fbpx
30.9 C
Buenos Aires
miércoles, octubre 27, 2021

Resident Evil 8: Village: Un recorrido por la saga

Vuelve a sus raíces para proyectar su futuro y termina superando toda expectativa.

NiLe

Redactor

Mi cuerpo fue modificado genéticamente por los autobots, permitiendo compactar mi nombre y apellido en forma de apodo. Soy relator de esports, analista y pésimo junglero de League of Legends. Fui profetizado como Dungeon Master y abrazo mi destino con orgullo. Uruguayo con papeles al día. Vivo en Piriápolis y no convido de mi mate.

Más notas del autor/a

Les voy a ser totalmente sincero, el último Resident Evil en que realmente sentí miedo fue el 4, luego cada entrega me pareció más bien un Metal Slug en tercera persona. Se dejó de lado el terror para premiar el TPS y ese fue un cambio que parece que gustó, pero que en un punto Capcom dijo basta.

Casi reinicio, remakes y ¿medieval?

Resident Evil 7: Biohazard apareció como un juego completamente nuevo. Tan nuevo que el fandom puso el grito en el cielo (¿Cuándo no?) desgarrándose las camisas de que no era un juego de la saga, sino que solo llevaba su nombre. Y permítanme decirles lo errados que estaban. Es mi opinión claro está, pero el miedo volvió y eso es irrefutable. Se pensó que también era un reinicio, porque los trailers no mostraban ninguna cara conocida. No obstante el “alivio” llega al final donde aparece Chris Redfield, pero en un helicóptero de Umbrella. WHAT?!

Todo era llanto y alegría por partes iguales para aquellos que sentían su infancia arruinada y quienes celebraban lo nuevo respectivamente y en un punto de encuentro hallaron los remakes de Resident Evil 2 y 3. Como si fuese un llamado a calmar las aguas, los remakes daban esa sensación de alivio de que la saga se mantenía como era, puzles, sustos y disparos, pero luego se anuncia Resident Evil 8:Village, y las alarmas comenzaron a sonar de nuevo.

Más allá de los memes con la vampiresa voluptuosa, mucho se habló de dónde cronológicamente se ubicaba esta narrativa. ¿Es acaso una precuela? Pues no.

Al comienzo, nada tiene sentido

Nada más arrancar tenemos una cinemática a lo Tim Burton donde nos cuentan la historia de una niña que se pierde en el bosque alejándose de su madre. Esta niña conoce 5 monstruos. Un murciélago, una “costurera”, un pez, un caballo de metal y una bruja. El cuento es narrado por Mia a su hija Rose, hija también del protagonista del juego anterior, Ethan Winters. La familia vive ahora en Europa del este y la idea de vivir ahí fue de Chris Redfield, quien dirige a la nueva Umbrella. Todo parece estar en orden. Llevamos a la bebé a dormir mientras recorremos la casa. Paseando un poco nos enteramos que Chris dio entrenamiento militar a Ethan, una sutil como petardo en una olla manera de justificar el manejo de armas del prota sin rostro.

Ya con la niña durmiendo, nos disponemos a cenar con Mia cuando de repente una decena de balazos dan muerte a Mia. Los responsables no son más ni nada menos que Redfield y su escuadrón. No solo matan a mia, la recontra matan. Ethan sin entender nada es noqueado y llevado junto con su hija y el cadáver de su esposa a vaya saber donde. Momentos más tarde despertamos en medio de la nieve junto a cuerpos de soldados mutilados y sin rastro de nuestra familia. Es aquí donde comienza el juego.

La villa y el gameplay de supervivencia

Recorremos el bosque un buen rato hasta toparnos con aldea rural. Todo bastante estropeado y silencioso. Sin comerla ni beberla, luego de encontrarnos con el único ser humano, nos atacan hombres lobo. OK, tiene sentido. Hay una vampiresa de 3 metros, por qué no licántropos. Ahí nomás conseguimos un arma mientras los caninos devoran a nuestro fugaz amigo. Nos quitan dos dedos de la mano izquierda de un mordisco y seguimos para adelante.

Obviamente comemos del tupper como los mejores y somos capturados. Ahí el juego nos presenta a quienes serán nuestros enemigos a destruir (suena intro de Alf). Lady Dimitrescu, como la vampiresa milf que no van a tardar ni 5 días en hacer un mod para que esté en bolas. Moreau, como el jorobado y feo del grupo. Beneviento, la muñeca prima de Chucky. Heisenberg como el Magneto rumano, y Madre Miranda como la final boss católica.
Esta simpática familia se disputa el destino de Ethan, quien finalmente cae en manos del ferromántico. Allí en una especie de juego para que los lycan se diviertan, es que logramos escapar para volver a la villa.

Los escenarios y los recursos.

Para mi beneplácito, el castillo no es el único lugar que visitaremos. Luego de finalizar este sector, volveremos a la villa, la cual servirá como lobby entre jefes. Entre zonas vamos a enfrentarnos a diversas criaturas que nos darán materiales y dinero con el que podremos mejorar nuestras armas, fabricar munición y curas, incluso mejoras para nuestras estadísticas, y como todo Resident Evil que se valga, tendremos un mercader que estará siempre que lo necesitemos en los lugares más recónditos. La exploración se premia mucho y no hay coleccionables casi, por lo que tomarse su tiempo para recorrer nos hará la vida mucho más fácil sobre todo en dificultades superiores.

Resident Evil

Los dominios de cada jefe nos llevarán a saborear varios títulos de la saga. Por ejemplo el castillo es muy Resident Evil 2, la casa Beneviento es de un terror psicológico muy RE1 con matices del 7. El estanque es revivir RE4 y la fábrica es un paseo por el 5 y el 6 donde el tiroteo es a todo trapo. En un principio me quejé de la falta de acertijos y del abuso del FPS en el castillo, pero a medida que vas avanzando, todo se balancea. Sobre todo lo que más se disfruta es la pelea con los jefes. Son dinámicas y te exigen mucho en su mayoría y el final es apoteósico.

En cuanto a la estética todo es bellísimo. El arte y la finura del castillo, las catacumbas, la villa y el ambiente de montaña te da una sensación muy real de que todo está realmente jodido. Se nota que hubo documentación a mansalva y eso es de agradecer. Incluso el modo fotografía cobra todo el sentido del mundo, porque cada lugar es un potencial fondo de pantalla.

Jugabilidad

Es un FPS, no se puede agregar mucho a eso. No es algo que aplaudo mucho porque la gracia de los juegos de terror es hacerte sentir vulnerable y si podés ir matando todo como Rambo, el miedo pasa a un tercer plano. Sin embargo aquí hay balance. Te podés armar hasta los dientes pero siempre vas a pensar varias veces al querer enfrentarte con un zombie o lycan. Esto porque los recursos son justos y si vas a lo gatillo fácil sin explorar, la vas a pasar muy mal.

La cámara se maneja bien y en ningún momento me compliqué la existencia. Los espacios para combatir están bien planificados para seguir una mecánica o para elegir refugiarte y volver a la acción. Los lugares de guardado son zonas seguras y casi siempre son acompañadas por la tienda.

Resident Evil

Los puzles son característicos de la saga y acá no faltaron. Si es verdad que en los anteriores juegos eran algo falopa y no pegaban mucho con el lugar que estábamos recorriendo, como conseguir tres piezas de una puerta secreta en la comisaría. WHY? En Village esto entra como anillo al dedo porque como es un lugar casi medieval, todo cobra mucho más sentido. Eso sí, me parecieron pocos y flojos los puzles, pero es un gusto personal. Todo está justamente medido para que no sobre ni falte nada. 

Yo de entrada jugué en hardcore porque true gamer (?), y debo decir que la única diferencia que vi en comparación con quienes lo jugaron en normal es la burrada de daño que recibimos. Lo demás es idéntico así que punto a favor de las mecánicas que se mantienen con la dificultad.

La historia

No les voy a mentir, es lo que más me interesaba saber. Muy lindo los disparos, la vampiresa, pero quiero saber todo viejo. Mi alegría fue mayúscula al ver que lo jugado anteriormente en cada uno de los títulos, terminaban cerrando un círculo perfecto. Se revelan no solo cosas del Resident Evil 7, sino que los cabos sueltos más importantes de todas las entregas son eliminados.

Resident Evil

Aquí Capcom pegó un pleno porque no solo despejó las dudas de un soft reset, sino que logró amalgamar todo y creó un lore completísimo. Amaría realmente que hicieran una nueva incursión en lo audiovisual teniendo estas partes de la historia. No hay como errarle.

Conclusiones

Resident Evil Village es un juegazo por donde se lo mire. Darle un 10 es mucho, pero sólido 9 tiene de mi parte. La ambientación, la jugabilidad, los controles, el pathing, los jefes, el desarrollo de personajes, la historia, la música. Completísimo.

¿Qué le puedo reclamar? Un poco más de dificultad en los rompecabezas me hubiese gustado, algún camino alterno y/o final alternativo pero nada más. Muy pulido todo, bien optimizado. #BigoteParriba

¿Qué espero a futuro? Bueno, el final deja muchas interrogantes  y no va pasar mucho tiempo antes de que tengamos noticias nuevas del Residente Maldito.


Si llegaste hasta acá y te gusta lo que hacemos en Press Over, medio independiente hecho en Argentina, siempre nos podés apoyar desde la plataforma de financiación Cafecito. Con un mínimo aporte nos ayudás no sólo con gastos corrientes, sino también con la alegría de saber que estás del otro lado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas notas