fbpx
25.2 C
Buenos Aires
sábado, enero 22, 2022

Cardboard Box Assembler

Mer Grazzini

Columnista

Desarrolladora de videojuegos rosarina. Elemental de la Manija. Mer diseña videojuegos, anima, da clases, toca la guitarra, escribe acá, y dicen que a veces, incluso, duerme.

Más notas del autor/a

¡Bienvenidos! Aquí, todos los jueves, voy a recomendar algunos juegos chiquitos con alguna temática mensual. Hay montones de juegos indies dando vueltas por internet y, aunque duren unos pocos minutos, también merecen nuestro amor.

Mayo empezó con el día del trabajador, así que este mes hablaremos de trabajos y de críticas al sistema capitalista que nos obliga a ir a trabajar todos los días.

El mes pasado les mostraba un juego al que le tenía cariño por ser de los primeros argentinos que jugué. Esta vez traigo una historia similar, ya que ese mismo fin de semana, hace tantísimos años, conocí a Nitram (autor de Caverns) y a Fernando Ramallo, coautor, junto con Miguel Ángel Perez Martínez, de este juego que al día de hoy me vuela tanto la cabeza como aquella vez, cuando aún, tentativamente, se llamaba Cubesome.

Cuando lo publicaron en Adult Swim, le pusieron un título más acorde a la historia que cuenta. Jugamos con un ensamblador de cajas de cartón, que trabaja en una fábrica haciéndolas en serie. La cinta transportadora le hace llegar cajas abiertas y él debe cerrarlas, tan rápido y tan repetitivamente, que al caerle una en la cabeza, enloquece y comienza a delirar con un mundo de cubos de cartón.

El juego consiste, entonces, en intentar escapar de este delirio donde nos vemos atrapados: un personaje bidimensional en grandes cubos tridimensionales transparentes por cuyas caras podremos correr y saltar. El desafío involucra resolver montones de puzzles espaciales en clave de plataformero, donde el arriba y el abajo serán siempre relativos, según cómo lleguemos a la cara del cubo, si trepando una escalera desde la cara inferior, o cayendo desde la cara contigua…

La historia seguirá avanzando conforme resolvamos montones de niveles, que irán incrementando en dificultad y en mecánicas nuevas que deberemos utilizar y combinar, con un level design prolijo y hermoso.

[perfectpullquote align=»right» cite=»» link=»» color=»» class=»» size=»»][/perfectpullquote]

Como si todo esto fuera poco, si juntamos los cristales de los niveles, accederemos a desafíos extra, muy psicodélicos, donde podremos desbloquear features especiales para el juego.

Uno de estos niveles consiste incluso en un spin-off pixelart, donde jugaremos a nuestro antiguo trabajo de armador de cajas, teniendo que cerrarlas cada vez más rápido y evitando los montoncitos de caca en la cinta transportadora.

La historia del juego va siguiendo el viaje de este lunático con sombrero de caja mientras escapa de la fábrica y de la ciudad, y vive más de una aventura, con un final poco feliz pero acorde a la temática.

El trabajo de la música y de los gráficos, que se lucen durante todo el juego, son fundamentales para crear el tono dramático de estos últimos niveles. Si les gustan los puzzles, los juegos de plataformas, o los que juegan con la geometría (como el Monument Valley, el AntiChamber o el Portal) este juego va a ser de sus próximos favoritos. Porque a los minutos de jugarlo, van a ver que “now you’re thinking with CUBES”.

Pueden aventurarse tranquilamente aquí.

¡Y nos vemos la semana que viene, en el próximo VideoJueves!

Últimas notas