fbpx
19.8 C
Buenos Aires
domingo, noviembre 28, 2021

Call of Duty: Cold War ¡¿Qué te hicieron?!

Heber Herrera

Ingeniero en Sistemas y especialista en seguridad informática de día, gamer desde que tengo memoria. Amiguero y muy competitivo en el fútbol. Fanático de la saga Metal Gear y amante de los juegos de plataformas.

Más notas del autor/a

Hacía ya bastante tiempo que no jugaba a un Call of Duty por lo que no tenía un parámetro reciente con el cual comparar al Cold War, creo que el último que jugué fue el de Vietnam o alguno más cercano y no me impactó mucho. Por otro lado, nunca fuí muy fanático de los FPS, no son mi estilo de juego preferido, pero en ocasiones me gusta probar alguno conocido como los Call of Duty o Battlefield para determinar si han agregado alguna mecánica nueva.

Es por eso que tenía esperanzas con el Cold War; no es para menos, siendo que había sido nominado a The Game Awards 2020. Adicionalmente, estaba enterado que los últimos Call of Duty habían mejorado, pero me encontré con un juego mediocre, chato, sin muchas novedades para remarcar y que sin dudas su fuerte es el Online.

call of duty

La historia típica yanqui

Sin grandes sorpresas, la historia se basa en tradicionales películas americanas donde los yanquis son los buenos y el enemigo de turno (ejemplo: vietnamitas, afganos y en este caso los rusos) los malos. La época es la guerra fría ambientado en los ’80, como lo indica el título del juego, y la idea es perseguir y buscar la cabeza de un X ruso. La historia es bastante lineal, carece de sorpresas, pero no está mal y presenta un final interesante.

Los escenarios, la mayoría en la URSS o Europa, están bien hechos y ayudan mucho a levantar la calidad del juego pero no son un 10. 

Algo que definitivamente sí me gustó es que es un juego lineal: la idea es que vas avanzando en capítulos a través de misiones escalonadas y no te perdés en la historia, como puede pasar con los open world y sus 1500 misiones secundarias. Si bien hay algunas misiones secundarias para hacer, realmente aportan muy poco a la historia del juego: en mi caso sólo hice algunas. La historia no es larga y haciendo las misiones opcionales no llega a 7 horas, así que es un juego cortito y al pié.

call of duty

Jugabilidad de mayor a menor y con variedad de misiones

Al jugar a un videojuego siempre lo trato de evaluar en base a: si me divirtió, si lo disfruté, si hizo que me olvidara por ese tiempo de todas las cosas y me focalizara al 100% en el juego… y la verdad es que me entretuvo al principio, como toda cosa nueva, pero luego de un rato cayó en un pozo de repetición.

Es un juego al que se le agarra la mano de forma rápida, no se necesita de un largo tutorial. Es fácil incluso jugándolo en hard (y eso que no soy un crack para los juegos ni mucho menos) y me resultó bastante sencillo: matas a los enemigos muy fácil, haces headshots a lo loco incluso cuando no le disparás exactamente a la cabeza (y no, no tenía la “asistencia” activada).

La IA de los NPCs enemigos no es la mejor: te tienen cerca y no logran matarte, lo sé: es un Call of Duty pero estaría bueno que le agregaran un poco más de realismo. Por otro lado, la IA de los NPCs colegas es buena y en varias oportunidades te salvan las papas aunque está la situación de que sí o sí vos tenes que matar a unos determinados enemigos para ir avanzando en la pantalla.

El juego cuenta con una buena variedad de armas de los ’80 y 1 millón de balas para usar, así que tirá tranquilo y a todo trapo que no te vas a quedar con el cargador vacío. Pero no todo es tiros e ir para adelante en el Cold War, ya que han agregado algunas misiones donde te obligan a usar el sigilo o hablar con gente para que te dé data y conseguir un objetivo particular.

call of duty

No es un sigilo a lo Metal Gear Solid ni tampoco te la pasas charlando como en los juegos de rol pero agradezco que hayan agregado algunas mecánicas de juego adicionales al simple disparar. Siguiendo con el tema variedad, el juego tiene algunas misiones donde usas un tanque, helicóptero u otros medios (no quiero spoilear) que ayuda un poco a escapar de vez en cuando de la repetición.

Respecto a los controles, son intuitivos para cualquiera que haya jugado un FPS y no reinventa la rueda. Cabe destacar que manejando el helicóptero los controles se sienten raros, similar a estar manejando una moto que no pesa nada, algo que de por sí es extraño.

Un detalle negativo a destacar en los controles, y que en mi opinión es importante en los FPS, es que el jugador no tiene el movimiento de “asomarse”, eso hace que le reste puntos. Creo que el juego, al ser relativamente fácil, no necesitás exactitud o ese movimiento, o tal vez no lo encontré en las opciones. Hablando de los controles en general, lo jugué en una PS4 y no me pareció complicado o extraño jugarlo con un joystick, así que eso suma puntos para los jugadores casuales.

Gráficos

Lo mejor a destacar del juego en este apartado son las cutscenes: se nota que los desarrolladores le pusieron mucho empeño logrando que sean de gran calidad.

Por otro lado, los gráficos en el juego no son lo que esperaba, tenía la expectativa de que se iban a focalizar en el apartado gráfico, pero no y eso me decepcionó: los gráficos son comunes, y hasta un poco desactualizado para los tiempos que llevamos y comparado con los juegos AAA, deja mucho que desear. Los escenarios están bien hechos, fondos estáticos. Algo raro pasaba con el pelo de los NPCs colegas que no estaban bien renderizados y parecían de PS1, para tener de referencia el juego fue analizado PS4 base.

En Síntesis

Call of Duty: Cold War es un FPS más de la saga, que no aporta grandes novedades. De historia corta, variedad en las misiones y de fácil adaptación, es un juego especialmente útil para descontracturarse matando tipitos después de un arduo día de trabajo en la oficina.


Call of Duty Black Ops: Cold War está disponible en PC, PlayStation 4, Xbox One y PlayStation 5 desde el 13 de Noviembre. Y en Press Over lo estamos jugando gracias a Activision.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas notas