fbpx
13.3 C
Buenos Aires
sábado, octubre 1, 2022

Guía para introducirse a Warhammer

Analizamos de qué manera nos podemos introducir en los crudos universos creados por Games Workshop: Warhammer Fantasy y Warhammer 40.000.

Perpetua Franck

La/Ella. Estudiante autodidacta de desarrollo de videojuegos. Activista del colectivo LGBT+ y la salud mental. Me encantaría estar más tranquila pero hay mucho por hacer. No vibro alto, vibro rápido.

Más notas del autor/a

En la sombría oscuridad de Warhammer, ¿Solo hay diversión?

Warhammer como propiedad intelectual es exactamente lo que quiero de un producto ficticio bélico con el cual hiperfijarme: Dualidades morales que te hacen cuestionar si realmente existen “los buenos”. Batallas encarnizadas en proporciones épicas. Un universo grimdark donde todo es terror y desolación. En definitiva, una gigantesca sátira llena de un tono tan serio y edgy que se vuelve una caricatura, adornado por años y años de lore.

Pero más allá de ser una de mis franquicias favoritas, hay algo que no puedo negar. Warhammer es un nicho orientado principalmente a un público masculino cis-hétero. Es por esto mismo que me encuentro con ciertas dificultades a la hora de recomendarlo. En primer lugar es sumamente difícil saber por donde empezar. En segundo, la demografía a la cual se orienta de alguna manera condiciona a que tenga ciertos cambios para generar diversidad de consumidores. Por ultimo, el tabletop es relativamente complicado de acceder y súmamente costoso, en tanto tiempo y práctica para trabajar tus miniaturas, como el dinero que demanda el hobby.warhammer

Debido a estas dificultades y algunas más hoy les presentamos una guía para poder acceder a los universos de Warhammer y poder invertir miles de horas en un mundo donde pasarla mal es parte de la diversión.

Lo mejor de dos mundos

Warhammer comenzó como un juego de mesa. Miniaturas de diferentes ejércitos fantasiosos peleaban entre sí a pequeña y gran escala, en el llamado Warhammer Fantasy Battles. Con el paso del tiempo la IP consiguió su cantidad de adeptos y Games Workshop, la desarrolladora, decidió llevar a cabo un cambio  al crear un complemento futurista con fantasía heroica llamado Warhammer: 40.000. A la hora de comenzar a introducirse en la franquicia, quizá lo más conveniente sea elegir cuál de éstos dos universos te interesa más.

El universo de Warhammer Fantasy

Por un lado tenemos al gigante de fantasía medieval oscura llamado Warhammer Fantasy, cuya evolución en el tabletop se le llama Warhammer: Age of Sigmar. Nos enfocaremos más en Fantasy ya que es la IP que más tuvo repercusión en el mundo de los videojuegos y es más fiel al tono de fantasía oscura, mientras que Age of Sigmar se orienta más a la alta fantasía.warhammer

Fantasy se ambienta en un planeta con continentes y geografía sumamente similar a la Tierra. Tenemos el equivalente al continente americano, africano, asiático y europeo. Las distintas facciones existentes dentro de tal mundo, ya sean humanos o de otras razas tienen características de las diferentes culturas que existieron durante los periodos medievales y renacentistas de la historia de la humanidad.

El epicentro conflictivo de Fantasy

El eje de conflicto entre las facciones dentro de este mundo es la lucha entre el “Orden” y el “Caos”. Cada facción tiene una afinidad a uno o al otro, y su interpretación de tal varía, pues no existe una perfecta alineación al Orden o al Caos. Esto nos permite tener un espectro de moralidades y filosofías dentro de las facciones sumamente diversas. No es extremadamente binario el asunto pero hay cierta distinción entre cuales son las facciones “bondadosas” y las “malvadas”.

Dicha lucha crea como punto central la lucha en contra de la corrupción que causa el Caos. Podemos ver como diversas facciones del Orden tienen su contraparte caótica, y ésto implica que las fuerzas del Orden son vulnerables a dicha corrupción, a lo que ciertamente no hay vuelta atrás.guiawarhammer

La historia gira alrededor de los conflictos bélicos interminables y cuenta con diversas campañas que dan avance a eventos clave dentro del mundo. Un ejemplo importante es la campaña The End Times, en la que es muy obvia la posibilidad de que triunfe el Caos en la interminable guerra, causando literalmente el hecatombe del mundo.

El universo de Warhammer 40.000

Warhammer: 40.000 (o para ser mas breves, 40K) toma muchísimos recursos del mundo anterior, facciones, razas, conflictos y estética, y los traslada a una escala galáctica y futurista. Este cambio también implica que ciertas cosas se van a un extremo impresionante.

La temática de la lucha entre el Orden y el Caos sigue vigente en esta IP. Es el eje central que controla toda la trama. ¿Podrá la galaxia evitar caer en las manos de la corrupción o aceptarán la crueldad y el horror con brazos abiertos?guiawarhammer

Las facciones son ciertamente parecidas a sus contrapartes de Fantasy. Estas son llevadas a tener alta tecnología, armaduras exageradamente épicas y mucho más relacionadas a la ciencia ficción. Hay razas nuevas para elegir y algunas que quedaron atras.

La problemática de 40.000

El conflicto se ambienta en la Vía Láctea, en donde una Humanidad xenofóbica se defiende contra las distintas razas que habitan el espacio, cada una con sus motivaciones y objetivos. El trasladar el conflicto que sucedía en un planeta a TODO el espacio logró un cambio radical a la hora de presentar el setting.

Las facciones son cada vez más ambiguas en su moralidad, ya no existe una distinción clara entre los buenos y los malos, acá TODAS las facciones son malas. Incluso aquellas facciones que luchan por prevenir la destrucción de la galaxia a manos de las fuerzas del Caos lo alimentan inconscientemente. La guerra lo justifica todo y es el motor interminable que alimenta los accionares espantosos que cada facción comete.guiawarhammer

40K cuenta con un igual de complejo arco argumental donde cada momento que avanza la trama el Caos pareciera estar a punto de consumirlo todo. Y en definitiva, todas estas similitudes entre Fantasy y 40K causaron las teorías de que ambas ambientaciones suceden en el mismo universo en tiempos distintos, lo cual sinceramente tiene mucho sentido.

Elegí tu facción

Una vez elegido el universo, hay que elegir de qué bando estás. La cantidad de facciones y razas dentro de Fantasy como 40K es descomunal. Hay tantas que podría estar párrafos y párrafos escribiendo sobre ellas. Pero aquí es donde invito abiertamente a les interesades en introducirse en la franquicia a indagar en las wikis. El plato fuerte de cada raza es su lore y filosofías.

Dando un vistazo general, en Warhammer Fantasy tenemos a la humanidad, que se dividen principalmente en Bretonnia (equivalente a franceses), el Imperio (Imperio Romano Germánico), Cathay (China Imperial), Kislev (Rusia Tzarista), Norsca (Tribus Nórdicas) entre muchas otras culturas. Por el lado de orejas puntiagudas tenemos a les altes elfes, elfes silvanes y elfes oscures.guiawarhammer

También contamos con orcos, ogros, hombres bestia y hombres rata (llamados skaven). Por otro lado tenemos facciones no-muertas, les condes vampires (equivalentes al Conde Drácula) y los reyes de las tumbas (Momias Egipcias). Por ultimo estan los guerreros del Caos que responden a los cuatro dioses caóticos: Khorne (Dios de la Guerra), Tzeench (Dios de los Cambios), Slaneesh (Dios del Placer) y Nurgle (Dios de la Pestilencia). Hay muchas facciones y razas más, por lo que esto es solo la punta del iceberg.

Por el lado de 40K les humanes están bajo la bandera del Imperio de la Humanidad, teniendo ésta una inmensa cantidad de subfacciones, como los Marines Espaciales (Un ejercito de super-soldados), la Guardia Imperial (humanos comunes y corrientes, la columna vertebral de los ejércitos de la humanidad), las Hermanas de la Batallas (literalmente monjas guerreras).

A les elfes se les llama Eldar y cuentan con su versión estandar y su versión corrompida (Eldars Oscuros). Existen tambien las hordas de Orkos, robots inmortales llamados Necrones, una suerte de xenomorphs llamados Tyranidos. Las facciones del Caos son los Daemonios, los Marines del Caos (Marines corrompidos), cultistas humanos, con sus subderivados respecto a los Dioses del Caos (Que son los mismos que en Fantasy).

Juegos de Warhammer Fantasy

Considero en definitiva: Si querés entrar en Warhammer, estamos en la época de oro de sus videojuegos y esa es la puerta de entrada. Es por eso que enlistaremos los juegos más destacados dentro de su universo de fantasía medieval.

En primer lugar tenemos su más reciente adición al catálogo, Total War: Warhammer, con su tercera edición. Excelentísimos juegos de estrategia en donde tu objetivo es elegir una facción con la cual expandirte a lo largo de diversos territorios en un mapamundi al estilo 4X. A la hora de enfrentar enemigues se presenta un combate en tiempo real basado en manejar grandes cantidades de unidades con diversas dinámicas. Recomendable para conocer el mundo de Warhammer en su totalidad y hasta ahora lo más cercano que tenemos a las batallas a gran escala que suceden en el tabletop.

Por el lado de los ARPGs tenemos a Warhammer: Chaosbane, una suerte de Diablo 3 en donde elegimos dentro de un diverso grupo de aventureres basados en arquetipos típicos del género que se enfrentan a las hordas del Caos. El juego tiende a ser ciertamente repetitivo pero matar bichitos cantidades descomunales de bichitos siempre es agradable. Se puede jugar en cooperativo split-screen.

Hubo un momento donde existió un MMORPG de Warhammer Fantasy, y una comunidad sin fines de lucro logró traerlo de vuelta para que nos matemos en batallas PvP a gran escala en Warhammer: Return of Reckoning. Excelente variedad de clases muy distintivas entre sí, una estética un tanto anticuada pues no es un juego moderno. Detrás de sus errores hay una linda experiencia y una comunidad sólida y constante.

Por último Warhammer: Vermintide 2, el llamado “Left 4 Dead medieval”, acá los zombies son Skaven, Guerreros del Caos y Hombres Bestia. Enfrentaremos hordas y hordas de estas criaturas teniendo que coordinar con un equipo de cuatro individuos muy diferentes entre si. Tiene un sistema de progresión bastante mediocre, pero la experiencia cooperativa, el sistema de combate y el diseño de niveles son su plato fuerte.

Juegos de Warhammer 40.000

Dirigiéndonos hacia el milenio número cuarenta, en la oscura desolación del futuro, les presentamos otra saga de juegos de estrategia en tiempo real, Warhammer 40.000: Dawn of War. Cada uno de los tres juegos es distintivo. El primero tiene batallas a gran escala, el segundo escaramuzas con escuadrones pequeños y el tercero es el menos apreciado de los tres, con ciertas mecánicas basadas en unidades Héroe. Los primeros dos cuentan con una buena cantidad de facciones para familiarizarse con el mundo y el tono bélico de lo estratégico nos remite nuevamente al tabletop.

Respecto a la estrategia por turnos, tenemos a Warhammer 40.000: Mechanicus. En él controlaremos escuadrones de la facción de ingenieros tecnológicos del Imperio de la Humanidad, el Adeptus Mechanicus. Nuestro objetivo es derrotar a la facción de necrones en combates sumamente diversos y entretenidos. El sistema de progresión y la posibilidad de perder unidades permanentemente hace que sea altamente adictivo y demandante.

Tenemos también un icónico shooter en tercera persona llamado Warhammer 40.000: Space Marine. En él encarnamos a un capitán marine espacial que se enfrenta a hordas de Orkos y cultistas del Caos. Frenetismo total y una violencia incomparable, con una sensación de peso muy bien lograda siendo que manejamos a un super-humano en una armadura gigantesca. Debido a su interesante historia y fantástico gameplay, se ganó un culto que espera la llegada de su ya anunciada secuela.

Basado en el juego de mesa del mismo nombre, Battlefleet: Gothic Armada y su secuela son juegos de estrategia en tiempo real donde llevamos a cabo batallas en el espacio exterior de Warhammer: 40.000. Tenemos varias facciones para elegir y cada una tiene una amplia variedad de naves espaciales con diferentes habilidades y dinámicas. Al ser un RTS basado en controlar pocas unidades en el espacio exterior resulta ser una experiencia refrescante y poco ortodoxa.

Por último un ARPG visceral, Warhammer 40.000: Inquisitor – Martyr. Encarnaremos el papel de une inquisidore, agente especial de la rama religiosa del Imperio de la Humanidad. ¿Nuestro rol? Purgar de la corrupción diferentes niveles y localidades. Elegí entre varias clases para llevar adelante la voluntad del Emperador y enfrentá hordas interminables de enemigues.

Hablemos un poco del tabletop

La franquicia nació del humilde wargame al cual hoy en día inmensas cantidades de personas le rinde culto. Sabemos que armar una colección e ir armando tu propio ejército es sumamente hermoso. No solo eso, el hecho de que puedas pintarlos a tu manera lo vuelve un hobby icónico, más si querés potenciar tu lado artístico.

A la hora de comenzar a construir tu estantería de miniaturas, debés tomar a consideración que lo recomendable es empezar con modos de juego que demanden poca cantidad de unidades. Esto se debe a tener tiempo para construir ejércitos más grandes y, por lo tanto, más costosos. Starter Packs como los de Warhammer 40.000: Kill Team son sumamente recomendables.

La última recomendación que tenemos respecto al tabletop es tomarte tu tiempo para investigar. Hay una enorme cantidad de foros, wikis y otro tipo de base de datos que pueden brindarte la información que necesitas para coleccionar miniaturas, pintarlas, investigar las reglas de los modos de juego y las facciones involucradas.

guiawarhammer

Conclusión

La franquicia de Warhammer es complicada para acceder, pero adentrarse en ella a través de los videojuegos es, en mi opinión, la mejor manera. Como pudieron ver, hay una inmensa variedad de géneros para explorar dentro de la IP, por lo que es muy probable que encuentres algo disponible para tu favorito.

Espero que esta humilde guía haya sido de buen uso para ustedes, y saben que si tienen cualquier duda, está disponible la caja de comentarios. Dentro de PressOver tenemos varies fanatiques de los mundos y estamos a completa disposición para aconsejarles!


Si llegaste hasta acá y te gusta lo que hacemos en Press Over, medio independiente hecho en Argentina, siempre nos podés apoyar desde la plataforma de financiación Cafecito. Con un mínimo aporte nos ayudás no sólo con gastos corrientes, sino también con la alegría de saber que estás del otro lado.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas notas