Conectate con nosotros
Nintendo Nintendo

Articulos

La historia de Nintendo: Tercera Parte (1997-2020)

De la crisis al éxito, una y otra vez.

Nico Rabago

Publicado

en

Estoy muy seguro que sabés quién es Mario Bros, aun cuando no juegues videojuegos de forma cotidiana o no te interese profundizar en el tema. También estoy seguro que entendés de qué hablo cuando digo Pokémon, y que tenés idea que Family y Wii son consolas.

Pero lo que seguramente no sabés es cómo nació la empresa culpable de todo esto, la que prácticamente dio inicio al gaming doméstico tal como lo conocemos. Y la que salvó a los videojuegos de una muerte prematura.

Nintendo 64 o cómo tener un éxito opacado 

En la anterior nota, habíamos contado como Nintendo prácticamente creó la primera PlayStation. En ese momento, la traición a Sony no parecía que podía generar una herida tan profunda pero la gran N no sabía el monstruo que había creado.

El 23 de junio de 1996 sale a la venta Nintendo 64, una consola de 64-bits de la empresa japonesa que venía a acompañar el enorme cambio generacional que se estaba dando en los videojuegos: el pase del 2D al 3D. Por este motivo, y no es para menos, a los juegos anteriores a esta generación se los llama retro.

Ver a Mario en 3D en Super Mario 64 fue increíble pero su cámara tridimensional fue una revolución absoluta. El juego salió el mismo día que la consola y llamó la atención de todo el mundo. A su vez, Pokemon Stadium nos mostraba a Pikachu en su forma real, Link destrozaba la concepción de hasta donde puede llegar un videojuego con Ocarina of Time y veíamos a nuestros personajes favoritos de Nintendo pelear en el novedoso Super Smash Bros. Todo un éxito de verdad. ¿De verdad?

Para ese momento, Nintendo ya tenía hacía varios años en el mercado a Game Boy, su primer gran consola portátil. La misma, aprovechando la tecnología de los cartuchos les daría un poderío absoluto, manteniéndose hasta hoy como la segunda portátil más vendida de todos los tiempos, superando las 100 millones de unidades. Nintendo 64 es hoy para todos un grato recuerdo. Me gusta pensar esta consola cómo la que aprovechó para profundizar franquicias: Mario Kart terminó de afianzarse y hoy es una de las más exitosas, nacieron Mario Tennis, y Mario Party. ¡Conocimos a Pokémon en sobremesa! Casi todas las franquicias que Nintendo usó en la 64 hoy están activas.

Sin embargo, la competencia llegó muy fuerte. Nintendo 64 no sólo vendió menos que sus antecesoras (la NES y la SNES) sino que PlayStation, la consola de Sony, fue una revolución total del gaming. En parte por unos juegos que para ese entonces parecían hiperrealistas, abusando de las franquicias de Survival Horror y habiéndole robado Final Fantasy. La consola vendió más de 100 millones de unidades, más del triple de lo que Nintendo 64.

Con una consola que había hecho todo bien pero con el chasco que se habían pegado frente a su competencia, Nintendo había dejado atrás la guerra con SEGA pero se enfrentaba a un nuevo desafío: volver a ser el líder del mercado. Bajo ese contexto, con un gusto amargo en la sobremesa pero con un gran olor dulzón en el éxito portátil, redoblaron esfuerzos y llevaron sus consolas al próximo nivel.

Gamecube, el primer traspié de Nintendo 

El año 2001 fue bisagra para la historia de Nintendo. El nuevo milenio vino acompañado de una nueva generación de videojuegos y se tenían mucha fe para revertir lo que había pasado con PlayStation. Pero no podían estar más equivocados.

Antes de entrar en ese tema vamos a hablar del ámbito portátil. Lanzaron Game Boy Advance, una evolución de su consola insignia que tuvo casi el mismo éxito y vendiendo pocos millones menos. Desde este momento histórico, Nintendo se plantó como el dueño de ese mercado, algo que hasta el día de hoy nadie pudo borrar y es fundamental.

Pero PlayStation 2 no sólo fue mejor que la primera sino que, a mi parecer, es la consola que democratizó el gaming. No sólo era una consola hiperpirateable, sino que era mucho más barata que comprar un reproductor de DVD, modelo que estaba explotando para ver películas. Lo que le permitió a Sony dominar y convertirse en el nuevo líder.

Bajo esa lupa, SEGA había sufrido con su Dreamcast todos los fracasos que venía arrastrando del pasado y anunciaba que se retiraba del mercado de hardware, pero aparecía Microsoft a cubrir su lugar como la primera empresa estadounidense desde Atari en hacer una consola exitosa.

Así, entre las tres empresas que hoy se mantienen cómo creadoras de consolas en la industria, sumando absolutamente todas sus consolas y comparando ventas, se van a encontrar con la sorpresa de que la Nintendo Gamecube es la consola con peor rendimiento. Sí, peor que cualquier Xbox, peor que cualquier PlayStation, e incluso peor que cualquier otra consola de Nintendo. Fracaso económico de los de Kioto y a dormir.

Satoru Iwata y la familiarización de Nintendo 

El 24 de mayo de 2002 fue el año en que Yamauchi, quien se había encargado de que Nintendo pase a ser una empresa de videojuegos, deja el cargo de presidente y lo elije a Satoru Iwata como su sucesor: San Satoru Iwata, padre del Nintendo moderno.

Tranquilamente la fecha mencionada en el párrafo anterior puede considerarse el nuevo nacimiento de Nintendo, ya que el presidente fue quien se encargó de que la Gran N vuelva a ser lo que fue. En una entrevista de ese mismo año, Satoru declaró que el gaming se estaba volviendo muy exclusivo y quería que los videojuegos sean un lugar dónde cualquiera se pudiera entretener“En tarjeta de presentación soy un CEO, en mi mente soy un desarrollador, pero en mi corazón soy un gamer”, dijo. 

En esa base de inclusión, Satoru Iwata siguió los principios de un libro de marketing escrito por W. Chan Kim y Renée Mauborgne: La estrategia del Oceano Azúl. Esta estrategia marca que hay un océano rojo dónde todas las empresas pelean por ser la mejor. Mientras tanto, en un océano azul, nadan tranquilas las empresas que pelean consigo mismas para ser mejores. Desde ese momento, Nintendo jugó su propia liga.

Las primeras consolas post entrada de Iwata fueron la Nintendo Wii y DS. Esta última la segunda consola más vendida de la historia. ¿Wii? La única que le pudo ganar en ventas a PlayStation desde que existe la marca.

Semejante éxito salió de esos claros condimentos: consolas hiperfamiliares, con mecánicas para que todo el mundo pudiera jugar y completamente a contracara de la industria. Nintendo Wii tiene prácticamente el hardware de GameCube, muy inferior a PlayStation 3 y Xbox 360. Pero con un control de movimiento que fue una revolución. Todo éxito de Iwata.

Ese control marcaría también un poco la estrategia de Nintendo a futuro: sus consolas son juguetes. Y no lo digo de forma despectiva, todo lo contrario. En cada consola, Nintendo trata de que generes una jugabilidad con el hardware que te provoque una experiencia única e irreproducible en otro lado. Así le ganó a una PlayStation 3 muy confiada con éxitos del pasado y a una Xbox 360 que brillaba en Estados Unidos pero hacía agua en otras partes del mundo.

El Gran Fracaso: Wii U

En el inicio de esta generación que estamos abandonando, Nintendo lanzó dos consolas que prometían ser la evolución de sus éxitos contemporáneos. Por el lado portátil funcionó y la Nintendo 3DS fue un éxito que mantuvo en linea el buen trabajo que se venía haciendo desde épocas del Game Boy.

Pero por otro lado, lanzaron una consola muy avanzada para su época. No había muchas cosas malas en Wii U, con una mécanica innovadora y con un montón de juegos de gran nivel. El problema es que no se entendía y Nintendo no se molestó en explicarlo.

Con una mala (muy mala) campaña de marketing y con conceptos duros de entender para una época en la que la PlayStation 4 y Xbox One eran excesivamente fáciles de jugar, Nintendo trató de lanzar una consola competitiva que volviera a pelear en el primer lugar. ¿Te acordás que te dije que la Gamecube era la peor consola en ventas de la historia de estas tres marcas? Bueno, te mentí, es Nintendo Wii U. Sí, no te quería spoilear.

La consola fue un fracaso total en ventas que no pudo sostenerse y tan sólo tres años después de su lanzamiento fue un proyecto abortado. ¿Lo peor de todo? Nintendo entró en crisis económica y Satoru Iwata fallece el 11 de julio del 2015 dejando un agujero en el corazón de todos los gamers. El final de una etapa. 

Pero hubo luz al final del túnel, porque Nintendo hizo las cosas rápido y supo qué hacer en el momento justo y en el lugar indicado.

El éxito actual: Nintendo Switch

Después del fracaso de la WiiU, nos presentaron su consola definitiva: Switch. Posiblemente la consola más completa y exitosa de la historia de Nintendo. ¿Cómo lo hicieron? Fácil, jugando en su propia liga y siendo una consola completamente inclusiva. Los principios de Iwata funcionando al 100%.

La primera consola híbrida de la historia le trajo a Nintendo muchas facilidades. Aprovechó todo su mercado portátil donde siempre fue líder, dejó de dividir el presupuesto entre ambos mundos, tenía todas sus franquicias exitosas en un mismo lugar y, teniendo una consola mucho menos poderosa, sus juegos a un nivel nunca antes visto.

Super Smash Bros. Ultimate, Super Mario Oddyssey, Animal Crossing: New Horizons o The Legend of Zelda: Breath of the Wild (que también salió en Wii U) son solo algunos ejemplos de cómo los títulos de Switch pueden ser, tranquilamente, el mejor de sus respectivas franquicias. Y aun le queda mucha tela que cortar.

Pero sacando todos estos puntos, ¿cual fue el gran éxito de la Nintendo Switch? La trifuerza.

Ok, vamos a sacarle romanticismo. Después de la salida de Iwata asumió Tatsumi Kimishima, quien tuvo una idea que generaría este tercer éxito absoluto: una cúpula directiva. Él se encargaba de la economía, un Consejero Creativo del rumbo de los videojuegos y otro Consejero Tecnológico del rumbo del hardware. La trifuerza.

Así, hoy permanece el gran Shigeru Miyamoto cómo el definidor del camino de Nintendo en los videojuegos, mientras que Genyo Takeda, histórico creador de las consolas de Nintendo, es quien marca el rumbo de las consolas. Tatsumi dejó de ser presidente en 2018, pero en su rol económico está el sexto y actual presidente, Shuntaro Furukawa.

Si en un párrafo puedo resumir estas tres notas atravesando el rumbo de Nintendo, elegiría hacerlo así, con la comparación de sus tres máximos éxitos y lo que lo provocó: Miyamoto con sus ideas en la NES, Iwata con sus principios en la Wii y la DS y los éxitos definitivos mezclando toda su historia en Nintendo Switch.

La empresa aún tiene mucho que ofrecernos, y ojalá en unos cuantos años tenga que escribir la cuarta parte de esta serie de notas con una sonrisa en la cara y un juego de Zelda en la televisión, exactamente como estoy terminándola ahora.

Egresado de Periodista en el 2019, aficionado a todo lo que sea cultura pop. Habla sobre cine en Los Más Odiados Podcast y escribe sobre videojuegos, cuando tiene tiempo. También intenta ser maestro Pokémon.

Advertisement

Suscribite al Newsletter

Tendencias

Copyright © 2018 PressOver.news - Buenos Aires, Argentina.