Conectate con nosotros
Dreams Dreams

Analisis

Dreams

La oportunidad de soñar que muchos no tuvieron.

Jimena Veronica

Publicado

en

Después de mucho tiempo de anticiparlo, finalmente Media Molecule lanzó Dreams. Un producto que camina siempre en el límite entre programa y videojuego, y que seguramente va a marcar los precedentes de una nueva era del diseño independiente. Pero esperen, vamos por el principio.

Los orígenes

Este estudio de PlayStation no viene de la nada, inicialmente fueron los creadores de la saga Little Big Planet y del fantástico Tearaway, un claro predecesor de lo que hoy es Dreams. Pero existe mucha gente que por haber navegado siempre en el terreno de los juegos que no son de creación, nunca tuvieron contacto con esto así que hay que explicarlo.

Dreams es una plataforma que permite crear, en el más amplio de los sentidos: hacer juegos, películas, escenas, personajes, objetos, texturas, pinturas, estilos, diseños, música, sonidos, efectos, menús, opciones lógicas, animaciones y mucho, muchísimo más. Es, literalmente, un universo capaz de retroalimentarse de sus propios actores: quienes juegan.

¿Pero qué lo hace diferente de cualquier otra plataforma de diseño de juegos? Su presentación sencilla, sus tutoriales y la comunidad. Estos tres factores combinados hacen que el potencial de Dreams casi no tenga límites.

Dreams

Empezar a jugar Dreams

Quizá lo más tedioso de arrancar con Dreams es adaptarte al universo. Requiere mucho tiempo de reconocimiento y para esto hace falta que apliquemos nuestra paciencia. Reconozco que es probable que la gente más joven (niñxs y adolescentes) seguramente puedan absorber todo con mayor velocidad. Pero yo, con 34 años, y a pesar de que el juego hace todo lo posible por llevarte gentilmente a través de ese aprendizaje, admito que tuve que invertir mucho tiempo para hacer posible un uso digno de la obra de Media Molecule.

Primero, a través de nuestro “imp” (que será básicamente un simpático cursor con cara) iremos atravesando formas geométricas y otras tareas sencillas para aprender el uso de la cámara y las funciones de posicionamiento de objetos. Luego de aprender lo básico, el mundo se empieza a abrir. Y bien podemos seguir aprendiendo a crear o empezar a explorar.

La exploración

Todo arranca con una serie de minijuegos creados específicamente por Media Molecule para el que no quiere arrancar a crear de entrada o jugar los hechos por la gente. El más bello es una aventura de un ex músico de Jazz que debe explorar sus sueños y pesadillas para encontrar el modo de hacer las paces con su banda. Este juego es una pequeña muestra de la variedad de opciones que se pueden ejecutar en Dreams, desde la gráfica, la música, las escenas tipo película, la interacción con objetos, la creación de plataformas, jefes y objetivos. Hasta cuestiones más complejas como el sistema point and click que incluye conversaciones y resultados lógicos en las opciones elegidas.

Una vez conocemos esto y ya estamos super manija para ponernos a crear esas magias, también vamos a recorrer “Sueños” de otros jugadores, y acá es donde se abre el mundo. Se pueden encontrar mini-juegos de naves que disparan, de un cocinero que tiene que preparar todo con la mano izquierda mientras habla por teléfono, un artista enojado porque sus obras no son apreciadas y que debe romper todo lo que está en el museo sin ser descubierto, entre otras.

Hay creaciones que son simplemente imágenes hermosas, otras emulan a la perfección otros juegos (me crucé con una excelente imitación de Cuphead y otra de Zelda), incluso con escenas que son simplemente comida muy bien diseñada. El límite es el cielo.

La creación

Debo haber estado aprendiendo conceptos básicos por tres o cuatro horas, para luego dedicar nada menos que otras dos para crear una simplísima escena de un lago rodeado de plantas al estilo japonés. Pero ojo, que estuve muy orgullosa después de terminada.

Si bien explorar creaciones de otros jugadores es inspirador y divertido, el punto fuerte de Dreams es aprender a crear. El juego nos da la libertad de hacer lo que queramos o bien podemos seguir ciertas consignas, que a medida que van avanzando, suben la apuesta de dicha complejidad. Tendremos objetos a disposición creados por Media Molecule que nos permiten ir generando escenarios: piedras, plantas, nubes, agua, sillas, mesas, espacios enteros, casas, lámparas, música, sonidos, personajes, efectos ambientales, no hay límite para crear y para todo lo que se puede encontrar.

Dreams

Sin embargo, también vamos a poder explorar las creaciones de otros jugadores y usarlas, generando un mundo todavía más variopinto. Además, te sugiere elementos similares a los que estabas usando, haciendo que sea mucho más fácil el desarrollo de tu creación. Yo arranqué armando un paisaje y pronto el juego empezó a sugerirme árboles, flores, plantas, macetas y otros elementos que con gusto incorporé a mi creación.

Animándose a hacer más podemos agregar fácilmente efectos para hacer que el agua se mueva, que un personaje interactúe con el entorno y, por supuesto, seguir el camino para que la escena se convierta en algo más, en una película o un juego. Eso sí, el manejo de la cámara es un dolor de cabeza y pese a las horas que invertí todavía no la pude manejar como me hubiera gustado. Esto, y también la navegación entre creaciones que se vuelve complicada, hizo que varias veces me dieran ganas de revolear el joystick por la ventana. Es cierto que se necesitan plataformas así para consola, pero personalmente me tienta la idea de probar Dreams en un sistema más amigable como la PC, con un mouse y un teclado.

La participación

Terminaste tu primer trabajo. Aplausos, fotos, felicitaciones del juego. Esto no termina acá. Podés compartir tu creación para que otros usuarios participen en él y volverlo algo todavía más increíble. Ya existen grupos solidificados en el universo de Dreams que se dedica a la creación participativa (NdE: ¿los nuevos estudios indies?), y la mejor parte es que todos los hacen desde el sillón de su casa.

Si no tenés ganas de compartir tu creación con otros jugadores, también podés guardarla para tu galería privada o quizá exponerla sin que esté abierta a modificación. En cualquier caso, siempre hay multiplicidad de opciones para hacer posible dar rienda suelta a la imaginación.

En síntesis

Es difícil calificar Dreams cuando no entra en la categoría de juego, sería injusto compararlo. Pese a eso, y por la energía que tiene puesta, se merece una nota enorme, que seguramente pueda transformarse en una perfecta en la medida que siga evolucionando gracias al trabajo de sus desarrolladores y jugadores.

De todos modos, hay algo que les quiero pedir si están leyendo esto: denle una oportunidad, no se dan una idea las cosas que pueden encontrar. Yo lamento un poco que esto no haya existido cuando tenía 14 años, cuando tenía tiempo, pero es realmente la posibilidad de generar algo increíble gracias a la creatividad y un sistema realmente muy accesible. Estoy ansiosa por ver los resultados.

 

9 Puntos
Lo bueno
  • La libertad
  • Posibilidades
  • Tutorial
  • La comunidad
  • Modos de juego
  • Lo malo
  • Manejo de cámara
  • Exploración de galerías
  • Clasificaciones de items
  • Desarrollador: Media Molecule
    Lanzamiento:  14 de febrero de 2020
    Plataformas: PlayStation 4 (también en digital)
    ¿En Español?: Si
    Fuente: Copia provista por PlayStation Argentina

    Astróloga, Gamer, Community Manager, Redactora, estudiante de guión, organizadora de eventos de juegos de rol y mesa en Capital y Gran Buenos Aires. Obsesiva, llorona, profusa detractora de las ciudades. Con claros problemas para mantener la atención en una sola cosa por mucho tiempo. Soy la Comandante Shepard y esta es mi página favorita de la Ciudadela.

    Tendencias

    Copyright © 2018 PressOver.news - Buenos Aires, Argentina.