fbpx
10.6 C
Buenos Aires
jueves, agosto 11, 2022

Elden Ring: Impresiones de la beta.

Estando a tan solo 3 meses y monedas de la salida de Elden Ring, tuvimos acceso a la beta cerrada y te contamos nuestras sensaciones.

Pablo Vecchio

Columnista

Especialista en seguridad informática por necesidad, gamer por placer. Malísimo aceptando la derrota, de decente rendimiento futbolístico jugando abajo. El Final Fantasy Tactics original es mi norte. Lo de la foto es Gatorei’.

Más notas del autor/a

Elden Ring, aquel título que se exhibiera por primera vez en 2019 para volver a dar la nota en 2021 anunciando su salida a principios de 2022, acaba de subir en mi lista de prioridades de manera astronómica gracias a la prueba de stress de sus servidores el pasado fin de semana.

Siendo un jugador cuanto mucho mediocre de los afamados soulslike, me zambullí en las Tierras Intermedias con expectativas moderadas. No por el juego en sí, sino más bien por mi capacidad de poder disfrutarlo. Seis horas después, fui a contar los días que faltaban para que salga la versión completa. Así de bueno es Elden Ring. Estando apenas a tres meses de su salida oficial, te tiro unas puntas de por qué no te podés perder lo que para muches será su primer soulslike.

La exploración como estandarte

No hay dudas de la fuerte inspiración que From Software tomó de títulos como The Elder Scrolls V: Skyrim o The Legend of Zelda: Breath of the Wild a la hora de diseñar el mundo de Elden Ring, minimapa y montura incluidos. Esta configuración de mundo abierto, nueva para este tipo de juego, es una bocanada de aire fresco para les veteranes, así como una puerta de entrada un tanto menos frustrante para debutantes del género.

elden ring
No hay chiste en esta leyenda. Contemplen la belleza del mapa.

Ya desde el comienzo somos libres de hacer lo que nos plazca, deambulando por las Tierras Intermedias sin un orden aparente. Así es como pasado los primeros 5 minutos, un jinete y su corcel me mataron cuando yo lo único que quería hacer era preguntar por direcciones. Reaparezco en el mapa en el último Site of Grace activado: checkpoints que hacen las veces de las hogueras clásicas del soulslike. Abundan en el mapa funcionando como un lugar de descanso que regenera nuestras pociones, nos permite subir de nivel y al mismo tiempo convirtiéndose en un punto de fast travel permanente. Pero además, ofrecen un haz de luz que apunta en dirección hacía donde “deberíamos” ir.

Superada la golpiza, decidí seguir a la luz pasando lejos del jinete. Llego a un campamento custodiado por soldados. Decido no meterme y en cambio, me dirijo hacía charco de agua grande que se cree lago. A uno de sus lados, bajando unos metros diviso una puerta incrustada en el paisaje, que me termina llevando a un nuevo site of grace y se convierte en la entrada a una pequeña mazmorra. Énfasis en pequeña.

elden ring
Tree Sentinel. Más vigilante no se consigue.

Luego de recorrer dos habitaciones y ser asaltado por bichos muy bien escondidos, habilito un mecanismo que me abre una reja en el otro extremo del calabozo, dando paso a la ya famosa puerta de niebla y, en consecuencia, a un enfrentamiento con el jefe de turno. Tres golpes y estoy en el piso. You died. Vuelvo al sitio de gracia del comienzo, corro hacía la niebla nuevamente y busco la venganza. Casi caigo de nuevo, pero la poción extra que antes había consumido para abrir la puerta me dio la victoria. Looteo una invocación para llamar a una turba iracunda de nobles espirituales (no es joda). En esa misma habitación se me ofrece volver a la entrada del calabozo. Acepto.

¿Por qué le dedique tanto espacio a esta secuencia? Porque me parece fundamental para entender cómo funciona Elden Ring, manteniéndose fiel a su pedigree lúdico al mismo tiempo que brinda pequeñas victorias a aquelles que timorates agarraron el joystick esperando la misma historia de siempre. Por supuesto que existen las zonas super imponentes con un diseño de niveles intrincado y las boss fights características que From Software supo cultivar a lo largo de los años. La diferencia es que ahora vamos a estar mejor preparades para afrontarlas luego de haber explorado el mapa, superando desafíos de una escala un tanto más terrenal que Blighttown o Prison of Hope. Un acierto descomunal en pos de la accesibilidad. Y no es el único.

elden ring
Desviarse del camino como forma de vida.

Ante la duda, se castea un hechizo

El combate de Elden Ring es la comunión de diferentes elementos encontrados a lo largo de la “saga” souls, de los cuales me llamaron poderosamente la atención las weapon arts y el hecho de poder saltar. Por un lado las artes con armas nos permiten, tal como su nombre lo indican, asignarle un arte a un arma particular. Estas habilidades pueden ir desde un parry que refleja hechizos hasta un grito de batalla que incrementa el daño infligido.

Por el otro, algo tan trivial como un botón de salto le agrega una dimensión al combate en general, pudiendo dar golpes en el aire que le van a doler más al enemigo, tanto en vida como en la integridad de su postura. Se puede utilizar para esquivar golpes horizontales, pero al no tener frames de invulnerabilidad (como si lo tiene el roll), quizás es una maniobra que le dejaría a gente más veterana en el asunto. Naturalmente, saltar también consume stamina.

elden ring
No quiero ser una PS4 procesando todos los elementos posibles de un combate.

La magia vuelve, más picante que nunca. Ya de entrada, el pool de pociones de vida ahora es compartida con pociones de magia y lo podemos distribuir a nuestro gusto y piacere, dando la pauta que hay un énfasis puesto en el uso de las artes ocultas. Habrá que ver con que hechizos se arranca en el juego completo, pero en esta oportunidad las dos clases que probé con magia comenzaban la aventura con habilidades arcanas que derretían la barra de vida de cualquiera que se parara enfrente nuestro (bueno, cualquiera menos el jinete ortiva). Además, algunos conjuros contaban con otras propiedades, como interrumpir acciones de algunos bosses, algo que con un buen timing nos puede hacer progresar con tranquilidad los primeros mini dungeons.

Las invocaciones vuelven a estar presentes, y esta vez con un apartado offline muy fuerte que le agrega otra capa más al combate que a esta altura ya se parece a la analogía de Shrek y las cebollas. ¿Se acuerdan de la turba iracunda de nobles que mencioné más arriba? Durante nuestra aventura vamos a encontrar cenizas de espíritus (nobles, guerreros, lobos, etc.) que podremos llamar durante una pelea para que nos asistan, una vez por encuentro. Es una buena forma de llamar la atención de les enemigues (sobre todo de les jefes), ya sea para darnos un respiro o para meter un suculento backstab.

elden ring
Almas en pena atrayendo el aggro: les verdaderes héroes de esta historia.

Estas invocaciones son aparte de las ya famosas invocaciones online, donde jugamos con amigues y desconocides, y una no excluye el uso de la otra. Adicionalmente, ambas comparten que solo pueden ser invocadas en ciertas zonas, marcadas en el mapa por unas estatuitas blancas y en el hud por un pequeño ícono reminiscente a las puertas de Moria.

Después de estar jugando largo y tendido, terminé entendiendo que todos estos componentes dentro del combate va a ser lo más cercano a tener un selector de dificultad. Para una experiencia mucho más llevadera, probablemente hagas uso de todas las mecánicas descriptas anteriormente. ¿Querés ir en paños menores y con una rama? También podés. Es lo bueno de este sistema, en donde cada une va a elegir cómo disfruta del viaje. Esto es algo que siempre estuvo presente en los soulslike, pero creo que Elden Ring lo tiene de manera mucho más evidente.

elden ring
¿Podés pelearle a un dragón en sunga con un pedazo de madera? Podés. No lo recomiendo.

You Died

De momento, esto es lo que me sale decir sobre la versión de prueba. Todo lo que vi y experimenté de Elden Ring me fascinó y me mantuvo enganchado más de lo que esperaba. Me fui de las Tierras Intermedias con una impresión tremendamente grata y sumando un juego más a la wishlist de 2022. Espero que en algún momento previo al lanzamiento se libere una versión de prueba para el público en general, porque estoy convencido que va a atraer a mucho más público y no solo al fandom de “morir y volver a intentar”.


Si llegaste hasta acá y te gusta lo que hacemos en Press Over, medio independiente hecho en Argentina, siempre nos podés apoyar desde la plataforma de financiación Cafecito. Con un mínimo aporte nos ayudás no sólo con gastos corrientes, sino también con la alegría de saber que estás del otro lado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas notas