15.7 C
Buenos Aires
domingo, abril 11, 2021

Maquette: Un diorama de sentimientos

Las emociones a veces pueden ser un rompecabezas, y acá no solo basta con resolver los puzles sino también a hacer las paces con une misme.

Más notas

Pablo Vecchio
Pablo Vecchio

Columnista

Especialista en seguridad informática por necesidad, gamer por placer. Malísimo aceptando la derrota, de decente rendimiento futbolístico jugando abajo. El Final Fantasy Tactics original es mi norte. Lo de la foto es Gatorei’.

Como ya es costumbre, en la nación PlayStation 5 los juegos no abundan y cualquier contenido nuevo es bienvenido, más aún cuando viene de manera gratuita. Este es el caso de Maquette, un walking simulator con puzles que vió su debut como parte de los juegos mensuales de PlayStation Plus, junto a Final Fantasy VIIR, Remnant from the Ashes y Farpoint. A continuación les comparto impresiones y sensaciones después de haberlo terminado, así que considérense avisades de que pueden encontrar algún que otro spoiler.

maquette

El juego debut de Graceful Decay, un pequeño estudio indie localizado en San Francisco, toma claras influencias de juegos como The Witness, Everybody’s Gone to the Rapture y Gone Home, entre otros. Luego de una breve introducción tanto de historia como de mecánicas, Maquette nos presenta varios niveles con una maqueta de ese mismo nivel en el centro del escenario(de ahí el nombre del fichín), los cuales tienen varias zonas con puzles a resolver.

La maqueta central, lejos de ser un detalle bonito en el mapa, funciona como herramienta clave a la hora de resolver los diferentes rompecabezas que el juego presenta. ¿Cómo? Permitiendo modificar el mapa en tiempo real con objetos que en “el mundo real” normalmente tendrían otra función. El ejemplo más sencillo que se me ocurre para explicar esto es una llave del primer nivel: si bien sirve para abrir una puerta, colocándola en la maqueta hace las veces de puente en el plano de los tamaños “normales”.

maquette

La idea, si bien simpática de entrada, se desdibuja a medida que avanza la trama con puzles que bien podrían tener más de una resolución gracias a este recurso pero que por el contrario, tienen solo una resolución a veces no muy intuitiva y va a generar frustración en más de une.

Por suerte tanto el apartado artístico como el narrativo están presentes para que la idea de abandonar el juego quede ahí, en solo una idea. La historia es un relato sencillo pero eficaz de 2 horas y media (aproximadamente) sobre “el ciclo de vida” de una pareja, que se presenta mediante textos de luz en paredes varias o secuencias de diálogos de la susodicha relación acompañados por ilustraciones que se van formando ni bien y conforme la charla avanza.

Michael y Kenzie se conocen, se enamoran, proyectan, se pelean; todas estas etapas se reflejan en los diferentes puzles, algunas mejores que otras. Nosotres, encarnando a Michael no estamos solo resolviendo rompecabezas para avanzar la trama, sino que también estamos solucionando y aceptando cuestiones internas relacionadas a la pareja para poder mejorar como persona.

Está claro que lo más destacable es el aspecto visual y musical del asunto. Como ya mencioné anteriormente, el juego tiene un estilo visual muy The Witness, con gráficos sencillos pero coloridos y bien acomodados para formar diversas postales que, acompañadas del soundtrack indie elegido para cada etapa de la relación entre Michael y Kenzie, hacen del juego algo lindo de experimentar, dejando las frustraciones en segundo plano.

maquette

Frustraciones que resurgen un poco cuando tenemos que manejar ciertos objetos con el DualSense. No les puedo explicar la ira que me agarré por momentos tratando de acomodar piezas con los sticks, a veces no pudiendo lograr ubicarlas en el lugar deseado e incluso llegando a afectar la posición del personaje respecto del objeto en cuestión. No pasa muy seguido, pero cuando pasa es consistente y te hastía bastante.

Yo no soy de jugar mucho este tipo de juegos, sin embargo encontré en Maquette una historia que me enganchó con sus visuales y banda sonora. Si bien la resolución de puzles oscila entre muy lineal y muy ambigua, en ningún momento sentí ganas de abandonar la historia ya mencionada. Si tienen PlayStation Plus pueden aprovechar y bajarlo gratis. De no ser así, recomiendo que lo adquieran en Steam, donde tiene un precio más acorde al contenido que nos están dando.


Si llegaste hasta acá y te gusta lo que hacemos en Press Over, medio independiente hecho en Argentina, siempre nos podés apoyar desde la plataforma de financiación Cafecito. Con un mínimo aporte nos ayudás no sólo con gastos corrientes, sino también con la alegría de saber que estás del otro lado.

Más notas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimos artículos