fbpx
23.5 C
Buenos Aires
domingo, diciembre 5, 2021

Cadence of Hyrule

Branko Aime

Periodista, licenciado en comunicación social. Se desempeña como responsable de prensa de la Municipalidad de Los Molles, San Luis. Y como columnista de la revista Cooltura, del diario más importante de la provincia.
Fanático de la cultura pop, el cine, el animé y los videojuegos. Siempre esta buscando nuevas cosas en las que obsesionarse.

Más notas del autor/a

Cadence of Hyrule

Cadence of Hyrule – Crypt of the NecroDancer Featuring The Legend of Zelda (la pelota que es largo el nombre) es un hito en la historia de los videojuegos. Es la primera vez que Nintendo permite a un estudio independiente utilizar una de sus IPs. Y arrancaron nada menos que con la saga protagonizada por LinkUna apuesta enorme.

Por un lado, Zelda es conocido por sus spin-off mediocres en el mejor de los casos, y fracasos históricos en el peor (excuse me princess). Y por el otro, la industria independiente tiene su oportunidad de saltar al mainstream con una empresa como Nintendo. Quizás esta experiencia nunca vuelva a ser replicada por otro grande, por eso Cadence of Hyrule va a quedar en la historia.

Para quienes no los conozcan (y no hayan leído el nombre completo del juego), los encargados de Cadence of Hyrule son los muchachos de Brace Yourselves Games, los mismos que en 2015 sacaron Crypt of the NecroDancer, un roguelite dungeon crawler rítmico. Si, tan loco como suena.

Manejábamos a Cadence, la hija de un explorador que se aventura en la cripta del NecroDancer en búsqueda de su papá. Con un diseño procedural y permadeath típico del género. Más jefes aleatorios, niveles con incremento exponencial de dificultad y mejoras que permanecen luego de  cada  muerte.

Lo bello del juego es que mezcla estos elementos con los de un juego rítmico. Cadence y los enemigos se mueven y atacan al ritmo de la música. Fallar el compás nos hace perder el turno y nos expone. Cada enemigo tiene su patrón y su manera de telegrafiar sus movimientos, pero lo más interesante es que cada nuevo nivel tiene una música más intensa y por ende una dificultad mayor simplemente por el ritmo más veloz.

 

Cuando Cadence of Hyrule se anunció, el trailer mostraba a la protagonista acompañada de Link y Zelda, todo con un estilo de juego muy NecroDancer. Con escenarios y enemigos de la franquicia de Nintendo. A simple vista parecía poco más que un Reskin. De hecho podría confundirse con DLC o una expansión.

Pero el resultado final es mucho más que eso. Es una carta de amor a The Legend of Zelda, en especial a los clásicos de 2D, o mejor dicho al mejor de ellos, A Link to the Past. Con un mapa que es un homenaje atrás de otro, desde la primer pantalla de Link recreando su casa en el bosque hasta el castillo de Hyrule. Más personajes y escenarios de otros tantos juegos de la franquicia.

Podremos visitar el Molino de Viento, la Montaña de la Muerte o la aldea Kakariko. Pelear con Lizalfos, Bokoblins y Lynels, obtener ítems clásicos como los báculos de hielo y fuego o la Hoja Deku y ver Gorones o Zoras, incluso a Impa. Una maravilla.

Cadence of Hyrule

Aunque el título tampoco se olvida de sus orígenes, ya que también es una carta de amor al NecroDancer. Desde sus protagonistas, Cadence y Octavio, hasta los patrones y movimientos de ciertos enemigos que copian aquellos de los originales. Incluso el estilo de las mazmorras recuerdan más al juego de Brace Yourselves Games que a los Zelda clásicos.

Cadence of Hyrule es un perfecto crossover de dos juegos diametralmente distintos. La exploración y sentido de aventura de los Zelda parecen imposibles de mezclar con el género Roguelite o los Dungeon Crawlers. Y la dificultad de NecroDancer es inaccesible comparado con la experiencia más relajada de un Zelda moderno. Sin embargo ahí está.

Este juego solo puede existir gracias a la maestría de confección y la atención al detalle de Brace Yourselves Games. La accesibilidad es baja para quienes no hayan jugado NecroDancer. Aunque los primeros intentos son una lucha por mantenerse vivo y entender qué está pasando. Pero un sistema de checkpoints y la posibilidad de retener armas y objetos después de la muerte logra aliviar esa brutalidad sin ser condescendiente.

Las mejores armas y muchos de los objetos se rompen o están detrás de desafíos de enorme dificultad y cada sistema es parte fundamental de alguno de los dos juegos.

El juego comienza con Cadence llegando a Hyrule luego que Octavio hechizó todo el reino en un sueño profundo. Pasado el tutorial podremos usar a Link o Zelda y comenzaremos en un punto aleatorio de un mapa generado de forma procedural. Al igual que las mazmorras y enemigos, que cambiarán todo el tiempo.

El objetivo es sencillo: destruir los cuatro paladines de Octavio y salvar Hyrule. Los fanáticos de los Zelda pensarán que luego de destruir a estos paladines tendremos que jugar las ocho esferas del poder y las tres piezas del destino para despertar el poder de la verdadera amistad, pero en realidad el juego es corto y sencillo. Cuatro jefes y la zona final.

La experiencia dura solo algunas horas pero tiene una buena rejugabilidad debido a su aleatoriedad, diferencia de estilos en sus personajes y posibilidad de jugarlo de a dos (solo de modo local).

Es una aventura contenida, que ofrece rápidamente todos sus puntos fuertes y pide a gritos maratonearse. El mayor problema es que con su precio de 25 verdes puede parecer muy contenida teniendo juegos Indie más baratos y mucho más extensos. Otro de sus puntos débiles es que entre más exploremos y más objetos obtengamos el equilibrio de estilos se hace cada vez más frágil y rompe la experiencia. Básicamente, mientras más poderoso sea nuestro personaje, más probable es tanquear el juego y ocultar nuestra falta de habilidad.

Aún así es una experiencia maravillosa y única. Aunque sea para disfrutar los increíbles remixes de temas clásicos de Zelda en el estilo de NecroDancer a cargo de Danny Baranowsky. El mismo tipo que compuso la música de The Binding of Isaac, Super Meat Boy y el remix de Cave Story 3D. Usa tonos súper reconocibles por los fans de la saga de Nintendo pero totalmente renovados. Con dos estilos. Uno para combates y otro, más relajado, cuando la pantalla no tiene enemigos y podemos movernos libremente.

En conclusión, Cadence of Hyrule es altamente recomendable, tanto para para fans de NecroDancer como de Zelda. Y un caso de estudio para la industria. Ya va hora de darle Metroid a Team Cherry (Hollow Knight) y Banjo & Kazooie a Gear For Breakfast (A hat in time). purando el trámite.

 

8 Puntos
Lo bueno
  • Música
  • Balance de estilos
  • Lo malo
  • El precio
  • Poco accesible
  • Desarrollador: Brace Yourselves Games
    Lanzamiento:  13 de junio de 2019.
    Plataformas: Nintendo Switch.
    ¿En Español?: Si
    Fuente: Copia adquirida por Branko Aime.

    Últimas notas