fbpx
32.9 C
Buenos Aires
miércoles, octubre 27, 2021

Curiosidades de Pokémon Rubí, Zafiro, Esmeralda

Seguimos con la serie de curiosidades de la saga. Hoy repasamos la tercera generación y analizamos los beneficios del salto de consola.

Santi Bam

Crecí a base de pelis ñoñas, latas de pepsi y revistas de videojuegos. Descubrí lo que era un joystick mucho antes de lo que era una pelota de fútbol. Autor del libro de autoayuda “Cómo conquistar a una chica en un bar diciendo que sos maestro pokémon” y de varios murales frikis distribuidos por Rosario.

Más notas del autor/a

Cuando estaba en la secundaria uno de mis mejores amigos me trajo un CD lleno de roms de gameboy. Por más confianza que le tuviera, me chocaba meter un disco con archivos de dudosa calidad en una computadora inmaculada. Pensé dejar ahí el asunto hasta que se perdiera y quedarme con la duda de qué cosas podía encontrar. Pero este chico dijo las palabras mágicas: “tiene el nuevo Pokémon”. Retrocedamos algunos años con la ayuda de Celebi y tratemos de entender de qué se trató eso.

El salto de consola como catapulta hacia nuevas tierras

Entremos en contexto: La Gameboy Advance ya estaba en el mercado desde 2001. La Gameboy Color tenía la exclusividad del Pokémon Cristal pero ya no podía brindar más. El nuevo procesador de 32 bit ofrecía una retrocompatibilidad con los juegos de las consolas anteriores. Agregaba dos botones a modo de gatillos L y R y una pantalla de mayor resolución que a su vez permitía una estética panorámica.

Los 56 colores en pantalla de la Gameboy color quedaban desfasados contra la de paleta de 511 colores en pantalla de la Advance. Pokémon pateó al arco y en 2003 metió un gol. Cartuchos transparentes rojos y azules de la mitad de tamaño, increíbles animaciones de ataques, combates dobles. Llevábamos solo un minuto de prender la consola y sabíamos que esto no tenía nada que ver con lo que conocíamos previamente.

O quizá sí. La historia nos sitúa en Hoenn, hogar de 202 especies (entre autóctonas y nacionales). Nuevamente podemos elegir entre dos personajes: Bruno (si elegimos a un chico) o Aura (una chica), quien acaba de llegar desde Johto. Nuestro padre es el nuevo líder de gimnasio de Ciudad Petalia. Los conceptos no distan mucho de lo que ya conocimos previamente: elegir un inicial, recibir una pokedex o tener un rival.

Pokémon tiene la vaca atada con eso. Todo marcha de maravilla hasta que nos involucramos en un crimen perpetrado por una organización eco terrorista que variará dependiendo del cartucho: el terrible Equipo Magma o Aqua . Ellos buscan la paz secando los mares y ampliando las capas terrestres (Equipo Magma) o inundando la tierra (Equipo Aqua). Para esto necesitan despertar al pokemon legendario del cartucho.

Mejoras que nunca pedimos y aún así necesitábamos

Se desarrolló un paso intermedio entre caminar o pedalear, pues contábamos con las zapatillas deportivas que nos permitían correr. La bicicleta si, se mantuvo, pero dispuso de dos variantes: la Acrobike (para saltar y hacer willy) y la Machbike (con dos velocidades). Cada una tenía un uso específico en distintos lugares. Y hablando de paisajes ahora se agregaban distintos climas. De ésta forma podíamos disfrutar de un día soleado, como también bancos de niebla, lluvia y hasta tormentas eléctricas en determinados espacios. Incluso se agregó la caída de ceniza proveniente de un volcán.

Esto no fue gratis: se eliminó el ciclo de día y noche que habíamos visto en la entrega anterior. Otro gol fue el concepto de base secreta. Hablamos de refugios que podíamos personalizar con peluches, mesas y demás decoraciones (similar al cuarto en Johto). Se agregó una nueva MO llamada buceo que  nos permitía sumergirnos y encontrar un nuevo mundo bajo el agua. Jamás habíamos imaginado involucrarnos tanto con el entorno. Ahora bien, hasta ahí llegan las mejoras estéticas. Vamos a lo otro.

Se implementaron dos nuevas modalidades de combate. Una conocida como “Concursos Pokémon” donde inscribíamos uno de nuestro equipo para competir e impresionar a los jueces en alguna de las modalidades que quisiéramos (carisma, belleza, dulzura, ingenio y resistencia). De ésta manera conseguíamos distintos listones, pero sin recibir experiencia o subir de nivel. La otra consistía en combates dobles. En éste caso podíamos enfrentar a dos entrenadores al mismo tiempo, permitiendo que enviáramos a dos de nuestro de equipo en lugar de uno. IMPORTANTE: No nos referimos a un tipo de juego cooperativo. Esto, sumado a otros dos conceptos daría lugar a…

Los primeros pasos del juego competitivo

Ya en la primera entrega habíamos aprendido que dos criaturas del mismo nombre y nivel podían ser diferentes.  En la segunda se presentaron los Shiny y la crianza. En esta tercera nuestras criaturas disponían de dos características nunca antes imaginadas que ampliarían esa brecha aún más: las habilidades y naturalezas.

Las habilidades son típicas de cada especie. Mejoran el rendimiento dentro o fuera del combate. Por ejemplo Ampharos puede utilizar su  “pararrayos” para absorber ataques eléctricos mientras que Mightyena aprovecha la “intimidación” para reducir las estadísticas del oponente. Algunas especies pueden tener más de una disponible. En un comienzo las habilidades fueron 76 y aplicaban tanto a nuevas especies como a las anteriormente conocidas. Esto permitía generar un sinfín de estrategias variadas sumada a los combates dobles. Algo que se mantendría hasta hoy con increíbles mejoras, asentando los principios del juego competitivo tal y como lo conocemos.

Por otro lado se agregaron las naturalezas, que modificaban las características de cada Pokémon. Esto se significaba que se aumentaba o reducía el ataque, ataque especial, defensa, defensa especial, etc). De esta forma podía haber dos Ampharos de un mismo nivel pero que por ambos elementos uno fuera mejor que el otro.

Esas perlitas que nuevamente no cruzaron el charco

No sé si les pasó, pero recuerdo con angustia hojear revistas como Pokemon Collector o Club Nintendo y enterarme que en otros países el merchandising era mucho mayor al disponible en mi país. Hablamos de una época y unas limitaciones tecnológicas y económicas muy distintas a comprar algo por Ebay. Con las consolas, videojuegos y sus respectivos periféricos sucedió algo parecido. Entre otras cosas existió un pequeño aparato llamado E Reader, que entre 2001 y 2004 amplió las historias de nuestros títulos favoritos (algo similar a un DLC pero sin la conexión a internet).

Al conectar el aparato y escanear una tarjeta se nos desbloqueaban ítems especiales, zonas misteriosas y hasta mini juegos.  Obviamente tuvo éxito en Japón donde era compatible con infinidad de títulos, pero fue Pokémon el que más lo explotó en occidente. Este logro fue gracias al boom del juego de cartas intercambiables que, en las expansiones de esa época, traían un código para escanear y agregar datos a la pokedex. Por último, a través de una tarjeta especial llamada Ticket EON se accedía a la misteriosa Isla Sur, donde encontrábamos a Latios y Latias.

En una función más accesible pero aún así remota para el promedio de jugadores habituales, permitía la conectividad con la consola de mesa de Nintendo, la Gamecube. A través del cable específico, se vinculaba a los títulos Pokémon Colosseum y Pokémon Channel.

Pokémon Esmeralda. No de nuevo…

Corría el año 2005 y las entregas de la tercera generación cumplían casi dos años. Nintendo presentó entonces una tercera entrega como ya nos tenía acostumbrados, la versión Esmeralda. En esta contábamos con una cantidad de mejoras que potenciaban la experiencia. La trama se desviaba levemente y se enfocaba en el despertar a Rayquaza, capaz de apaciguar la ira de los titanes legendarios.  Se agregó el Frente Batalla, un espacio de combate competitivo que desbloqueábamos una vez finalizado el juego y que nos pone frente a nuevos entrenadores mucho mas complejos que los ya conocidos.

Entre otras mejoras se incluyeron sprites en movimiento (como en Cristal), señalizadores de colores dependiendo de cuantas veces podíamos seguir usando un ataque, carteles y una temática verde en el vestuario de nuestros personajes. El Pokenav ahora nos permitía repetir combates dobles, una nueva forma de Deoxys, la activación de eventos especiales para Mew, Lugia y Ho Oh. Además ya podíamos hacernos de Kyogre y Groudon, combatir contra el equipo Aqua y Magma, conseguir ambos fósiles y elegir entre Latios y Latias.

Omega Rubí, Alfa Zafiro. Los remakes que no podían faltar

En 2014, ya con un salto tecnológico que nadie hubiera imaginado y una consola bien asentada como la Nintendo 3DS, Pokémon presentó el tercer remake de sus entregas principales. Si en 2004 habíamos conocido la remasterización de Kanto y su primer generación bajo el título Rojo Fuego / Verde hoja  (del que podes leer en la nota de rojo azul y amarillo) y en 2009 la de Johto bajo el título Heart Gold y Soul Silver (en la nota de oro plata y cristal), ahora tocaba el turno de Hoenn. Llegaban al mercado las entregas Omega Rubí y Alfa Zafiro.

Manteniendo el motor gráfico de la sexta generación, se rediseñaron los personajes originales y los equipos villanos, llegando incluso a rediseñar de 0 algunos protagonistas. El juego rescató los principales atractivos de su versión original como el uso de bicicletas, pokecubos, torneos y base secretas, pero los unió a los más actuales como la megaevolución, el vuelo en lomo de Latias/Latios, un Poke recreo, y un post game llamado episodio delta. En éste, con una historia fantasiosa de tintes románticos, montaremos a lomo de Rayquaza para un combate estelar contra Deoxys. Si no lo jugaste, es obligación.

Curiosidades de Pokémon

El remake tuvo excelentes críticas pese a que muchos jugadores catalogaron la entrega como floja e inmadura. En lo personal, por el afecto que le agarré con el correr de los años, considero que el remake es justo y necesario. No llega a ser mejor que el original, pero no deja de ser un título que todos deben jugar, al menos una vez. Posta, el megavuelo es por lejos de lo mejor que vi.

Otras curiosidades

Es considerado el juego que mas ventas logró para la consola de Gameboy Advance, superando otros super títulos como Mario y Zelda.

Regresan los fósiles y la zona safari, elementos que en  la segunda generación (gold silver) habían sido descartados.

Es la primera vez en la historia que se nos presenta físicamente al propio padre, siendo a su vez un líder de gimnasio. No obstante su aparición no fue bien recibida debido a que no mantuvo un protagonismo para el rol que ocupaba.

A su vez es la primera vez que contamos con dos rivales al mismo tiempo, Bruno o Aura (dependiendo a quien elegimos) y Blasco, el joven con el que aprendemos a capturar pokémon.

Curiosidades de Pokémon

El juego volvió a ofrecer la conexión con el título de la consola de mesa Nintendo Gamecube. El título, conocido como Pokémon Colosseum vino a suplantar el Pokémon Stadium de Nintendo 64. A diferencia de su predecesor y el transfer pack, se utilizó un cable.

Continuando sobre el cable, A diferencia de los legendarios singulares como Mew o Celebi, en esta ocasión se podía acceder a Jirachi a través de Pokémon Channel. El mismo se enfocaba en un público mas infantil como Hey Pikachu! De Nintendo 64.

Fue la única entrega donde se desarrolló el evento conocido como concurso Pokémon. En el mismo elegíamos a un Pokémon cuyos ataques podían pertenecer a una de las categorías disponibles, recibiendo este cintas de premio.

El juego tendría conectividad con diamante y perla de Nintendo DS. De esta manera los pokemon del título podían ser enviados a la nueva partida. A su vez ésta sería la última vez que se utilizaría un cable para conectar consolas, siendo la conexión inalámbrica la siguiente forma.

Curiosidades de Pokémon

El juego contó con la opción de cultivar nuestras propias bayas, unos frutos capaces de mejorar los estados de los Pokémon. Lamentablemente un glitch en las entregas universales hacía que pasado el año del inicio de la aventura el reloj interno dejara de funcionar, suspendiendo estos eventos.

El E reader solo duró esta generación pero permitió un sinfín de eventos y beneficios para aquellos que pudieron disfrutarlo.

Conclusión

Pasaron 18 años de toda esta magia. De no haberlo experimentado, quizá esta tercera generación no me hubiera marcado como sucedió con las demás (y eso que les recuerdo ser de los primeros en jugar las entregas Azul y Plata). El juego obviamente tuvo una experiencia mucho mas disfrutable si disponíamos de una Game boy Advance SP (con su retroiluminación). Pero incluso si este no era el caso, iluminando la pantalla con las luces de la calle, la entrega generó en muchos un amor por la naturaleza y el medioambiente, haciéndonos conscientes de que cualquier acción nuestra puede alterar el equilibrio. ¡Gracias por leer!


Si llegaste hasta acá y te gusta lo que hacemos en Press Over, medio independiente hecho en Argentina, siempre nos podés apoyar desde la plataforma de financiación Cafecito. Con un mínimo aporte nos ayudás no sólo con gastos corrientes, sino también con la alegría de saber que estás del otro lado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas notas