9.3 C
Buenos Aires
jueves, junio 17, 2021

Alien Isolation: la nostalgia de una icónica saga de terror

Analizamos por qué este título de 2014 sigue dando cátedra hasta el día de hoy sobre crear inmersión y suspenso en un survival horror.

Belu Satulovsky
Belu Satulovsky

Redactora

Periodista y creadora de contenidos. Team juegos de terror. Birra, pizza y videojuegos, el mejor plan de fin de semana. Sueño frustrado: intenté hacerme la Mrs. rock y fallé 🎸

Más notas del autor/a

En 1979 llegó a la pantalla la película de Ridley Scott  Alien: El Octavo Pasajero, marcando de esa manera el inicio de una de las sagas de culto más valoradas en la historia del cine de terror. En 2014 el juego de SEGA, Alien Isolation nos volvió a conectar con el miedo en estado puro, ese estado de paranoia constante que vivimos a través de la piel de Amanda Ripley, la hija de Ellen Ripley, quien llega a la estación espacial Sevastopol en busca del archivo de comunicación de la Nostromo, para obtener información de lo que ocurrió 15 años atrás e investigar la desaparición de su madre. 

Pero antes de avanzar, vamos a poner un poco de contexto: 

En 2012, la película Prometheus nos muestra como 32 millones de años antes de la existencia de la humanidad un Ingeniero que llega a la Tierra, toma un líquido negro y se suicida en la orilla de una cascada. Al caer al agua sus genes se disuelven y se mezclan con la superficie generando así el famoso caldo primigenio que crea a los humanos. 

Alien Isolation

Por su parte, el film también nos explica que no somos más que el fruto de una serie de experimentos de estos seres en el cual iban sembrando su ADN en diferentes planetas para crear distintas formas de vida, entre ellas: los aliens. 

En 2089, los arqueólogos Elizabeth Shaw y Charlie Holloway encuentran una especie de mapa que interpretan como una invitación de los Ingenieros a su planeta natal. Con la ayuda de Corporación Weyland viajan al planeta LV-223 pero, al llegar encuentran la nave de sus creadores donde revelan a través de unos grabados que los Aliens fueron resultado de un experimento con el agente patógeno mencionado anteriormente. El resultado: unas criaturas que se les fueron de las manos y terminaron acabando con todos los Ingenieros a excepción de uno que entró al hipersueño y al despertar quiso aniquilar a la raza humana. 

El androide David se siente identificado con el odio que sienten estos seres hacia la humanidad y decide apropiarse del experimento infectando a Holloway y Shaw quien termina dando vida al famoso y tan conocido Xenomorfo.

Alien Isolation

Ya en Alien Covenant, vemos cómo en 2104, un grupo de exploradores llega al planeta donde encuentran a David, el único sobreviviente de la expedición Prometheus quien engaña a toda la tripulación para utilizarlos como huéspedes de los Xenomorfos y usando la nave para llevar los huevos de los mismos. 

Años después de estos acontecimientos, aparece la historia ya conocida en Alien de 1979.

Pasajeros de una nave que trabaja para Weyland llamada Nostromo recibe una señal de alarma de un planetoide abandonado llamado LV-226. La tripulación acude y se encuentran con unos huevos de Aliens que acaban infectando a uno de los pasajeros.

Vuelven a la Nostromo y acá es donde nos encontramos con la escena más popular de la saga donde al joven le sale del pecho la pequeña y poco tierna criatura.

Pero resulta que el androide Ash no era más ni menos que un traidor al que no le importaba que su tripulación muera siempre y cuando logre su objetivo: llevar a un Xenomorfo a la Tierra para poder estudiarlo y Weyland pudiese desarrollar su tan ansiada arma biológica. 

En medio de toda la masacre de los Alien a la tripulación y, tras una ardua lucha mano a mano contra una criatura, Ripley logra liberarse de esta situación y se mete en el hipersueño donde estaría desde 2122 hasta 2179.

Y ahora sí, ¡Bienvenidos al juego Alien Isolation!

En el título nos ponemos en la piel de Amanda Ripley, quien con ánimos de investigar qué ocurrió con su madre acepta una misión para recuperar la caja negra de la Nostromo que se encontraría en la estación de Sevastopol. 

Ripley viajará a Sevastopol con otros miembros de la corporación Weyland-Yutani y, cómo siempre ocurre en las sagas de Alien, la estación se encontraría repleta de cadáveres y en muy mal estado. 

Al mismo tiempo, nos topamos con una trama llena de traiciones, donde los intereses de la compañía chocarán con la necesidad de eliminar a todos los Xenomorfos. Y… debemos decir que esto no es todo, ya que más allá del terror ocasionado por el Alien, también debemos enfrentar a los humanos que estén en la nave así como también a los androides de la compañía Seegson empeñados en liquidar a cualquier humano que se interponga en el camino. 

Básicamente Amanda Ripley sin darse cuenta, estaría viviendo lo mismo que su madre 15 años atrás.

Más allá del argumento, en Alien Isolation nos encontramos un survival horror con todas las letras, que nos hace vivir una experiencia de terror en estado puro propiamente dicho, donde la supervivencia es lo primordial al punto tal de tener que cuidar hasta nuestros propios pasos para no hacer ruido y atraer a esta criatura que merodea por toda la nave. Por lo cual, vale la pena decir que son pocos los momentos de “respiro”, ya que la mayor parte del tiempo tenemos que estar en constante tensión, escondiéndonos cuanto más podamos e indudablemente, muriendo muchas veces en el intento de llegar hasta el final de esta obra. 

La nave Sevastopol está dividida en secciones conectadas por elevadores y largos pasillos. En muchas ocasiones estaremos obligados a encontrar tarjetas de acceso, herramientas y hasta hackear terminales para poder abrir las puertas. Por suerte, contamos con un sistema de crafteo que nos permitirá crear molotovs y diversos elementos que serán necesarios para avanzar. 

Además, encontraremos armas, lanzallamas y un detector de movimientos que sirven para crear distracciones y poder prevenir, en cierta manera, una muerte repentina. Aunque, a pesar de estas herramientas, la Inteligencia Artificial implementada en los enemigos y, sobre todo en el Alien, fue tan revolucionaria para la época, que hacen de estas 20 horas de partida un verdadero desafío. 

Por si no quedó claro: lo más importante en Alien Isolation es el sigilo y nuestro instinto de supervivencia. Hay que tener paciencia, pero además hay que ser cautos, esconderse y sobre todo, saber cuál es el momento justo para escapar. Después de todo; no olviden que nuestro compañero alienígena tiene un oído muy agudo y nos agarrara si vamos corriendo por ahí. 

Otro detalle agobiante son los puntos de guardado. Con todo el cuidado y respeto a la tecnología existente en la película del 79, las terminales que usamos para guardar las partidas son unidades telefónicas de emergencia donde debemos introducir una tarjeta para acceder a las mismas. Todo esto con la adrenalina de que no nos siga el Alien por detrás mientras esperamos que los datos carguen. 

En definitiva, todo lo que observamos en Alien Isolation desprende un profundo hilo nostálgico respecto hacia la película original, desde la recreación del entorno hasta las pantallas y la tecnología anticuada que nos rodea. Esto sin contar los constantes guiños a datos y objetos de El Octavo Pasajero con los que nos iremos encontrando. 

DLC: Última Superviviente: un “regalito” para los fans

Como si los acontecimientos de Isolation fueran poco, SEGA nos dejó un pequeño regalo para los fanáticos del lore de las sagas de Alien: un DLC donde manejaremos a Ellen Ripley.

En esta ocasión, la historia se desarrolla dentro del Narcissus, la nave de evacuación donde el plan es activar el sistema de autodestrucción del Nostromo. Al igual que en el final de la obra de Ridley Scott, Parker nos dice que bajemos para ayudarlo con los cilindros de refrigeración pero, cuando estamos en camino escuchamos como un Xenomorfo asesina a Parket y a Lambert. 

Nuestra misión será básicamente la misma que lo visto en las pantallas del cine; sin apenas recursos y en unos cortos veinte minutos, tendremos que liberarnos del xenomorfo, estallando el Nostromo evitando que quede algún rastro de vida alienígena en ella. 

En conclusión, la obra que nos trajo SEGA en 2014 es todo lo que los seguidores de la franquicia estuvimos esperando: una historia adaptada perfectamente que expande su lore sin traicionar al original.

“Esta es Ripley, última superviviente del Nostromo, fin de la transmisión”.


Si llegaste hasta acá y te gusta lo que hacemos en Press Over, medio independiente hecho en Argentina, siempre nos podés apoyar desde la plataforma de financiación Cafecito. Con un mínimo aporte nos ayudás no sólo con gastos corrientes, sino también con la alegría de saber que estás del otro lado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas notas