Conectate con nosotros
God of War God of War

Articulos

God of War cumple 15 años

El día que la mitología se adueñó del gaming.

Nico Rabago

Publicado

en

Se cumplen 15 años del nacimiento de una de las sagas más importantes y queridas de PlayStation: God of War. Y por eso hoy, en pleno domingo de cuarentena, te vamos a contar un poco sobre su historia.

En enero de 2005 el hack and slash protagonizado por Kratos había lanzado su demo (The Hydra Battle), pero no fue hasta el 22 de marzo cuando Norte América conoció el juego por primera vez. A fines de Julio, el juego figuraba en el top ten de los más vendidos del año. Sin duda, fue la gran sorpresa. ¿Las causas? La siempre atractiva mitología griega, mecánicas bien empleadas y una aventura que no te dejaba despegar los dedos del control.

Elementos clásicos pero explosivos

Cuando Santa Monica Studio, los responsables de crear a este monstruo, decidieron darle luz verde a la odisea de Kratos ya había juegos de la misma generación que planteaban mecanicas similares o que, incluso, buscaban algo parecido. Los duelos, estuvieron muy inspirados en Devil May Cry, y los puzzles puede que se asemejen a los de ICO. Pero también hay una fuerte influencia de Onimusha y Prince of Persia: Sands of Time, que había salido apenas dos años antes.

Sin embargo, God of War tomó todos estos elementos fuertes de principios del 2000 y los potenció para terminar creando una obra demoledora. Las peleas nunca eran aburridas, cada boss final se siente completamente distinto al anterior, los puzzles son un verdadero desafío y la trama te lleva fácilmente al lugar que pretende.

Además, se respeta mucho los elementos de la mitología en la que se basa, a tal punto que, no sólo nos enseña sobre la misma, si no que posiblemente nos genere ganas de leer más, aprender, buscar esas cosas que aún no habían aparecido y rezarle a Zeus para que se vean en las próximas entregas. Porque claro, iban a haber próximas.

God of War

La mitología griega siempre fue muy importante en la industria del entretenimiento. En los ’60 el mundo ya había vivido la pelicula de Jason y los Argonautas, y se nutría de Los Mitos Griegos (1960) de Robert Graves. Treinta años después, Disney nos traía la película animada de Hércules que triunfaba en todos los cines del mundo. Y la primera década del nuevo milenio no fue la excepción.

La mitología griega es una semilla para miles de historias que, por su popularidad y por todo lo que lo rodea, siempre es atractiva para el público. De ahí el acierto de hacer un videojuego bajo esta temática.

La sangre explícita y las escenas sexuales son cosas que no se mostraban (ni muestran) mucho en el gaming, por lo que fue otro de los condimentos que llamaron la atención desde un principio. La historia lo ameritaba y God of War no sufrió de la tibieza de algunas sagas que no querían arriesgar a perder el público más infanto-adolescente.

Es cierto que la economía no ayuda y se trata de buscar título que entre el plot principal y el postgame se generen muchas horas de entretenimiento, con elementos desbloqueables y cosas que los hagan longevos. Pero en el 2005 la industria no pensaba así, la piratería reinaba en muchos territorios y terminar este primer juego de la saga te llevaba, cuanto mucho, unas 10-12 horas. Por lo que el éxito de críticas fue casi instantáneo.

Una saga atrapante

Hace 15 años no sólo se lanzó un gran videojuego, sino que se dio inicio a una tremenda saga. Al poco tiempo de salir la primer entrega ya se rumoreaba que se estaba planeando el segundo episodio y en el 2007 se hizo realidad en PlayStation 2 a pesar de ya estar la tres en el mercado. Pero God of War 2 no sólo redobló la apuesta y mantuvo su calidad, sino que además nos dejó un cliffhanger tremendo para su tercera parte.

Y en 2010 salió God Of War 3, que se transformó en uno de los juegos insignias de PlayStation 3. El cierre de la primer trilogía y del arco argumental griego que conocíamos, dejando a los fans contentos como no muchas sagas logran.

Tal es así que su remasterización, lanzada en un par de oportunidades, siempre fue un éxito de ventas. Hubo una colección de los dos juegos de PSP que llegó a PlayStation 3, después hubo una colección de los 5 juegos lanzados hasta el momento, otra con el tercero remasterizado para PlayStation 4 y aún se siguen vendiendo copias de las originales. Envejecieron bien. Incluso, te aseguro que si desempolvás tu vieja play 2 y te pones a jugar al primero, estoy seguro que la vas a pasar igual de bien que aquella vez.

El antihéroe del gaming

Si hay una figura que se popularizó después de los 90 y que siempre atrajo al público, es la del antihéroe. Ese personaje que, a pesar de querer hacer el bien, no tiene problema en repartir justicia por mano propia a diestra y siniestra.

Así, en el medio de una generación que ya había vivido a Spawn en su adolescencia, y en una época dónde los antihéroes también aparecían por al cine (Wolverine, The Punisher y Blade), Sony nos presenta a Kratos: un espartano que luchaba en la guerra a favor de Ares y que por culpa de los dioses pierde a toda su familia. Por ende, esa sed de venganza que te impregnan en el primer episodio del juego, dónde estás al palo peleando contra monstruos marinos y terminas enfrentándote con una hidra gigante, demuestra que el pelado que no tenía miedo de matar al que sea necesario para vengarse.

Este modelo de personaje heroico, al que no le importa nada más que su vengaza, fue un atractivo fundamental para los gamers de ese entonces y algo que pegaba a la perfección con la trama mitológica.

Sangre Fresca

Si bien todo el mundo esperaba una nueva entrega que continuase las aventuras de Kratos en su interminable venganza, Santa Monica Studios hizo lo más inteligente que podrían haber hecho: un reboot encubierto.

El God Of War de 2018 (análisis) fue uno de los lanzamientos más importantes de PlayStation 4 y terminó siendo el juego del año para varios de los premios relevantes del mundo. Las razones son obvias. Cambió el tipo de cámara, Kratos ahora tiene un hijo que funciona de acompañante y el juego permanece con todos sus elementos atractivos.
Pero la inteligencia de rebootearlo en secreto recae en un importante punto: nuestro Dios se alejó de las tierras griegas y pasó a vivir en las nórdicas, con los mitos de los viejos vikingos.

Con esto, reavivaron la llama y ya se rumorea que su secuela está en desarrollo para PlayStation 5. ¡Hay saga para rato!

Egresado de Periodista en el 2019, aficionado a todo lo que sea cultura pop. Habla sobre cine en Los Más Odiados Podcast y escribe sobre videojuegos, cuando tiene tiempo. También intenta ser maestro Pokémon.

Advertisement

Suscribite al Newsletter

Tendencias

Copyright © 2018 PressOver.news - Buenos Aires, Argentina.