Conectate con nosotros

Articulos

Comics y Videojuegos

Dos titanes que no dejan de encontrarse.

Mer Peacock

Publicado

en

La unión sagrada de dos industrias que dan pasos agigantados hacia los millones no parece estar fuera de lugar ni ser mala idea, ¿no? Bueno, imagínense ser una empresa que acaba de recaudar 200 millones de dólares brutos y otra que amasó más de 300 millones de dólares en taquilla. Hablo de nada más, ni nada menos, que de Atari y la franquicia de Superman en el ‘79, lanzando olímpicamente el primer juego sobre superhéroes: Superman (así, cortito y al pie, porque ya va a haber tiempo para nombres grandilocuentes).

comic

¡Tenemos que volver al 1985, Marty!

Esta colisión inicial entre dos monstruos fue la primera de muchas, y para entender cómo se fue dando la cadencia de encuentros entre estos titanes, es necesario comprender un poco qué estaba pasando en esta época. Es imposible que les brinde toda la información disponible y relevante de esta época, pero voy a tratar de, a grandes rasgos, ayudarles a ubicarse en la mentalidad colectiva que se estaba atravesando.

El mundo de los cómics estaba viviendo su transición de la Era de Bronce hacia la Era Moderna, cambio notorio con obras como Watchmen, Crisis en Tierras Infinitas y Año Uno; la aparición de X-Men de Byrne y Claremont y Daredevil de Miller, entre otros, que permitieron dejar atrás la concepción más infantiloide de las revistitas para darle paso a temas más oscuros, retrospectivos y adultos.

Más allá de que antes de estas obras presenciamos temáticas duras (como la muerte de Gwen Stacy en The Amazing Spiderman #121 del ‘73), los nuevos arcos narrativos que fueron apareciendo luego del ‘85 se encargaron de llevarse al hombro el premio de “Los niños que leían cómics crecieron pero no quieren largar el vicio”. ¿Y qué mejor para una industria que adultos dispuestos a poner un tercio de su sueldo en lo que vendés?

comic

Por el otro lado, los videojuegos. A principios de los ‘80 la cosa marchaba relativamente bien, hasta que empezó a marchar relativamente mal con el fatídico Atari Shock del ‘83. Ya conocemos esta historia y hemos hablado de ella varias veces: juegos horribles, pérdidas sin parar hasta el ‘85 y la necesidad inminente de cambiar el modelo de los productos. Eso sí: nos dejó la aparición de las computadoras para jugar y la impresionante NES para seguir arrasando, y con ellas, la posibilidad de seguir creando jueguitos para la posteridad.

¡Santos Videojuegos, Batman!

Ahora sí. Estamos ubicados en la época, entendemos un poco mejor cómo venía la mano y tenemos mayor comprensión de qué puertas empezaron a abrirse (y qué otras a cerrarse). Juegos de superhéroes se me ocurren un montón, pero como bien sabemos, en estas dos industrias siempre hay algunos títulos que marcaron un antes y un después en más de un sentido.

Allá por el ‘86 vemos a Batman por primera vez, y de la mano de Ocean Software, en la compu de nuestros hogares (bah, salió para Amstrad PCW, ZX Spectrum, etc, pero vamos a decir “compu” porque quién te conoce Amstrad). Sin embargo, no fue hasta el ‘89, y con el empujón de una película que quedaría siempre en nuestra memoria, cuando el mundo de los superhéroes pareció instalarse cómodamente en los videojuegos.

Pronto nos encontramos en los ‘90 y, con el perdón de varios, me atrevo a decir que pocos títulos resaltaron realmente. Batman, the Animated Series, un plataformer de acción/aventura, muy parecido a Contra, que nos dejaba jugar con Batman o Robin y salió primeramente para GameBoy pero después supo tener otra versión en SuperNintendo y Sega; luego Capcom se aventura con Marvel nuevamente (luego de haber sacado un juego de Punisher) en Children of the Atom, un juego de pelea sobre nuestros mutantes favoritos y que funcionó tan bien, que luego lanzaron Marvel Super Heroes, otro videojuego de pelea que introduce a las Gemas del Infinito (¿quién te conoce MCU?) como parte de una mecánica bastante nueva para la época.

comic

Siguiendo con Marvel, tenemos Maximum Carnage, un juego de SNES basado en el hermoso arco del ‘93 que seguramente muchos de nosotros hemos leído y del lado de DC, otro gran videojuego basado directamente en un cómic: The Death and Return of Superman (gracias Jurgens por este maravilloso arco). The Tick del ‘94 (vengan de a uno, aguante The Tick) con unos gráficos dignos de un arcade y el humor que tanto amamos de este superhéroe, y, por último, Fantastic Four del ‘97 para Playstation (no, mentira, es una basura, no lo jueguen).

Pareciera que esta época no fue muy prolífera, en especial con la generación de consolas disponibles y su capacidad tecnológica. Pero a no desesperar, porque todo lo que triunfa tiene que empezar en algún lado. Y cuando tocamos fondo no nos queda otra que subir. No todo puede ser bazofia como Superman del ‘99.

Llegan los 2000 y la cosa cambia. Hay un solo superhéroe que venía reclamando el podio indiscutido, incluso en la etapa nefasta de los ‘90: nuestro querido vecino El Hombre Arácnido. En el 2002 sale Spider-Man para Playstation 2 y en el 2004 Spider-Man 2, una joya entre las joyas. No solo la historia es excelente, sino que logra ser un juego que encarna a la perfección el espíritu de los beat’em up; incluye nuevas formas de puntaje clasificados por aspectos (sigilo, combate, secreto) y la experiencia única de viajar colgándote por los rascacielos de Nueva York.

comic

Otros superhéroes empiezan a ganar terreno, como Hulk en el 2005 con Ultimate Destruction, que recibió aplausos por su música, gráficos y jugabilidad en general. Se consolida también Marvel vs. Capcom (¿cómo olvidar esas horas y horas sentada enfrente de la tele apostando caramelos y bolitas de colores?) y hasta hubo un juego de Iron-Man, del cual no voy a hablar porque es algo (bastante) lamentable. Ser Tony Stark nunca fue tan aburrido.

Pero hay algo que estoy obviando mencionar: el avance de generaciones en las consolas y la posibilidad infinita y exponencial de las PC’s. Porque llega el 2010 y ahí sí, gente. Se pica. Los 2000 se despiden con fuegos artificiales en el 2009 con Batman: Arkham Asylum. ¿Qué mejor forma de empezar esta nueva generación de videojuegos, no?

Ya casi pisándonos los talones nos encontramos con la franquicia de Lego. Con toda la oscuridad que maneja la Era Moderna en los comics, esta saga viene a replantear aquello que quedó algo olvidado en los ‘60 y los ‘70: los superhéroes también hacen chistes y son algo ridículos. Y su contrapartida narrativa por excelencia: Injustice. Todo lo gracioso de Lego encuentra su antítesis en este videojuego muy alejado de los simpáticos beat’em up y más cerca de la desesperación y el horror de Mortal Kombat.

En los últimos años, y sin dejar de recalcar que las nuevas generaciones de consolas y el avance de la tecnología lo hacen posible, hasta tuvimos el lujo de experimentar de manera online con nuestros superhéroes favoritos, en entregas como Marvel Heroes, Marvel’s Avengers y el, aún por estrenar, Gotham Knights; que nos permiten calzarnos las mallas multicolores y armaduras en forma de RPG y hasta coquetear con un multiplayer. Por supuesto, no puedo dejar de mencionar el Spiderman de Insomniac Games que, sin ningún tipo de tapujos, me atrevo a decir que es de los mejores videojuegos de superhéroes que tuvimos el placer de experimentar.

comic

Terminando este breve recorrido, me gustaría hacer mención especial a Comix Zone y a inFamous. El primero, para Sega es un beat’em up del cual Morrison estaría orgulloso. El nivel meta que maneja es exquisito. Si bien se torna un poco repetitivo, este juego está diseñado para parecer un cómic: el personaje se va moviendo entre viñetas y trata de salvarse del terrible villano Mortus, pero lo más entretenido es que el personaje principal (o sea el jugador), es nada más ni nada menos, que el dibujante de ese comic que se quedó atrapado en su propia creación. Experiencia satisfactoria 100% garantizada.

InFamous, por el otro lado, no toma un superhéroe que ya conocemos, sino que se atreve a crear uno con una historia de origen que, claramente, evoca el de tantos otros personajes que ya conocemos: sobrevivir a una explosión de X que te deja X poderes. Con la oportunidad de elegir tu propio destino (básicamente, si sos un héroe o un villano), claramente es una saga que no puede dejar de ser mencionada. 

El futuro lo vale. Todo el dolor. Todas las lágrimas. El futuro vale la pelea.

Con las maravillosas palabras de Martian Manhunter, me gustaría elucubrar un poco sobre qué nos depara el futuro con esta colisión hermosa de dos industrias gigantes.

Sabemos que Marvel’s Avengers está en pleno cambio por decisión de Square Enix y, como mencioné antes, estamos a la espera de Gotham Knights y también del juego de Suicide Squad, pero ¿qué futurología podemos hacer?

comic

En primer lugar, la industria del cine de superhéroes está creciendo exponencialmente hace años. El universo expandido de Marvel y DC no deja de bombardearnos con nuevas películas y, sabemos bien, esto no va a quedar sin explotar. Superman parece ser un candidato estrella: tenemos juegos dedicados a su contraparte millonaria, pero aún no aparecen franquicias nuevas que revivan a este personaje que no tiene protagonismo desde el 2006 de la mano de EA.

Otro gran rumor se lo debemos a una posible filtración sobre un juego de PS5: pareciera que Daredevil va a tener su revancha luego de que cancelaran la idea de un juego sobre él para PlayStation 2.

Una mala noticia es que no hay juegos sobre Wolverine en el horizonte. Los estudios siguen negando una y otra vez tener interés por él. Se me rompe un poquito el corazón.

Pero acá vamos a fingir que sólo nosotros importamos, así que, cuéntenme: ¿qué superhéroe les gustaría ver protagonizando un videojuego?


Si llegaste hasta acá y te gusta lo que hacemos en Press Over, medio independiente hecho en Argentina, siempre nos podés apoyar desde nuestra nueva plataforma de financiación: Cafecito. Con un mínimo aporte nos ayudás, no sólo con gastos corrientes, sino que nos dan la alegría de saber que estás del otro lado.

No te olvides de pasar por nuestro canal de Twitch hoy a las 22:00 hs, vamos a estar charlando del Comics y Videojuegos ¡Te esperamos!

Estudiante eterna de Psicología. Si hay gatitos de por medio, perdiste mi atención por completo. Me gusta presumir mis primeras ediciones de comics porque soy una impresentable. Antígona es divertida pero mi Edipo lo tramité para el carajo.

Advertisement

Tendencias

Copyright © 2018 PressOver.news - Buenos Aires, Argentina.