fbpx
10.6 C
Buenos Aires
jueves, agosto 11, 2022

Union Drive: Trabajadores del mundo uníos

Una visual novel que retrata la vida sindical.

Leo Di Grezia

Redactor

Redactor, todo en formación hasta el fin. Padre. Tengo muchos hobbies. No se mucho de nada, pero se de todo.

Más notas del autor/a

Union Drive es un breve y extremadamente vertical (?) fichín gratuito desarrollado por Matajuegos para la plataforma itch.io con colaboración de la fusión de Global Labor Justice con International Labor Rights Forum. La “Justicia Global del Trabajo” es una suerte de coordinación internacional que busca promover los derechos de los trabajadores y prevenir la explotación laboral. También involucrado estuvo “UNI AMERICAS” que es una organización que representa a trabajadores del área de servicios de América y el Caribe.

union drive
Mira la camisuli que pegó Moyanito

Prensa Obrera

Como videojuego, Union Drive es un interesante panfleto que como la mayoría de las visual novels nos reducen a la lectura y el ocasional clic del mouse.

Nuestro personaje es un nuevo líder sindical dentro de un supermercado donde las condiciones laborales se han ido al garete desde que fueron comprados por una multinacional. Ha habido multitud de despidos, maltratos, y jornadas que se fueron extendiendo. Nuestra labor, con ayuda de Tito, ex líder sindical, es convencer a tres empleados del supermercado que se unan al sindicato en diferentes roles.

Elena es una empleada relativamente nueva que todavía no esta afiliada al sindicato. Estudia enfermería y no tiene mucho interés en involucrarse.

Luis, empleado de depósito e hijo del encargado del mismo, trabaja hace años, es amigo del protagonista y ha presenciado el maltrato de la patronal en carne propia.

Soledad, jefa de panadería y pastelera de oficio, es apreciada y respetada por todos pero duda en sumarse a la lucha porque ya estuvo ahí y le fue bastante mal. La humillación de no lograr los objetivos la tiene a flor de piel.

El buen Tito, siempre en nuestra mente

Correspondencia Internacional

El aspecto visual de Union Drive es lo primero que es difícil de superar. Se entiende, no es ni remotamente lo más relevante del desarrollo de esta visual novel en particular, pero todo VIDEOjuego arranca entrando por los ojos y lamentablemente en ese sentido, Union Drive es chocante.

El diseño de los cuatro personajes (cinco si contamos a la nieta de Soledad), es “raro”. Desde Tito que es un ex líder sindical semi cubanizado pero con rastros de silver fox hasta Luis que es un empleado de depósito trasnochado tras una jornada especialmente fructífera en @ltern@tiv@. Jamás visto y trabajé 18 años en un depósito.

Ojo, esto en si no es la crítica. Se entiende que no hay que estereotipar, pero afecta al realismo. A la vez, los diseños son mas bien pobres. Desconozco de que tanto es responsable el motor gráfico RenJS, diseñado específicamente para el desarrollo de visual novels.

¿Mi abuela? Titania

Acción Indirecta

En el aspecto de la jugabilidad, como cualquier otro exponente de este género, el título solo nos pide que elijamos correctamente unas líneas de diálogo en orden de atraer al sindicato a Elena, Luis, y Soledad. Cuando por alguna razón erramos, surge un globo donde Tito nos recuerda cual es el (para el guionista) mejor camino a seguir.

Union Drive finaliza cuando logramos seducir a los tres objetivos a unirse al sindicato y luchar por mejoras.

Mira la facha de este ser, correte Cavalieri, me estan operando… el corazón

Cuando Mer Grazzini, redactora de esta web y desarrolladora, preguntó quien quería reseñar este videojuego, levanté la (virtual) mano. Como fuí delegado gremial varios años, la decisión era sensata.

De ahí en más puedo elaborar un poco sobre el eje. Un poco me sorprendió para bien el intento de fidelidad que tiene Union Drive para con el acto de militar gremialmente. Para esto, el fichín nos provee de un diccionario de términos “sindicales” que todo aquel que haya sido delegado (o incluso más) no desconoce. A lo mejor, los conceptos son más automáticos que elaborados. Todos sabemos que presionar a un indeciso es peor que preguntarle cuáles son sus miedos, pero no le hemos puesto un nombre.

El Militante

Union Drive hace una tarea muy noble de destacar el laburo que hacemos los delegados en el aparato logístico de los ajenos, e incluso de los potencialmente desclasados. Sin embargo, se nota la disparidad con el escenario nacional. Por lo pronto, en Argentina no hay –como en EEUU- sindicatos por empresa. Los Gremios pertenecen a una actividad en concreto (con matices) y nuclean a los diferentes sindicatos de la misma actividad a lo largo y ancho de su geografía.

Es así que FAECYS (la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios) aúna a todos los sindicatos de comercio del país. En nuestro país, los empleados de supermercado pertenecen al Sindicato de Empleados de Comercio y cada sucursal, de cumplir ciertos números de trabajadores, tiene uno o mas delegados. Ese es el rol que cumpliría nuestro protagonista que no tendría el margen de acción que sí tenemos en el videojuego.

Para que se den una idea, hasta para hacer una asamblea gremial con los compañeros de trabajo requerís permiso del sindicato. Ahora bien, Union Drive, como lo dicho, es un videojuego. El tema es que es una visual novel con un objetivo claro que fue solicitado por organizaciones internacionales. Desde ese punto de vista, tal vez le exigiría o mas realismo (como que una patota sindical a cargo de un ensobrado te rompa la cabeza), o una secuela que muestre estas problemáticas que son también muy interesantes.

Dejando eso de lado, para un fichín que dura menos de 20 minutos, es una rareza simpática con un objetivo muy digno.


Si llegaste hasta acá y te gusta lo que hacemos en Press Over, medio independiente hecho en Argentina, siempre nos podés apoyar desde la plataforma de financiación Cafecito. Con un mínimo aporte nos ayudás no sólo con gastos corrientes, sino también con la alegría de saber que estás del otro lado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas notas