contarles sobre Boludle, la traspolación argentina del famoso juego de palabras que se ha vuelto furor.

Ya todos hemos visto lo que ha sido Wordle: una catarata de publicaciones y fraternidad cibernética en torno a descubrir la palabra del día (con la manija que Leo dejó bien clara y de la cual también soy parte). Lo loco y simpático ha sido que, hace poco más de una ha surgido una nueva variante socarrona: una que pretende explorar nuestro argot y modismos regionales.

¿Cómo nació Boludle?

La idea y ejecución viene de las manos de una pareja argentino-holandesa (ella abocada a la ingeniería y a la sustentabilidad, él a la física y la ciencia de datos) quienes entre wordle y wordle cada noche, se les ocurrió proponer esta nueva variante argenta. 

boludle

El dúo comenta que hace tiempo querían practicar programación y, a su vez, aprovechar a realizar análisis de datos con los resultados obtenidos de dicha creación. El famoso juego de descubrir la palabra les dio la posibilidad de dar rienda suelta a dicha inquietud, colgando en internet un simpático y rocambolesco título que nos retrotrae a pensar en las expresiones particulares de nuestro país para poder anotar un poroto. 

Boludle (el chiste que terminó quedando como el nombre de la adaptación) se ha vuelto una propuesta enternecedora que con definiciones graciosas y ejemplos contextuales está creando una comunidad que tiene feedback abierto con les propios creadores, les cuales comparten las broncas, los festejos y las consultas de sus jugadores a través de su cuenta de Twitter.

Simple pero efectivo… y cómico

¿Cuál es la diferencia? Además de funcionar como el clásico Wordle, pero incorporando nuestro lunfardo como parte de la ecuación, también tiene un factor adicional que lo hace doblemente divertido: cada palabra acertada dispara su correspondiente definición, acompañada de una descripción divertida y frases acorde sobre su utilización. De alguna forma nos recuerda un poco al famos Urban Dictionary, pero versión argenta.

Sobre su impacto

El clon tiene una corta vida aún, pero los datos reflejan sutilezas lingüísticas que son parte de nuestro día a día. Hasta ahora, más de 40.000 usuarios únicos lo han jugado, y por día están jugando cerca de 15.000 usuarios

Al proponer el descubrimiento de una jerga, Boludle se complica aún más. Es sucede porque se mete de lleno con la posibilidad de que la ubicación espacial, la edad, el contexto social de uso o de procedencia afecten al descubrimiento o no de la palabra del día, volviéndose la propuesta una gran fuente de datos para el estudio sociolingüístico. ¡Una genialidad si tenemos en cuenta que sus creadores están abiertos a recibir más palabras de sus jugadores, tornándose el fichín un espacio que puede albergar las particularidades de nuestra variante lingüística a la mano!

En sus propias palabras, escriben que “la idea es que boludle tenga palabras que se usan en Argentina, más allá de su edad o donde vivan en el país”. 

Como la idea recién está arrancando, no podría ser mejor momento para sumarse y probar cuán pillos somos para adivinar términos en esta interesante adaptación. 


Si llegaste hasta acá y te gusta lo que hacemos en Press Over, medio independiente hecho en Argentina, siempre nos podés apoyar desde la plataforma de financiación Cafecito. Con un mínimo aporte nos ayudás no sólo con gastos corrientes, sino también con la alegría de saber que estás del otro lado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas notas