fbpx
32.9 C
Buenos Aires
miércoles, octubre 27, 2021

Felices 35, Metroid: la última pieza de la trifuerza

Hoy se cumplen una buena cantidad de años del inicio de la saga y la homenajeamos charlando sobre esas claves que la convirtieron en un hito y un éxito.

Damian Silberstein

Columnista

Casi 40 años, padre de dos hijes, y algo así como periodista. Soy casi tan viejo como los juegos mismos y todavía no me aburrí de jugar. Espero que no se aburran de mis notas. También me gusta mucho Star Trek, Mobile Suit Gundam y Boca Juniors. Si, tenía que decirlo.

Más notas del autor/a

El aporte de Nintendo al mundo del videojuego es incalculable, tanto para bien como para mal. Pero enfoquémonos en lo bueno en este caso. La N roja original, Netflix vino bastante después, se ha encargado de levantar una industria que estaba de capa caída, al menos en los Estados Unidos, luego del “crash” que significó el quiebre de muchas de las empresas pioneras en el negocio, como Atari, en 1983.

Nintendo logra levantar este mercado, principalmente gracias a la NES y convertirla en una verdadera industria, con un potencial verdaderamente titánico. Ahora bien, la pregunta que deberíamos hacernos es ¿Cómo lo hizo?

metroid

Ok ok, si, los juegos, Mario, Zelda y muchos otros lograron captar la atención de miles de niñes en occidente, como ya pasaba en Japón, gracias a innovadoras maneras de interactuar con estos objetos de entretenimiento. Pero esto para Nintendo era apenas el comienzo.

El 6 de agosto de 1986, hace 35 años, sale a la venta en Japón el título con el que Nintendo completaría su trifuerza inicial, con lo que la empresa le terminaría de demostrar al mundo de lo que es capaz en términos de jugabilidad, imaginación y desarrollo. Estamos hablando de Metroid.

La misión de la cazarecompensas espacial Samus Aran en el planeta Zebes, es un compendio de ideas de diseño, de innovación pura, pero por sobre todas las cosas es una manera de empujar la industria de este entretenimiento hacia algo más allá, algo hasta el momento todavía inimaginable.

metroid

La trifuerza que mencionábamos se comprende por Super Mario Bros, que es básicamente una gran puesta en escena de diseño de niveles que pone a prueba nuestros reflejos y timing. La otra pieza la comprende The Legend of Zelda, que busca desarrollar la naturaleza explorativa del videojuego, al ofrecernos un gran mapa para recorrer, combinando acción con resolución de puzles.

Todo este esquema se completa con Metroid, que justamente combina cosas de los otros dos títulos, y de una manera completamente innovadora. Al ser en 2D, tiene la apariencia de ser un Mario tradicional, pero esa idea se rompe por completo al involucrar el traslado no lineal por el escenario, donde incorpora el concepto de exploración que viéramos en Zelda.

Al igual que sus compañeros de trifuerza, Metroid es un producto completamente imaginativo, que nos alentaba a repensar un videojuego como una experiencia puntual y que se resolvía en un puñado de minutos, para luego volver al comienzo y empezar una y otra vez. Se trata de un título que nos abre un enorme mapa en nuestra cabeza para que vayamos incorporando diferentes acciones y estrategias, mientras buscamos la salida de los intrincados parajes de Zebes hasta encontrar al enemigo principal, Mother Brain.

metroid

Y no solo eso, sino que también nos desafía a encontrar los power-ups para derrotar a los enemigos, y a los durísimos jefes con los que nos vamos topando a lo largo de la aventura. Como frutilla del postre, se anima a cortar ¡en 1986! con esa pavada de que todos los héroes de este tipo de experiencias son chabones. No señor, en el final, descubrimos que Samus Aran es mujer, ta bien, podrían haberla vestida un poco más pero bueh, eran los ochenta, toooodo no se puede.

Al igual que sus compañeros de trifuerza, Metroid marcó un legado. Le tomó un par de años para lograrlo. Al primer juego le siguió, en 1991, una excelente, y un tanto experimental, secuela para gameboy, Metroid 2: Samus Retuns. Más allá que tuvo un montón de ideas interesantes a nivel jugabilidad, quizás llegó demasiado pronto. Por suerte hay no una sino dos remakes, una oficial y otra no, pero que quizás es mejor, de este gran título.

Su gran quiebre llegó en 1994, y para Super Nintendo, con el grandioso Super Metroid. Este título si bien es una tercera parte a nivel argumento, estructuralmente es casi una re imaginación del primer título. El hecho es que pule absolutamente todo y lo catapulta al cielo gracias a un diseño de niveles, de valores de producción realmente de otro nivel.

No por algo Super Metroid y su cover glorificado, Castlevania: Symphony of the Night, han logrado consolidar un género que es tan popular por estos tiempos, el metroidvania. Pero todo eso comenzó un día como hoy, hace 35 pirulos. ¡Feliz cumple, Samus!


Si llegaste hasta acá y te gusta lo que hacemos en Press Over, medio independiente hecho en Argentina, siempre nos podés apoyar desde la plataforma de financiación Cafecito. Con un mínimo aporte nos ayudás no sólo con gastos corrientes, sino también con la alegría de saber que estás del otro lado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas notas