fbpx
23.9 C
Buenos Aires
miércoles, octubre 27, 2021

El Soulslike y su dilema de la dificultad

Un debate con muchas opiniones, la dificultad en los soulslike siempre ha dado que hablar, y aquí exponemos las razones de la controversia.

Ani Albano

Redactora

Escribe y habla sobre videojuegos desde hace 7 años, pero los juega desde su más tierna infancia. En sus ratos libres se disfraza de personajes de Star Wars e intenta ganar partidas de Magic. Cuando le sobra tiempo, trabaja en sistemas y pretende ser una adulta proactiva.

Más notas del autor/a

Voy a empezar esta nota contando una experiencia que me tocó vivir antes de arrancar con este vicio que son los juegos de From Software: Hace muchos años atrás, la sola idea de arrancar con Dark Souls me generaba mucho miedo. En esa época sólo sabíamos que su dificultad era parte de su fama y que “no eran para cualquiera”, y yo, lejos de ser una buena jugadora de lo que sea, me negaba a aguantar ese nivel de frustración. “Esto no es para mí”.

Finalmente decidí que al menos quería intentarlo porque bueno, si uno no se arriesga no puede saber lo que viene. Y la verdad es que me llevé una enorme sorpresa. Qué difícil fue, efectivamente, poder llegar hasta esa cima que es tan simbólica. Pero qué satisfacción inmensa sentí cuando en pantalla apareció el último trofeo que me guiñaba el ojo diciéndome “terminaste, ¿viste que podías?”. 

Lo había logrado, había podido superar algo que creía imposible, y al día de hoy, sigo recordando esa sensación y reviviendo cuando me embarco otra vez en la aventura de un souls. Son mis juegos favoritos por una lista enorme de razones que no voy a detallar ahora mismo porque el punto es otro. Pero quiero dejar una idea plasmada en estas palabras que estoy escribiendo: es posible, se puede lograr, sin importar la dificultad.dificultad

¿Cómo puede ser? Quizás si hubiese tenido en su momento la capacidad de elegir un modo que me permita facilitar las cosas, no lo hubiera sufrido tanto. Pero al mismo tiempo me pregunto si me hubiesen quedado tan grabados en la memoria ¿estaría hablando de esa experiencia ahora? La respuesta no es fácil y requiere un análisis que no sólo me compete a mí como jugadora, sino a muchos más.

Un debate y un problema

Desde que vimos el tráiler cinemático de Elden Ring allá en el 2018, empezó a caldearse una vieja discusión en la comunidad soulera. Dicho debate gira en torno a una pregunta concreta que ha generado choques de todo tipo entre fans de la saga y quienes están interesados en ella: ¿necesitan estos juegos un selector de dificultad?.

No hay una respuesta ahora porque, como dije, hay posturas encontradas con bandos tirando para un lado y para otro. En esta nota voy a hablar brevemente sobre mi postura, enfocándome en mis experiencias vividas y sin querer forzar mi opinión sobre nadie. Pero principalmente, voy a mencionar las opiniones que fui recolectando en este threaddificultad

Ahora que Elden Ring es una realidad y está tan cerca nuestro, salen a la superficie todos esos miedos y dudas y aparece mucha gente que le interesa lo que vio pero que no está dispuesta a revolear un joystick o partir un teclado por no poder pasar siquiera el primer escenario. Desde ya, se dejó en claro que si bien el juego va a ser muy parecido a Dark Souls III, va a tener mucha más accesibilidad para quien quiera entrar en ese mundo. 

El gatekeeping explotó por esto que menciono, e incluyó comentarios muy desafortunados del tipo “ya lo arruinaron, tendría que ser incluso más difícil”, y así es como yéndose a los extremos, como dije antes, cualquier tipo de argumento pierde credibilidad. Pero vamos de a poco.

La postura de su creador

Hidetaka Miyazaki ha hablado mucho sobre el tema. Desde Demon’s Souls en adelante se ha expuesto a múltiples cuestionamientos en base a la idea de creación de sus juegos: por qué no pueden ser más abiertos al público, por qué necesitan ser tan “difíciles” alejando a mucha gente que quiere jugarlos y no puede. dificultad

En una entrevista para Gamespot en 2018, antes de la salida de Sekiro, dejó en claro que no querían agregar un selectores de dificultad porque la intención era ponernos a todos al mismo nivel de discusión y disfrute. Pretendían que primero se enfrente el desafío y que el jugador pueda superarlo en la forma que le resultara más conveniente y así darle a los souls la impronta personal de cada uno.

En cierto punto se le escapó de las manos y tuvo la idea de instalar el sistema de perma death o muerte permanente, y en decisión conjunta con el equipo de From Software se dieron cuenta que esto era ir demasiado lejos. Pero la idea de Miyazaki nunca fue (ni es) hacer el juego difícil sino un reto donde cada victoria no solo representa avanzar sino también un momento excepcional para nosotros. 

Se le suma el detalle de color que es la intención de volver a lo retro, a una época donde los títulos eran difíciles y no tenían mucha piedad, un momento en el tiempo donde no había forma de ver una guía o un tutorial para atravesar cierto escenario o boss, todo estaba servido para que avanzar sea pura y exclusivamente una victoria personal.dificultad

Si le arrancamos el alma (valga la redundancia), esa idea que su creador tuvo, perdemos una parte importante de lo que es, no sólo importante sino quizás también vital. Por eso es un buen momento para empezar a debatir: ¿sí o no?

¿Por qué decir que no?

Se sabe que gran parte del desafío que los souls presentan tiene una razón. Podríamos decir que es una cuestión de mecánica y de cómo el jugador se desenvuelve en un mundo que no perdona nada. Esto ya lo he mencionado cuando escribí sobre lo que es un soulslike: no son complicados porque sí, existe un fin, un motivo por el cual esto funciona. 

Es esa sensación de triunfo ante lo que parecía imposible, esa frustración que termina convirtiéndose en satisfacción, usar esas incontables muertes a nuestro favor. Es el entorno el que nos moldea a nosotros y nos da la capacidad de adaptarnos a un ambiente hostil que castiga los errores, pero recompensa cuando se aprende de ellos.

Entonces, si el juego está pensado para ser así, no tenemos ninguna razón por la cual elegir cambiar su dificultad. ¿Qué ganaríamos poniéndolo en fácil sin aprender nada en el camino?. Y es ahí donde descansa la mayor argumentación sobre el no, o al menos en la mayoría de los casos que pude ver. 

Un colega de Press Over expresó una razón de la siguiente forma: “No se le puede pedir a un artista que adapte su obra al público” y este punto de vista me parece interesante. Es cierto que no podemos recortar una película porque una escena determinada afecta la sensibilidad del espectador. El mismo puede elegir si ver o no. Algo en lo que esto aplica podría ser una película de terror: si no se tolera el miedo, mejor mirar otra cosa

Otro motivo se va más al lado “filosófico”: En Dark Souls no somos nada, no somos nadie. Somos un caminante perdido que tiene una misión, poco clara al principio, sabiendo que tenemos que enfrentarnos a fuerzas que nos sobrepasan, con el sentimiento opresivo y la desolación que esto representa. Si fuera fácil, seríamos una especie de “dios” peleando contra otros “dioses”. ¿Qué sentido tiene eso? Lo volvería plano y aburrido.

La idea es sentir que dentro de esa “insignificancia”, tenemos la capacidad de avanzar hacia una posición más alta. De a poco, como subiendo las escaleras de un faro. Va a costar un montón, pero vale la pena ver la luz en la cima.

Un poco de mi opinión está en esta idea compartida: La mecánica es el alma de la historia, su quintaesencia. Dark Souls nos enseña que todo lo que aprendimos de los juegos modernos hasta ahora no nos sirve, excepto quizás por una sola cosa y es el manejo de nuestra templanza y nuestra paciencia, pero a una escala mucho más grande. Al jugador se lo desafía con una relación castigo – recompensa como dije antes, y esa recompensa es también emocional. 

También hay que tener en cuenta que estamos frente a una aventura épica donde necesitamos voluntad, esfuerzo y valor. Nos frustra, nos desmoraliza y nos desafía, y pararnos frente a esa adversidad es parte de lo que somos en el día a día.

Ya adentrándonos en otro terreno y desde un punto de vista mercantil, pareciera como si estuviésemos viendo de frente a la cultura de no querer perderse nada. Tenemos un abanico de juegos tan inmenso e incluso un género entero que se creó a imagen y semejanza de los souls, que el planteo de la selección de dificultad parece irrisorio. Si hay capacidad de elección, es totalmente innecesario arreglar algo que no está roto.

¿Por qué decir que sí?

Muy por el contrario del argumento del no, el argumento del tanto de jugadores como de aspirantes, nos expone que el juego no pierde su esencia porque alguien tenga la capacidad de elegir cómo quiere jugarlo.

El hecho de que exista una opción para cambiar la dificultad sólo abre un camino extra que no obliga a que los jugadores que estamos acostumbrados a la dificultad base cambiemos nuestra forma de jugar. Muchos comentarios dicen que negarse a esto parece más egoísta que coherente.

Respecto al mismo punto sobre lo que al arte respecta, otro colega ha dicho El arte tiene que ser accesible para todos, dando herramientas para comprenderlo y asimilarlo.”  Dando vueltas a esto, podemos disfrutar un lore y una mecánica sin tener que sudar sangre para pasar una zona donde todo nos mata, incluso el dropeo de frames (que nada tiene que ver, pero nunca está de más apalear a Blighttown con amor y odio).

Otro punto llamativo es la velocidad a la que el jugador puede aprender. Cierto es que no todos tenemos la misma curva de aprendizaje aunque los souls ofrezcan una que es base para todos, y seguir esa curva se complica más cuando quien está del otro lado del joystick quizás no tiene, por un motivo u otro, el tiempo suficiente para dedicar o la paciencia necesaria.

Supongamos que alguien con familia y responsabilidades extra quiere jugar, por cualquiera sea el motivo: le llama la atención, le agrada la idea del juego, quiere compartir un momento con amigos, etc. Pero ¿de dónde saca el tiempo? ¿Vale la pena dejar el juego y retomarlo una vez por mes olvidándose de dónde estaba solamente porque es difícil avanzar?. La falta de tiempo es, también, una razón expuesta.dificultad

Y ya diciendo algo que me toca en lo personal: Una persona con ansiedad, por ejemplo, podría estar días y días para pasar un solo jefe por no poder lidiar con la situación a la que se expone. Entonces nos queda preguntarnos por qué alguien elegiría jugar un juego que no le hace bien. Eso creo que ya no nos corresponde a nosotros responder, porque cada persona es un mundo.

Y finalmente, se le podría abrir una puerta a otro mercado diferente, además que se incluiría una opción de accesibilidad permitiendo que gente como el ejemplo que dí en el párrafo anterior pueda tener el mismo disfrute y sobrepasar un desafío.

La conclusión inconclusa

Las razones lógicas y con argumentos chocan contra el gatekeeping y se confunden. En el lado del no, están escondidos esos que no quieren que toquen sus juegos porque tienen esa sensación de que pasar un souls los pone en una postura de superioridad, de cara al resto de los simples mortales que necesitan que todo sea más fácil. Por suerte, hasta ahora ví que estos son los menos. 

¿Qué perdemos y qué ganamos? Perdemos el alma del juego y el teórico fin para el que fue creado tal y como es. Ganamos más gente que pueda meterse en este espacio, con la cual podemos compartir nuestras experiencias.

Yo sé que esto no es parámetro de nada, habiendo pasado los souls y el Bloodborne, sigo teniendo problemas con otros. Está implícito que muchos quieren cuidar ese lugar, pero se olvidan que un menú que permita ELEGIR no les va a quitar eso. 

Mi opinión es un ni: sí yo tengo la posibilidad de jugarlo como siempre jugué, ¿en qué me afecta que alguien pueda entrar a un menú y ponerlo en fácil o medio? ¿En qué sentido rompe el juego? Entiendo y respeto a quienes no quieren, así como entiendo a los que sí. Lo que sí me gustaría es poder compartir este fanatismo con más personas, que otra gente entienda mi locura. 

Y por otro lado, también me encantaría que puedan aprender de esa frustración para poder evolucionar sobre ella y darse cuenta que no es imposible. Complicado sí, desafiante también, pero al ponerlo en fácil, esa sensación un poco se diluye. Mírenme acá, a quien escribe esto, que a veces pone los juegos en fácil y a veces se manda de cabeza a poner un death march y que sea lo que tenga que ser.

Las perspectivas son difíciles de tratar, y ya mencioné que mi objetivo no es cambiar a nadie de lugar, sino que quizás puedan ver las dos caras de la moneda. Al final del día lo que más importa en lo que a videojuegos se trata, es que cada uno disfrute a su manera.


Si llegaste hasta acá y te gusta lo que hacemos en Press Over, medio independiente hecho en Argentina, siempre nos podés apoyar desde la plataforma de financiación Cafecito. Con un mínimo aporte nos ayudás no sólo con gastos corrientes, sino también con la alegría de saber que estás del otro lado

7 Comentarios

  1. Quizás el juego simplemente no es para vos, y está bien, no tenés porque jugarlo, no es una obligación. No le hace falta felixibilizarse ni ser más sencillo, el juego es perfecto como es. A quien no le guste, que vaya a buscar un juego que sí sea para ellos, uno que le proponga niveles de dificulad más fáciles o que se centre en la historia, o que, como The Witcher o Vampyr, te deje elegir un nivel de dificultad donde sos un espectador de la historia y nada más. los “Souls” no se tratan de eso, se tratan de algo que no quieren jugar los que piden algo más “sencillo”.

    • Estos argumentos me suenan a cuando elijen una actriz negra para protagonizar a “La Sirenita” y empiezan “si así estaba perfecta, toda blanca y pelirroja, no era necesario cambiar las cosas”.

      Así como no es obligación jugarlo, tampoco es obligación elegir un modo de dificultad distinto al original.
      ¿Vos querés prohibirles a los demás tener la opción, por tentarte a elegir otro modo de dificultad?

      Si es por eso, aclarenlo. “Queremos dejar gente afuera si no tienen tiempo o ganas de que un juego haga que se frustren y les genere ansiedad”

      Sino no se entiende.

  2. Creo que los Souls si tiene un nivel de dificultad, pero que no está a la vista, en el menú, sino escondido en cierta forma de encarar, de armar al personaje, en ciertas estrategias. Si las aprendes, la dificultad baja. Eso si, siempre tenés un alto porcentaje que depende de tu habilidad y eso es medio intangible. Yo entiendo el tema de la accesibilidad y comparto que debería existir porque nadie le obliga al que lo quiere jugar en el modo normal o difícil, a dejar de hacerlo. Pero, por otro lado, ¿Cómo podría yo valorar la opinión sobre el juego de alguien que, por ejemplo, no lo jugó en el nivel para el cual fue concebido? ¿Estaría esa persona accediendo a la experiencia tal cual fue creada? Es difícil, como decís. Otro tema es el tema de que los juegos tienen un costo y no sabría decir cuan ético es cobrarle a alguien para que despues no pueda completar la experiencia. No digo que sea determinante ni nada, pero es un punto mas a tener en cuenta. Eso si, ante todo yo también creo en eso que de que el artista tiene que hacer la obra como él quiere y nunca como el gran público demanda o el mercado, o los ejecutivos que ansían captar esa masividad. Eso es casi que mi mantra. La nota, por cierto, me encantó y me dio que pensar. No los sigo hace tanto pero las notas son de muy buena calidad asi que mis felicitaciones a todo el equipo.

  3. La cuestión aquí es que habilitar un menú de dificultad para que el juego se vuelva más accesible al jugador de FIFA tiende a herir (aun sin que haya una base lógica) a los más fieles seguidores de Miyazaki.
    Habilitar un modo “fácil” para esa madre/padre que no tiene tiempo suena algo amable y loable, pero convengamos que quienes jugamos videojuegos siempre buscamos un tiempito aunque sea el fin de semana y le echamos unas cuantas horas seguidas, el tiempo se basa en prioridades, si tus prioridades son ir al gym, ir a jugar a la pelota con los muchachos, salir a bailar/tomar algo, y bueno wey, este juego no es para ti y yo como un Miyazaki’s fan hago uso de toda mi mezquindad y falta de coherencia para decirte Git Gud, ve a jugar fifa.
    Por otro lado como bien comentaste en otro artículo, el que no haya selector de dificultad nos pone a todos a un mismo nivel, un lenguaje universal que traspasa culturas, entonces podemos entrar a cualquier comunidad en cualquier idioma y entender a la perfección la frustración, rotura de dualshock, alegría y euforia del prójimo. Un modo fácil mataría todo eso e incluso crearía más toxicidad porque luego nosotros los “hardtry” miraríamos en menos a los “normies” que se lo pasaron en fácil y andan presumiendo su platino.
    La perfección del trabajo de Miyazaki está en su imperfección, la falta de un menú de dificultad seguramente sea una carencia, una imperfección, pero es una de las cuantas manchas que ayudan a coagular esta obra de arte.

  4. TERRIBLE MITO LA DIFICULTAD DE LOS SOULS!!!
    NO SON MAS DIFÍCILES QUE CUALQUIER OTRO JUEGO JUGADO EN MÁXIMA DIFICULTAD!!!
    Yo me he pasado los 3 souls hasta en NG+7 y ningun jefe me costo ni la mitad de lo que me costo la Reyna Valkyria en dificultad DAME GOD OF WAR del NG+ por ej!!! 🤷🏻‍♂️🤷🏻‍♂️🤷🏻‍♂️
    Ni Midir, ni Gael, ni el Rey sin nombre, ni el Huérfano de Kos (ya se que es de Bloodborne pero lo cuento como otro souls) me costaron ni la decima parte que Sigrun!!! El que mas me costó fue Gael en NG +7 (una tarde entera)… Sigrun en DGOW + ME TUVO 15 DIAS SUFRIENDO PARA PASARLA!!! 🤦🏻‍♂️🤦🏻‍♂️🤦🏻‍♂️

    Simplemente la diferencia es que los souls no te dejan ponerlo en facil y los otros si, aoarte en los otros podes primero jugar el juego en facil y después cuando lo conoces jugar en difícil, en los souls no!!!
    PERO AGARRA CUALQUIER JUEGO QUE NO CONOZCAS Y TRATA DE JUGARLO DE UNA EN DIFÍCIL Y TAMBIÉN TE VAN A MATAR MIL VECES Y TE VAS A ATASCAR!!! 🤷🏻‍♂️🤷🏻‍♂️🤷🏻‍♂️

    Inteta hacer un parry en Jedi fallem order en modo maestro jedi y es imposible!!! (te da dos micro segundos de ventana de tiempo), Gost of tshima en modo Letal también, te matan de un toque y asi con cualquiera!!!
    Simplemente los souls tienek esa fama porque le sacaron la careta a varios FALSOS PRO-GAMERS, que subian videitos diciendo que estaban jugando un juego en difícultad maxima y NO ERA CIERTO!!! EN CAMBIO CON LOS SOULS NO PUEDEN HACER ESO!!! PERO JUGADOS EN MODO DIFÍCIL TODOS LOS JUEGOS SON IGUAL O MAS DIFÍCIL QUE LOS SOULS…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas notas