fbpx
32.9 C
Buenos Aires
miércoles, octubre 27, 2021

Ty Tasmanian Tiger HD y Ty Tasmanian Tiger 2: Bush Rescue HD

Dos juegos y dos caras de la misma moneda.

Nico Rabago

Redactor

Egresado de Periodista en el 2019, aficionado a todo lo que sea cultura pop. Marvel y Nintendo como filosofía de vida. En sus ratos libres intenta ser un Maestro Pokémon.

Más notas del autor/a

Cuando me dieron las keys para cubrir los porteos a Switch de Ty Tasmanian Tiger HD y TY Tasmanian Tiger 2: Bush Rescue HD me sorprendí bastante al no conocer en absoluto la franquicia. Iniciando en la época de la PS2-GameCube y con 4 juegos en su cartera, la historia de Ty nos invita a probar un plataformero en 3D con ciertas particularidades. Con todo el trabajo que hay por detrás de cada título, me cuesta un montón criticar y matar a una producción porque, sacando de lado el negocio involucrado, entiendo que estoy criticando el trabajo de gente que le puso un montón de amor. Sin embargo, con la primer entrega se me hizo imposible: no le encuentro ningún punto a favor. Con el segundo, es otra historia. Vamos a ir por partes.

Ty

Portabilidad a Nintendo Switch

Siendo del 2002 y del 2004, la novedad de estos juegos no son el objeto en sí, sino su portabilidad y jugabilidad en la híbrida de Nintendo. Me gustaría empezar dedicando unos párrafos a eso y después voy a hablar de cada uno puntualmente para que sepan con qué van a encontrarse.

Los ports en cuestión no tienen ningún tratamiento de otro planeta: gráficos muy parecidos a sus versiones originales, un poco más pulidos y ambos incluyen unas pocas funcionalidades adaptadas a la magia de los joycons, como apuntar con el giroscopio cuando hay que disparar el boomerang. Arrastrando el huracán de problemas que trae el primer lanzamiento, el giroscopio increíblemente funciona MAL, al punto de que es preferible desactivarlo y seguirlo en modo portátil o con los joycons acoplados. En el segundo, de manera inexplicable, funciona bien. En ambos títulos me encontré con caídas de frames en ciertos momentos de carga, cuando tenía la consola dockeada, pero desde la versión portátil no tuve ningún tipo de problemas.

Como ports son tan aceptables como cualquier otro, es llamativo que hayan tomado la decisión extra de agregar la funcionalidad del giroscopio y tenga tantos problemas. Sin embargo, si sos un fanático de la saga o estás interesado en que tal funciona en Nintendo Switch, vas a poder seguir las aventuras de Ty sin problemas y las vas a ¿disfrutar? cómo nunca.

Ty

TY: THE TASMANIAN TIGER HD

Sinceramente no encontré nada bueno para decir. Para empezar, durante las primeras 3 horas de aventura no podés dar dos pasos seguidos sin que salte una cinemática. Las mismas están al punto de “¡Oh! agarraste una moneda. ¡Qué bien! ahora puedes seguir por el camino en dónde ibas” o interrupciones del tipo “¿Eso que tienes en la mano es un BOOMERANG? ¡¡Apretando este botón puedes lanzarlo!!”. Cosas muy evidentes que te vas a dar cuenta sobre la marcha. Incluso hay interrupciones dobles: cuando encontrás el objeto de cada nivel, hay una cinemática para felicitarte que lo conseguiste. Y cuando termina, apareces al lado del objeto para agarrarlo y que haya otra pausa para felicitarte. Cinematiception.

El giroscopio antes mencionado, va para atrás. No sé si es porque la jugabilidad no se adaptó bien a la tecnología o no fue bien adaptada al porteo, pero es sumamente difícil controlar, mientras que en modo portátil lo solucionás en menos de un segundo. 

Por último, es realmente una pena la falta de rumbo que hay. Sabemos que es un plataformero y por eso no le exigimos demasiado. Pero no se entiende a dónde va. El concepto básico es el que tienen los Super Mario, hay distintos mundos donde hay que conseguir objetos para un fin mayor. Sin embargo, en jugabilidad es más parecido a un Crash donde vas agarrando frutitas -que no tienen ningún objetivo ni fin- y vas pasando por distintos obstáculos dónde lo más difícil usualmente es descubrir a donde saltar para llegar a la siguiente plataforma.

Ninguno de los dos formatos se profundiza y no te llega a motivar a completar ni el 100% de los niveles a lo Crash, ni el 100% de los mundos a lo Mario. Queda en un limbo eterno en el cual nunca te sentís a gusto, cómodo ni motivado. Cómo si no hubiera un rumbo en cuanto a la “concepción” básica.

En cuanto a la historia, entre tantos cortes, cinemáticas y ayudas parece una serie en 3D para niños de esas que pasan en Cartoon Network a las 2 de la tarde. Obviamente no está nada mal y puede gustarte, pero se siente inconexo.

TY THE TASMANIAN TIGER 2: HD

Acá es otra la historia.

Sacando que los personajes son los mismos y vuelve a apostar al plataformero en tercera persona, esta secuela es completamente diferente a la primera entrega. Un salto de calidad abismal que, creo, es lo que le debe haber permitido subsistir dos entregas más.

Todo lo que dije de malo en el primero está arreglado: la historia es mega dinámica y fluida, casi no hay cinemáticas, las explicaciones te las dicen sobre la marcha mientras vas jugando. Se apuesta MUCHO MÁS al plataformero de acción, peleando contra diversos enemigos y cumpliendo objetivos en el mapa que se nos presentan originales y continuos. Todo atisbo de querer copiar a Mario o Crash desaparece completamente y Ty cobra sentido propio, acercándose más al estilo Crash on Titans o MediEvil.

Es mucho más divertido y si bien tuvo algunas cosas que no resultaron bien al paso del tiempo: botones, la forma de desenvolver la historia, cambios de dificultad rotundos sin sentido; me pareció más completo, desarrollado con sentido y con una apuesta clara. Es lo que es y cumple con lo prometido. El porteo acompaña eso. Una lástima que el primero sea tan distinto -y tan malo *tos tos*- porque podría haber sido un buen revival y una introducción a esta saga para mucha gente, algo que muchos seguro obviarán por jugar sólo al primero, lo cual es lógico.

Che, ¿y el giroscopio mal adaptado? Acá funciona como una mantequita. Parece a propósito.

Conclusiones

Cuando sale un port nuevo en Nintendo Switch es noticia. No importa si salió el año pasado, hace 5 años o 25. El poder revivir una saga que supo ser exitosa pero desde la comodidad de la cama o con funcionalidades propias de Nintendo Wii atrae por todos lados. Por eso es que hay tantas reviews atemporales en Nintendo Switch y acá no es la excepción.

Tengo que ser crítico y realmente no veo muchos motivos para comprar estos juegos. En cuanto al precio, salen (con impuestos incluidos) $2715,57′ en la Store Argentina. No está mal, pero estás pagando por algo denso, poco dinámico, aburrido, con funcionalidades mal adaptadas y con cosas que, en mi opinión, ya prescribieron frente a otros plataformeros. Por la misma plata, podes comprarte los tres de Spyro o los tres de Crash y la vas a pasar mejor, ni hablar si podes estirar un poco más y llegar a Super Mario Odyssey.

Por otro lado, el segundo está muchísimo mejor pero no le encontré mucho sentido a comprarlo sin haber jugado al uno antes y teniendo las otras opciones que mencioné.

En caso de que quieras probar la franquicia, recomiendo comprar directamente el 2 y obviar que el uno existe. Si te agarra alguna duda en el modo historia -que se me presentó-, googleala.

Reitero, YO no encuentro ningún motivo para comprarlos. Cuando stremeé el juego en medio de mi travesía para hacer la review entró un niño de 10 años y dijo, literalmente: “¡este es un juegazo! me encantó la historia que tiene”, y ahí volví a entender, una vez más, que los videojuegos son muy amplios y las opiniones muy diferentes.


Si llegaste hasta acá y te gusta lo que hacemos en Press Over, medio independiente hecho en Argentina, siempre nos podés apoyar desde la plataforma de financiación Cafecito. Con un mínimo aporte nos ayudás no sólo con gastos corrientes, sino también con la alegría de saber que estás del otro lado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas notas