15.7 C
Buenos Aires
domingo, abril 11, 2021

It Takes Two: Josef Fares presenta su nueva obra

La fusión perfecta entre Brothers: A Tale of Two Sons y A Way Out.

Más notas

Jimena Veronica
Jimena Veronica

Editora General

Gamer desde los 5, aficionada a los juegos de mesa, técnica astróloga, guionista, community manager, redactora y organizadora de eventos de juegos de rol y mesa. El multitasking es mi pasión.
También obsesiva, llorona y profusa detractora de las ciudades.
Soy la Comandante Shepard y esta es mi página favorita de la Ciudadela.

It Takes Two es un título para dos jugadores desarrollado por Hazelight Studios, estudio conocido por A Way Out, también dentro de la misma línea colaborativa. Su atractivo primordial reside en la fama de su guionista: Josef Fares, autor de ambas narrativas, junto con Brothers: A Tale of Two Sons y otras películas ganadoras de varios premios. La popularidad de Fares se destapó cuando, en los GOTY 2017, dio un acalorado discurso sobre las microtransacciones de EA, generando una oleada de fanatismo, memes y conversaciones pertinentes sobre el tema. 

 

Luego de haberse forjado semejante reputación, Josef decide lanzar este juego que si bien está distribuido por nada menos que el némesis de las microtransacciones (la mismísima EA) el estudio no permitió la existencia de ninguna venta dentro del título. Electronic Arts, ni lentos ni perezosos, prepararon nada menos que una rueda de prensa muy elaborada para mostrar la obra antes de su lanzamiento; lo que me hace pensar que están tratando de dar una imagen benevolente, pero eso es historia para otro artículo. 

La rueda de prensa

Esta fue una de las partes más interesantes del evento. Principalmente porque Josef se destaca por su sinceridad perforante. Fue muy directo: comentó que el juego sería lineal y muy sencillo de superar, que los puzles no iban a representar desafíos demasiado complejos; “lo van a disfrutar mucho y se van a divertir”. Fares de todos modos destaca la importancia de la narrativa como lo ha hecho con los pasados títulos, en este caso pensada desde la postura de una niña que tiene que afrontar algo muy frecuente desde hace como 50 años, pero curiosamente poco abordado en videojuegos: la separación de sus padres. 

It takes two

Sin embargo, en este caso ella no será la protagonista, sino sus progenitores ocupando los cuerpos de dos muñecos que hizo a mano; todo producto de un libro de consejos de amor de dudosa procedencia y sus lágrimas de tristeza después de recibir la noticia del divorcio.

Así es como Cody y May cobran vida con sus nuevos y diminutos cuerpos, no quedándoles más alternativa que encontrar la forma de llegar a su hija trabajando en equipo y ¿Quizá? reavivando su amor. Todo esto guiados por el libro el que también toma vida con el nombre de Dr. Hakim y sin duda es lo más destacable, un personaje que habla un extraño spanglish con una personalidad tan divertida como insoportable, según el momento; y ese es su verdadero encanto.

Según Fares, la obra no es exactamente como A Way Out, pero toma sus mecánicas y se acerca un poco más a Brothers: A Tale of Two Sons, donde el enfoque está puesto en que lo cooperativo mediante la pantalla dividida, lo más valioso para avanzar en la historia. 

It takes two

Todo lo demás 

No caben dudas de que, como nos dijo su autor, es divertidísimo. Sí o sí debe ser ejecutado por dos personas, puede ser desde una misma pc, desde el teclado más un joystick cada unx; o puede ser online con el periférico de preferencia. En mi caso me quedé huérfana de compañero y tuve que buscar en discord, allí me encontré a Rodrigo, un mexicano muy amable al que le mando un abrazo grande si está leyendo esto. Me llevo como anécdota divertida que toda su familia se había dado la vacuna recientemente y los vecinos le iban a tocar timbre a cada rato para preguntarles si estaban bien, como había sido, si tuvieron efectos adversos… estas cosas extrañas que solo pasan en tiempos de covid. 

Cuestión que la conectividad, incluso al estar jugando desde países tan distantes, fue muy pero muy destacable. Además, no es poca cosa el nivel gráfico que ofrece, claramente está hecho para la nueva generación, aunque eso también me hace preguntarme como harán las consolas de la generación pasada para tolerarlo sin dificultades, incluso a mí con una buena placa (GTX 2090) a veces me tiraba un pequeño bajoncito de frames. 

Pero si tienen la suerte de disfrutarlo con una placa alta o una de las consolas más recientes, el apartado gráfico es lo más destacable. Las texturas, los colores estridentes y las animaciones son realmente una belleza, parece que estuviéramos jugando una película de Disney. 

Las mecánicas, como les adelanté antes, son divertidas pero si están en busca de un desafío dejan mucho que desear. Todo se deduce fácilmente y la parte de plataformas no exige demasiado, en ningún momento nos quedamos trabados y las “torpezas” (generalmente las mías, ja) no nos demoraron más que algunos pocos minutos y un buen rato de risas. 

Creo que sin duda el punto más fuerte es la narrativa… pero no sabría decirles porque EA nos mostró hasta el segundo capítulo. Personalmente me parece que es ideal como opción familiar y trae a la mesa algunas cuestiones emocionales interesantes de debatir en la dinámica afectiva, esa es la parte que más me interesaría escuchar conforme la gente lo vaya jugando.


Si llegaste hasta acá y te gusta lo que hacemos en Press Over, medio independiente hecho en Argentina, siempre nos podés apoyar desde la plataforma de financiación Cafecito. Con un mínimo aporte nos ayudás no sólo con gastos corrientes, sino también con la alegría de saber que estás del otro lado.

Más notas

2 Comentarios

  1. Yo tenía muchas expectativas del A way out y fueron las mecánicas lo que justamente nos parecieron simplificadas al ridículo. ¿Se la juega un poco más?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimos artículos