fbpx
19.8 C
Buenos Aires
sábado, diciembre 4, 2021

15 años de Wii: la revolución Nintendera del siglo XXI

Hacemos un recorrido por sus todas sus virtudes, aquellas que marcaron un hito en la historia del gaming.

Damian Silberstein

Columnista

Casi 40 años, padre de dos hijes, y algo así como periodista. Soy casi tan viejo como los juegos mismos y todavía no me aburrí de jugar. Espero que no se aburran de mis notas. También me gusta mucho Star Trek, Mobile Suit Gundam y Boca Juniors. Si, tenía que decirlo.

Más notas del autor/a

Podemos criticar a Nintendo por una infinidad de aspectos, como sus prácticas comerciales tan particulares, sobre todo en los noventa en pleno auge de la NES. Pero si hay algo que claramente no debemos dejar de mencionar es el carácter que tiene esta empresa japonesa por siempre buscar diferentes maneras de jugar videojuegos. 

Quizás uno de los cambios más revolucionarios que Nintendo dio en los últimos años tuvo que ver con correrse de esa carrera armamentística de sus dos grandes competidores, Microsoft y Sony, por quién tiene la consola más poderosa a nivel técnico. Si la gran N quería seguir pisando fuerte en esta industria debía hacerlo desde otro lado, y eso sucedió un día como hoy hace 15 años con la salida de Nintendo Wii.

Esta consola tan particular nació como producto de fracasos previos por parte de la empresa, Nintendo 64 y GameCube, plataformas realmente competentes y con grandes títulos pero que no pudieron hacerle frente a una competencia que se hacía cada vez más popular, sobre todo PlayStation y el incipiente ascenso de Xbox, que tendría su explosión con Xbox 360.

Durante los primeros años del siglo XXI, Nintendo tenía las de perder en cuanto a ventas de consolas de sobre mesa, pero había crecido mucho en el de las portátiles, con su DS. Para 2004 había logrado que su espectro de jugadores pasara a tener una amplitud mayor, de grandes a chicos. Esto le dio la pauta que no tenía tanto sentido hacer una plataforma mega poderosa, desde el hardware, sino que el diferencial debía ir por otro lado.

La respuesta a eso se dio a conocer dos años después, el 19 de noviembre de 2006, con la salida de la Nintendo Wii, una consola que técnicamente era muy similar a una GameCube pero que se diferenciaba del resto por no presentar controles convencionales sino una combineta realmente revolucionaria para la época.

Por un lado teníamos el Wiimote, que a simple vista parecía un control remoto de una tele pero con botones de joystick tradicional, colocados a lo largo del mismo. Este dispositivo se podía conectar mediante un cable con otro, llamado Nunchuk, que tenía una palanquita muy similar a la de los sticks de un control de Xbox 360 o un Dualshock. 

La idea con este binomio de controles interconectados, completamente inalámbricos hacia la consola, era de darle libertad al jugador para que pueda interactuar con un videojuego no solo con las manos y los dedos sino con otras partes de su cuerpo. De hecho, la Wii, salvo en Japón, se vendía con el Wii Sports, una colección de minijuegos deportivos que mostraba, como si se tratase de una demo técnica, de las prestaciones de la consola en cuanto a la interactividad. 

Esta nueva visión que Nintendo nos ofrecía para una consola hogareña fue realmente bienvenida por el público, y convirtió a la Wii es un verdadero éxito, habiendo sobrepasado las 101 millones de unidades vendidas, superando ampliamente a las competidoras de su generación, PlayStation 3  y Xbox 360.

wii

El principal logro de la Wii tiene que ver con esta manera de presentarnos los títulos de una forma diferente, y que como bien lo sabe hacer Nintendo se potenciaba perfectamente con sus exclusivos. El genial Super Mario Galaxy o el Mario Kart Wii, que contaba con un periférico especial en forma de volante, dan cuenta de ello.

También fue una consola pionera en términos de descarga digital de títulos, abriendo un interesante catálogo de clásicos retrocompatibles, y en el hecho de crear una comunidad en torno a la misma, gracias a sus canales digitales y de sus avatares propios, los Mii. 

Incluso fue una consola que motivó a sus competidores a volcarse por opciones de controles por movimiento, el Kinect y los PlayStation Move, en el caso de Xbox y PlayStation respectivamente. En ambos casos, los resultados no fueron los mejores. 

wii

Pero si bien el éxito de Wii es innegable, hay cosas que también son dignas de mencionar como aspecto no tan positivo. En primer lugar, la necesidad de Nintendo por sacar diferentes periféricos para expandir la interactividad de la consola, principalmente la Wii Fit, una balanza para hacer ejercicios físicos gamificados con la misma. También hicieron el intento de sumarse a la moda de los juegos rítmicos, como Rockband o Guitar Hero, con Wii Music, pero el resultado fue una cosa más producto de memes que otra cosa.

A 15 años de su lanzamiento, el principal valor de Wii, además del monetario para Nintendo, fue ofrecernos una forma diferente de interactuar con los juegos y expandir los horizontes más allá de que la innovación vaya exclusivamente por el apartado técnico o sonoro. Sus dos próximas consolas hogareñas, WiiU y Switch, más allá que es híbrida, dan cuenta de ello.


Si llegaste hasta acá y te gusta lo que hacemos en Press Over, medio independiente hecho en Argentina, siempre nos podés apoyar desde la plataforma de financiación Cafecito. Con un mínimo aporte nos ayudás no sólo con gastos corrientes, sino también con la alegría de saber que estás del otro lado

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas notas