Conectate con nosotros
Final Fantasy VII Remake Final Fantasy VII Remake

Articulos

Final Fantasy VII Remake: Lo que me provocó su demo

Una cucharadita de lo que va a ser este juego inmenso, hermoso e increíble.

Jimena Veronica

Publicado

en

Cuando mis viejos nos compraron la PlayStation original, a mí y a mis hermanos, allá por el año 1998, hubo varios juegos que jugamos antes de arrancar con el Final Fantasy VII. Un día vino mi nuestro primo a casa con el disco original (vaya a saber lo que le debe haber costado conseguirlo) y una carpeta foliada A4 que todavía guardo: “Este es el juego que les va a cambiar la vida, no esas porquerías que están jugando. Y tomá, acá tenés toda una guía escrita por mí, para poder sacar todos los limit break de los personajes”, dijo.

Yo pensé que estaba loco, o que estaba exagerando. Sin embargo, pocas veces alguien en mi vida estuvo tan en lo cierto. Final Fantasy VII, con su encanto poligonal de final de siglo, fue la obra que conquistó mi corazón para siempre, el juego que me hizo sentir que había algo más allá de los “jueguitos”, que había un universo artístico y narrativo elaborado y pensado para vivir una experiencia mágica… Y abrir esa puerta fue un antes y un después en mi vida, porque probablemente sin él, nunca me hubiera involucrado en este mundo como lo hago en la actualidad.

Hace un par de días Square Enix lanzó la demo de Final Fantasy VII Remake de forma sorpresiva y por eso hoy, tras terminarla tres veces, vengo a contarles lo que me pareció.

Ya todos vimos una y mil veces la presentación, conocemos el tema Bombing Mission de principio a fin. Sin embargo, tener un joystick en la mano y estar al control de esa transición en la que la cámara baja y sigue el tren en el que llegan los miembros de Avalanche junto a un Cloud, sin los polígonos de 1997 y con el viento acariciando su pelo, hizo que se me piante un lagrimón. Y ahora que lo escribo también.

No puedo hablar objetivamente de este juego cuando me atraviesa de esta manera el alma y logra audiovisualmente todo lo que nuestras jóvenes mentes imaginaron allá lejos hace más de 20 años. No es para menos, el mapa está igual, los diálogos y los personajes. Cada detalle, desde el ambiente hasta las voces, está cuidado milimétricamente y con el amor que se merece este mítico juego.

Obviamente, en Final Fantasy VII Remake cambiaron un montón de cosas, como el sistema de batalla que, incluso cuando es clásico (por turnos), tiene una clara renovación. Ya no tenemos tanto tiempo libre como hace 23 años, ahora hay que aprender a sintetizar para hacer funcionar un RPG en la edad moderna. Sin dudas, lograron generar el perfecto equilibrio entre antiguo y moderno haciendo un sistema que, aunque difícil de adaptarse al principio (muchos de nosotros no nos sacamos de la cabeza el botonear a los Hack And Slash), termina siendo es super disfrutable y desafiante. No me da verguenza admitir que se me murieron los personajes varias veces hasta que me di cuenta que tenía que meterle más estrategia a las decisiones.

Final Fantasy VII Remake

El menú y la interface también son un placer, bastante similar a lo que vimos en el Final Fantasy XV, aunque mucho más sencillo. Aunque muchas de sus funciones no estaban disponibles para esta demo, por lo que puede cambiar.

Por otro lado, las voces de los personajes en inglés, sorpresivamente, me encantaron. Acorde a sus personalidades y realmente sentidas, hasta puede que me convenzan de no jugarlo en japonés cuando tenga la oportunidad (sí, soy de esas que quieren jugar en el idioma original todo… con subtítulos, obvio).

Y la melodía nueva, respetando los temas originales, es perfecta. Lleva las batallas y los ambientes con una calidad óptima y realmente muy disfrutable, aunque esto ya era algo que muchos manijeamos hace un tiempo cuando salió en plataformas digitales.

¿Qué decirles de Final Fantasy VII Remake? Me arriesgo a pensar que si tan poco fue así de increíble, estamos frente a la primera Remake de la historia que muy probablemente se merezca una posición como juego del año en algún que otro premio (NdE: se olvidó de RE2). Y la mejor parte es que los viejos jugadores estamos emocionados y los más nuevitos pudiendo experimentar esta belleza por primera vez, y con los privilegios tecnológicos de ahora. Gracias por tanto, Testuya Nomura y Naoki Hamaguchi.

Astróloga, Gamer, Community Manager, Redactora, estudiante de guión, organizadora de eventos de juegos de rol y mesa en Capital y Gran Buenos Aires. Obsesiva, llorona, profusa detractora de las ciudades. Con claros problemas para mantener la atención en una sola cosa por mucho tiempo. Soy la Comandante Shepard y esta es mi página favorita de la Ciudadela.

Advertisement

Suscribite al Newsletter

Tendencias

Copyright © 2018 PressOver.news - Buenos Aires, Argentina.