Conectate con nosotros
Ponpu Ponpu

Primeras Impresiones

Ponpu: dos mecánicas clásicas con un sabor original

A un par de meses de su lanzamiento, probamos el juego argentino de forma exclusiva.

Mer Grazzini

Publicado

en

Hacer un juego es como comer una naranja. Bueno, no como comerla, pero sí como cocinar con ella. Podés hacer una tarta, una mermelada, un clericó, incluso un pato a la naranja. Porque mucho de la cocina es mezclar ingredientes: ¿qué pasa si al omelette, en vez de jamón y queso, le ponés banana y dulce de leche? ¿qué pasa si mezclas esa receta de caldo con unas cebollas acarameladas y la carne que sobró de ayer? Ponpu va un poco de todo eso. Y también va de patos a la naranja. 

Los responsables son la gente del estudio argentino Purple Tree, de quienes ya hemos hablado cuando lanzaron Golazo en Switch o cuando ganaron dos premios en Game Connection Europe con esta misma obra que les traigo hoy.

Ponpu es, al igual que Golazo, un encare innovador a un juego clásico, una combinación perfecta entre Bomberman y The Legend Of Zelda. Dos juegos que, a priori, no comparten mucho más que su perspectiva top-down y la habilidad de poner bombas, pero que acá logran una simbiosis genial creando un resultado divertidísimo. 

Ponpu

Como ya te habíamos contado, Ponpu iba a ser originalmente un juego enfocado solamente en el multiplayer, presentando tres modos de juego diferentes, todos geniales. Death-match, al mejor estilo Bomberman, lanzando huevos explosivos y tratando de ganarle a los otros tres jugadores. Modo de recolección de monedas, donde tendremos que primero romper el terreno en busca de monedas, y luego golpear a los demás jugadores para robarles las que lleven. Y mi favorito, el modo simil Splatoon 2 vs 2, donde usamos los huevos para pintar el terreno de juego, y obviamente gana el que haya pintado más superficie. 

Ya todo eso lo hacía lo bastante divertido y lo posicionaba como un excelente party game, pero fue con el añadido del modo historia para un jugador que Ponpu se ganó todo mi amor. Una intro estilo comic animado, una historia delirante de patos musculosos que quieren conquistar el universo, diálogos divertidos, avatares que gesticulan y nuestro pato protagonista (hay 4 personajes para elegir) que hace unos bailecitos divinos.

Todo esto es la antesala a un juego de aventura y acción al mejor estilo The Legend Of Zelda. Tenemos seis mundos bien diferenciados, con cuatro dungeons y un boss temático cada uno, con sus rutinas de ataques bien personales. Enemigos, obstáculos para esquivar, llaves que abren puertas, tesoros, paredes que se pueden romper y dan lugar a salas secretas y dungeons de varios pisos para recorrer mientras lanzamos nuestros huevos explosivos con la mecánica Bombermanesca. 

Ponpu

Y no puedo creer que ya escribí más de 400 palabras y todavía no hablé del arte, siendo que me gustó tanto que hasta hice el fanart que ven de portada de nota. Se siente como estar jugando adentro de un fanzine de los 2000, blanco y negro en una fotocopia que desfaza un poco las líneas.

El estilo de comic es super expresivo, los personajes son bizarrísimos, los entornos son caricaturezcos y hermosos, todo tiene una gracia increíble y está trabajado sólo con blanco y negro. Las únicas cosas coloreadas son algunos pocos detalles, ítems, los ojos de nuestro protagonista, las explosiones y muy pocas cosas más. Y no piensen que por esto es “más simple”, como artista les digo que alcanzar ese nivel de síntesis es dificilísimo, lograr esa expresividad sólo con blanco y negro es un gran desafío. Además, la pantalla tiene un filtro que desfaza un poco los canales de color, así que se ve apeeeenas un fantasma rojo y azul que da la sensación de estar jugando en una videocasettera que anda un poquito mal.

En cuanto a música, está muy bien. El diseño sonoro se destaca particularmente, con algunas pocas voces y efectos muy graciosos que suman mucho. La música tiene un tinte retro, acompaña super bien, no es cansadora en ningún momento pero tampoco es protagónica, no vamos a salir tarareando los temas.  

Un aproach re genial a mecánicas clásicas, gráficos hermosos y super falopa, una campaña para un jugador bastante desafiante y tres modos para jugar de a cuatro con amigos local y online y matarse de risa. Eso sí, si no te gustan ni Zelda ni el Bomberman, difícilmente este sea tu juego. Ya estoy ansiosa de jugar esto con todo el mundo cuando salga antes de fin de año. Y ustedes deberían estar igual.

Recordemos que Ponpu fue elegido como el mejor juego de EVA Digital 2020 tanto por el jurado de ADVA como por la prensa especializada, por lo que se puede decir que estamos ante uno de los títulos más esperados de lo que queda del año a nivel nacional.

Corresponsal desde Rosario. Mer divide su tiempo entre luchar contra su tesis de licenciada en Bellas Artes, componer canciones y hacer jueguitos. Sus brownies son reconocidos en varias provincias.

Advertisement

Suscribite al Newsletter

Tendencias

Copyright © 2018 PressOver.news - Buenos Aires, Argentina.