12.5 C
Buenos Aires
viernes, mayo 14, 2021

Hablemos de accesibilidad en los videojuegos

Su rol activo en la industria desde los últimos años y la necesidad de visibilizarla un poco más.

Adru Estevez
Adru Estevez

Fundamentalista del pijama. Almacén viviente de datos curiosos. A veces redacto sobre videojuegos, a veces escriben mis gatos acostados en el teclado.

Más notas del autor/a

¿Los videojuegos son para todos? Esa es la meta, pero estamos lejos de alcanzarla. Cuando se habla de accesibilidad suele ser ignorado en el medio, dado que es difícil empatizar con algo que no te sucede. Un ejemplo de esto son los Game Awards en diciembre de cada año donde Twitter explota, pero cuando entre segmentos de anuncios y premiación aparece un clip sobre accesibilidad, generalmente por parte de Facebook Gaming, es sumamente ignorado.

Varias empresas suelen tener slogans relacionados a cómo realizan juegos para todo el mundo, que cualquiera puede disfrutarlos. El tema está en cuántas cumplen ese requisito realmente dado que las discapacidades suelen ser sistemáticamente ignoradas y, cuando quieren integrar ciertas funciones, implica un cambio significativo en el presupuesto de desarrollo.

La accesibilidad tiene múltiples aristas, desde la modificación de colores hasta la posibilidad de jugar con periféricos específicos para discapacidades físicas, pasando por la curva de dificultad de un título. Es un tema extenso por sí mismo, por lo que hoy nos vamos a enfocar en qué es la accesibilidad y en qué se puede hacer para facilitarla en los videojuegos.

Accesibilidad

¿De qué hablamos cuando decimos accesibilidad?

Se puede definir la accesibilidad en videojuegos como la habilidad de jugar a un juego incluso bajo condiciones restrictivas, ya sea por una limitación funcional o una discapacidad. La accesibilidad también cumple un papel importante a la hora del desarrollo, dado que se trata de la interacción entre la obra y el jugador.

Además, es innegable que la industria cumple un rol en la sociedad más allá del ocio y del entretenimiento, el cual es su propósito principal, sino que se utilizan los videojuegos como un medio educativo (por ejemplo, Minecraft: Education Edition), también como una plataforma de rehabilitación (la utilización de la Wii para rehabilitación física) y la participación social (¿quién no jugó algo solo para compartir un momento entre amistades?).

Para avanzar tenemos que definir discapacidad. Según la OMS, discapacidad es un término que abarca tanto deficiencias como limitaciones de actividad y restricciones de participación. Las deficiencias son problemas que afectan a una función corporal; las limitaciones son dificultades para realizar ciertas acciones; por otro lado, las restricciones son problemas para participar en situaciones vitales. Existen diversos tipos de discapacidades, las cuales tienen cuatro grandes grupos: discapacidades físicas, sensoriales, psicosociales e intelectuales.

El objetivo de la accesibilidad en los videojuegos es incluir al usuario y entretener por sobre todas las cosas, dado que es la principal razón de los mismos. Es importante esclarecer dos términos para poder hablar de accesibilidad: la integración y la inclusión. La integración es crear algo específicamente para personas con discapacidades, mientras que la inclusión implica que puedan disfrutarlo al igual que una persona que no posee dificultades.

Accesibilidad

Por ejemplo, los llamados audiojuegos, para personas ciegas, serían una forma de integrar a los discapacitados visuales a la industria. Otro ejemplo es Celeste, el cual posee un modo de accesibilidad muy importante: podés reducir la velocidad, automatizar los dash y dejar que la stamina sea infinita, entre otras opciones. De esta forma varias personas con discapacidades diversas pueden disfrutar de la aventura al igual que una persona que no sufra ninguna restricción.

El reto de la accesibilidad

Podemos centrar el problema de la accesibilidad en tres grandes ejes. El primero es que el jugador no puede recibir estímulos, ya sean visuales, sensoriales o auditivos. El segundo es que el jugador no puede determinar cuál es la respuesta adecuada para realizar una acción necesaria para avanzar debido a su dificultad, y tercero es que el jugador no pueda acceder al juego en sí por no poder manipular el dispositivo que hace de interfaz entre el jugador y el videojuego, como por ejemplo el mouse o el teclado.

Entonces, ¿qué se puede hacer para que todos accedan a los videojuegos? Hay cosas que corresponden a las desarrolladoras, otras a los medios, pero siempre hay que exigirlas. ¿Por qué jugar tiene que ser el placer de unos pocos? ¿por qué jugar tiene que ser siempre un reto enorme cuando la idea es disfrutarlo?

Desde las empresas se debe fomentar el desarrollo de accesibilidad en los videojuegos desde su diseño. Si deseás que tu obra sea realmente accesible tiene que estar planteado desde el principio, porque cambiar una mecánica a mitad del desarrollo siempre implica un costo extra en el presupuesto y una dificultad para los mismos desarrolladores. Además, se debe promover tecnología adaptativa tanto en software como hardware. Es probable que haya gente que lea esta nota y no sepa que existen periféricos como el mouse que se controla con la cabeza, como el periférico enPathia.

Desde el Estado debería existir una serie de regulaciones respecto a la accesibilidad en los videojuegos. Podría crearse un sistema de etiquetado, como el PEGI o ESRB pero en relación a qué tan accesible es un título. Cosas tan simples como aclarar si tiene soporte para daltónicos, como League of Legends, o si cuenta con subtítulos descriptivos, como Mafia: Definitive Edition. De esta forma se podría difundir y fomentar el desarrollo de opciones de accesibilidad. Así mismo también pueden crearse una serie de normativas para ello, como que todos los videojuegos tengan subtítulos descriptivos del sonido o una opción para reducir la dificultad.

Respecto al rol del simple humano que no participa en el Estado ni en empresas desarrolladoras, podemos concientizar y eso ya es un montón. Desde 2003 existe un grupo de personas que se propuso mejorar la accesibilidad a la hora de jugar, se trata del Game Accessibility Special Interest Group (GASIG) de la Asociación Internacional de Desarrolladores de Juegos (IGDA por sus siglas en inglés. También existe un medio, creado por personas discapacitadas, donde reseñan videojuegos accesibles. Can I Play That? no solo reseña, sino que también cuenta con una guía de cómo hacer accesible un videojuego en función de distintas discapacidades.

En definitiva, tenemos un largo camino que hacer, pero no es imposible. Los videojuegos siempre requieren un reto que superar, por lo que ya excluye a una parte de la población, pero ese reto no implica que sea una tortura: jugar puede ser más accesible para todos y es algo completamente realizable.


Si llegaste hasta acá y te gusta lo que hacemos en Press Over, medio independiente hecho en Argentina, siempre nos podés apoyar desde la plataforma de financiación Cafecito. Con un mínimo aporte nos ayudás no sólo con gastos corrientes, sino también con la alegría de saber que estás del otro lado.

2 Comentarios

  1. Me gustó mucho la idea de que se implemente un sistema de etiquetado para esos juegos, nunca lo había pensado, pero es bastante necesario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas notas