fbpx
20.6 C
Buenos Aires
domingo, septiembre 26, 2021

Kentucky Route Zero: Una aventura de descubrimento y fantasía

Hernán Cazenave

Redactor

Oriundo de Concordia, pero su baticueva se establece en Rosario. Experto en casi todo, colecciona títulos para encuadrar (ya lleva 6). Cuando no está analizando o escribiendo sobre cosas nerds está cantando en una murga, programando, dibujando, sacando fotos, entrenando, o comiendo en tenedores libres.

Más notas del autor/a

Esto va a ser rápido, jueguen Kentucky Route Zero. Es uno de los títulos de la última década y no los va a decepcionar. Fin… Bueno, no es tan así, pero el mensaje queda claro. Me costó mucho hilvanar un texto que explique de qué trata porqué es una joya en todo aspecto.

En el año 2013 la empresa estadounidense Cardboard Computer nos trajo al mundo la primera parte de esta aventura independiente. Pasaron los años , las continuaciones y en enero del 2020 sacaron al mercado el tan esperado ACTO V. Donde todo concluye al fin, nada puede escapar, todo tiene un final… 

Se trata de un point and click estilo retro MS-DOS, de naturaleza episódica, creado gráficamente con figuras geométricas burdas y movimientos toscos en cuanto a animación de personajes. Todo un combo que nos sumerge en un mundo tan extraño y tan ajeno a lo que estamos acostumbrados que los tomo como un mimo a nuestro viejo corazón.

Kentucky Route Zero

Protagonizamos a Conway, un camionero con más años de ruta que el Rojo Barclay y Mirtha juntos, y con un objetivo simple: entregar la mercancía que nos encomendaron en el menor tiempo posible. Pero, mientras tanto, en compañía de nuestro perro, iremos en busca de la misteriosa Ruta Zero. Un camino que todo el mundo conoce, pero nadie está seguro de cómo llegar.

En el camino nos cruzaremos con personajes muy interesantes, con pequeños puzzles a superar, con difucultades para entregar pedidos, con descansos para cargar energía, pero principalmente con una trama muy rica en contenido. Porque claro, seguramente deben estar pensando: ¿entonces es un juego de camioneros? Y la verdad que la respuesta es ambigua.

En Kentucky Route Zero todo es surrealista, juegan constantemente con nuestra cordura; gente desapareciendo, personas que no nos escuchan cuando les hablamos y cosas por el estilo que te hace pensar si realmente lo que pasa está sucediendo o todo es un sueño maravilloso. Uno con el que Annapurna Interactive abrió la puerta de la industria de una patada.

Kentucky Route Zero

A pesar de no ser lo más destacado, los juegos de cámara también son algo fantástico. Dan profundidad a un juego 2D de una manera sublime. Pero la iluminación es uno de los factores más destacados, con unos efectos de luces que generan un ambiente lúgubre digno de un premio de la academia.

Pero lo mejor a mi gusto, son los ruidos de la naturaleza. Se pueden oír los animales, los insectos y los autos pasando a lo lejos. Algo que te transmite mucha paz y tranquilidad. ¿Por qué lo recalco? Porque normalmente la música apabulla constantemente, y acá te hacen bajar tres cambios y desacelerar con tanto éxtasis.

Para los viejos y experimentados quizás les recuerde a Zork, la aventura gráfica textual sin imágenes de 1980. Creado como una jerga de los programadores del MIT como “programa inacabado”, que tuvo tres videojuegos y que formó una trilogía en la que debíamos escribir nuestras acciones en una consola para poder avanzar con la historia.

Kentucky Route Zero

Me considero una persona experimentada en aventuras gráficas, y puedo afirmar sin titubear que estamos frente a una de las mejores que se ha visto hasta ahora. Desde las primeras en los años ‘80 donde no existía Windows, hasta las más modernas de Telltale Games. No quiero hacer comparaciones minuciosas ni nada por el estilo, porque mi amor incondicional está en Lucas Arts y la obra de Monkey Island, pero les dejo esta conclusión: JUEGUEN KENTUCKY ROUTE ZERO lo antes posible, no se hagan odiar al pedo.

Dato de vital importancia para darle énfasis a que lo jueguen… El perro tiene sombrero. Repito, el perro tiene sombrero. 


Si les gusta lo que hacemos en Press Over, medio independiente hecho en Argentina, siempre nos pueden apoyar desde nuestra nueva plataforma de financiación: Cafecito. Con un mínimo aporte, no sólo nos ayudan con gastos corrientes, sino que nos dan la alegría de saber que están del otro lado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas notas