15.7 C
Buenos Aires
domingo, abril 11, 2021

La revolucionaria música de Persona 5

¿Qué la hace tan icónica? Un análisis de los temas más prominentes de su banda sonora y por qué funcionan perfecto.

Más notas

Spider Mika
Spider Mika

Redactora

Intento de streamer, música y dibujante/ilustradora. Fan de los gatitos y los videojuegos.

Ya pasaron 17 años desde que Metal Gear Solid 3 nos maravillaba con esa increíble introducción musical a lo James Bond, y 28 desde que Doom hacía que vuelen tripas de monstruos al ritmo de heavy metal inspirado en Slayer y Metallica. Mientras tanto, muchos juegos priorizaron la acción, la jugabilidad o los gráficos antes que un aspecto vital de la experiencia, una marca de estilo que podría hacer que el título trascienda y se vuelva muchísimo más memorable: la música. 

Pero no todo tiempo pasado fue mejor, hay títulos actuales dispuestos a dar ese paso extra que hace que los recordemos con tanto cariño y se nos ponga la piel de gallina cada vez que escuchamos su soundtrack. Entre ellos tenemos ejemplos como The Legend Of Zelda: Breath of the Wild, con su sonido de orquesta y su muy cuidadosa selección de instrumentos y melodías para cada área, personaje y momento de la historia.

Persona 5

También está The Last of Us, con sus gentiles pero melodramáticas melodías de guitarra y ronroco que suenan en los momentos más tensos, hermosos o devastadores de la historia. Y, por supuesto, tenemos la música del juego que me lleva a escribir esta nota: el extremadamente pegadizo e icónico acid jazz de Persona 5.

En muchos aspectos, la música de este título nos remite al animé de 1998, Cowboy Bebop. Más allá de que compartan género, ambos soundtracks son muy animados, por momentos pasan por estadíos de experimentación con otros géneros (en el caso de Persona, chiptune, música tradicional japonesa y hasta reggae, en el caso de Cowboy Bebop, música country-western), y ambos contienen tracks increíbles con grandes vocalistas femeninas. 

Lo que diferencia a esta banda sonora de la de otros títulos triple A es que siempre hay una canción sonando durante el juego. Cada situación, jefe o escenario tienen su tema específico que concuerda con lo que los personajes sienten o lo que la historia está tratando de transmitir, pero también los momentos de relajación o socialización tienen sus melodías predilectas. Increíblemente, esto jamás se hace repetitivo debido a la calidad de composición de cada track de la mano de Shoji Meguro, compositor de la saga desde 1995.

Persona 5

Lyn Inaizumi presta su voz para muchas de las canciones de esta banda sonora, brillando con su amplio rango vocal. Según Shoji Meguro, se enfocó en escribir canciones que él sabía que Lyn podría entonar, aprovechando al máximo su habilidad para cantar en su voz natural, que tiende hacia los bajos y tiene muchísima fuerza, pero también su falsetto, que puede llegar a tonos mucho más altos. Lyn comentó que estaba muy feliz de participar en el proyecto, al ser su primera vez cantando en un soundtrack original, y que a lo largo del mismo, si escuchamos con atención, podremos apreciar en su totalidad la búsqueda de la perfección de Meguro y su grupo musical.

El juego comienza despertándote de una piña, con Wake Up, Get Up, Get Out There, el “himno” de los Phantom Thieves, protagonistas del juego. La letra comunica a la perfección lo que estos personajes representan, mientras que la poderosa interpretación vocal y energéticas frases de violín junto con la animación llena de estilo hacen que sea una intro muy difícil de olvidar.

Más adelante tenemos Life Will Change, la canción que suena cada vez que estamos por enfrentarnos a un boss importante y entona una épica melodía con vocales muy fuertes y una letra que sirve a la vez de arenga y nos hace sentir emocionados de encarar la batalla. 

También tenemos tracks más oscuros, como Interrogation Room y Tension, que suenan en momentos confusos y que suponen peligro para el personaje principal. Los tonos bajos resultan inquietantes y las cuerdas de los violines y violas sirven para alimentar esa sensación de incomodidad que siente el jugador.

Mientras tanto, alejándose totalmente del género de jazz del resto del soundtrack, tenemos Aria Of The Soul la clásica canción del Velvet Room, un lugar que se repite a lo largo de la saga. Este último track es más similar a la música clásica, con un piano, un violín y una cantante soprano entonando una escalofriante pero hermosa melodía. En esta categoría también entraría Blood Of Villain, que con violines, una batería furiosa y un sintetizador tocando notas muy graves para acompañar los discursos de los villanos, y lentamente se vuelve Blooming Villain, el tema de batalla con dicho villano, que reemplaza el sintetizador por una guitarra eléctrica y acelera el paso para volverse más dinámico.

Awakening, con una guitarra igualmente muy rockera y violines rugiendo de forma intensa, nos transmite el hartazgo de los personajes con el status quo mientras que nos presenta a sus Personas de manera heroica. Mientras tanto, Will Power continúa con este mismo sonido, pero lo vuelve más dinámico para volverse una gran canción de boss fight. La canción de los mini-bosses, Keeper Of Lust sigue esta estética rockera, con un gran solo de guitarra y un sintetizador que acompaña la melodía perfectamente. 

Entre palacios tenemos Tokyo Daylight y Tokyo Emergency, que representan muy bien la desesperación y el frenetismo de tratar de administrar el tiempo entre la escuela, la vida social y ser un Phantom Thief, con un paso acelerado y una melodía animada y otra urgente, respectivamente. Entre las actividades que podemos realizar en nuestro tiempo libre dentro del juego está ir a una clínica a comprar medicina para las batallas, lugar en el que suena la bella y serena Butterfly Kiss, con un teclado sofisticado y una melodía melancólica que, de cierta forma, expresan los sentimientos de la doctora Takemi.

También podemos comprar réplicas de armas en una tienda (como poco) sospechosa, en la que suena la oscura Layer Cake, que tiene una de las mejores líneas de bajo del soundtrack del juego y se hace muy presente entre la guitarra y el piano eléctrico, imposible que no muevas el piecito al escucharlo.

Volviendo a la seguridad de Café Leblanc, nos recibe la serena y jazzera Beneath the Mask que, con su combinación de bajo y sus afligidas vocales, nos cuenta acerca de los sentimientos de Joker, el protagonista, por su situación al inicio del juego. Pero, mientras más veces la escuchamos, más la relacionamos con tener un hogar y un lugar muy querido al cual volver luego de una situación estresante.

Alternativamente, en la época de exámenes de la escuela tenemos una canción que se destaca mucho: Life Goes On. Una progresión de acordes simple junto con un bajo prominente que tiene su propio solo y un piano eléctrico muy funky hacen que este track se eleve a uno de mis favoritos del juego. Según Meguro, con esta última canción buscaba hacer algo similar a “Space Cowboy” de Jamiroquai. 

Persona 5

No puedo dejar de mencionar la increíblemente icónica Last Surprise, que con mucho estilo y clase le hace saber a los enemigos que es su fin. La banda sonora se vuelve en un 100% acid jazz, con los violines de la orquesta Muroya Strings nuevamente elevando la canción a un nivel superior, cantando una frase imposible de sacarse de la cabeza.

Según el productor musical Alex Moukala, lo pegadizo de la canción se debe a que es fácil predecir la melodía y entenderla, pero contiene variaciones que la hacen interesante como las contra-melodías y armonizaciones muy sutiles. La parte vocal a veces coincide con el ritmo de los instrumentos, pero muchas veces está fuera de tempo, lo que hace que suene aún más funky y experimental.

Sin entrar en spoilers, muy adentrados en el juego tenemos canciones increíbles como The Whims Of Fate, donde Lyn brilla una vez más con sus vibratos y sus agudos mientras que el bajo, que suele ser el corazón de muchas de las canciones de este soundtrack, danza alrededor de estas vocales.

Pero la verdadera joya indiscutida llega sobre el final, con Rivers in the Desert, una canción que aparece con los últimos bosses y tiene distintos estadíos en los que parece prepararse para la batalla y estalla en un grito de guerra que llega al corazón al haber pasado más de 100 horas con estos personajes. Puede sentirse el esfuerzo para haber llegado hasta este punto y la letra es muy alentadora y esperanzadora, pero tiene su momento melancólico de reflexión antes de volver al poderosísimo estribillo.

Las cuerdas le dan una sensación épica contestándole a las brillantes vocales de Lyn. Todo esto sin mencionar que es una canción de jazz disfrazada de un gran himno cinemático. Realmente es un track imperdible que vale la pena escuchar aún si no jugaste este título.

Cerrando el juego tenemos dos canciones que dan una sensación muy agridulce de finalidad, cierre y adiós. La primera de ellas es Our Beginning, una melodía climática que concluye un momento crucial de la trama de forma grandilocuente y heroica, con una guitarra y vientos (una de las pocas canciones en el soundtrack que los tiene) entonando melodías similares a las de las canciones que escuchamos a lo largo del juego, para terminar con el ya tan familiar piano eléctrico tocando muy suavemente las mismas tristes notas.

La última canción, Hoshi To Bokura To, empieza siendo una canción de jazz melancólico con versos entonados muy gentilmente, pero los acordes de Our Beginning se repiten en el estribillo, que está interpretado con muchísimo sentimiento. Si jugaste al juego, esta es la parte en la que se te deben haber escapado un par de lágrimas con esta bella canción que habla acerca de despedirse de alguien querido y, aún si no entendés japonés, la melodía lo explica todo. 

En esta nota sólo mencioné mis canciones favoritas de este increíble soundtrack, pero la lista entera, por suerte, puede encontrarse en Spotify. ¡Cuéntenme en los comentarios cuáles son sus canciones favoritas de este OST!


Si llegaste hasta acá y te gusta lo que hacemos en Press Over, medio independiente hecho en Argentina, siempre nos podés apoyar desde la plataforma de financiación Cafecito. Con un mínimo aporte nos ayudás no sólo con gastos corrientes, sino también con la alegría de saber que estás del otro lado.

Más notas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimos artículos