fbpx
14.7 C
Buenos Aires
sábado, octubre 1, 2022

Mafia: a 20 años de Cosa Nostra

En 2002 aparecía como un peligroso competidor en el mundo abierto de los videojuegos, a puros tiros, elegancia y manejo de autos.

Federico Bazan

Juego a los jueguitos desde el Family.  Graduado guionista, escritor de muchas cosas, pensador de algunas otras. Un sobreviviente con un futuro incierto.

Más notas del autor/a

“… Pero hay algo que me pasa al ver que los golpean con los bates y luego los meten en el hoyo. Al final es una tragedia. Es la fragilidad del ser humano. Quiero impulsar la empatía emocional del público con ciertos tipos de personajes que normalmente se consideran villanos…”Martin Scorsese, sobre uno de sus films Casino (1995)-

Desde que tengo memoria, siempre quise ser un gángster

Allá por el año 2002 cuando hablábamos de ponernos en la piel de un mafioso solo podíamos recordar series o películas estrenadas. Como pueden ser The Godfather (1972), Once Upon a Time in America (1984), Goodfellas (1990) y muchas más.

Hasta estaban dando en television Los Sopranos (1999) en HBO. Pero en el ámbito gamer no había nada más que quizá ese juego de estrategias llamado “Gangsters: Organized Crime” o pasábamos por arriba a grupos mafiosos de otras áreas (GTA 3, te estamos viendo). Pero nada que se ajuste a realmente ponernos en la piel de la mafia italiana (O italoamericana para ser más precisos) de una manera más narrativa.

Fue así que la empresa de Checoslovaquia, 2K Czech (Antes nombrada como Illusion Softworks) desarrolló, con su propio motor 3D llamado LS3D, a su obra maestra: Mafia, también conocida como Mafia: The City of Lost Heaven . Había salido para PC en 2002 y luego llegó a PS2 y Xbox en el año 2004.

¿Acaso te divierto?

Varios títulos suelen tener una intrigante historia y jugabilidad densa, o tienen mecánicas divertidísimas con una historia menos profunda que una pileta para niños. Mafia nos trajo un hermoso balance entre los dos. Un relato entretenido, mezclado con un “mundo abierto” que explotaba en aquellos años. Aportando más “seriedad” al ambiente de los fichines, que enloquecía con los GTA.

Mafia

Este hermoso equipo de 2K Czech nos introdujo con una voz en off, clásica del género, a Tommy Angelo, taxista común y corriente. Nos situábamos en los años 30 y dos autos antiguos se tiroteaban por las calles de la ciudad ficticia llamada Lost Heaven: Una combinación de ciudades reales como Nueva York, Chicago o San Francisco.

Estos mafiosos se encuentran con Tommy Angelo y lo apuntan con su arma. No nos quedaba otra que manejar el auto y escapar a puros tiros. Así comenzamos a ver en 3º persona el cómo podemos deambular por la ciudad en auto, hasta llegar a nuestro destino. Más tarde debíamos lidiar con la familia Salieri y aunque al principio era detestable, va a ser costoso ignorar las buenas ganancias que dejaban algunos trabajos.  Como destruir autos o escapar de la policía.

Éramos testigos (Y artífices) de cómo el taxista sucumbía ante la avaricia, la elegancia y el dinero de la mafia.

Mantené a tus amigos cerca, pero a tus enemigos aún más cerca.

Aquellos años fueron una hermosa etapa para los Grand Theft Auto. Estaba GTA 3 (2001) siendo el primero en 3D. Y en el 2002 salía GTA Vice City que iba más encaminado a la delincuencia latina, en una ciudad tropical a puro vicio como lo dice el mismo nombre.

Entonces fue momento de que apareciera el querido Mafia para darle una mirada más galante. No podés enemistarte tanto con Rockstar y su manera de cambiar el mundo fichín. Mejor acercarse a ellos ¿no?

Es así que existían varias similitudes, como el conducir y robar autos, huir de la policía, portar armas y usar la violencia. No había tanta destrucción a lo Grand Theft Auto,  sin embargo Mafia otorgaba una mirada más lineal narrativamente, y otro estilo.

Las acciones que podíamos realizar eran bastante limitadas al principio, solo porque empezábamos a entender el mundo en el que nos metíamos. Luego sí circulábamos libremente por Lost Heaven. Si hay algo que podría diferenciar a los dos, es que en Mafia mayormente te movías en auto. Nos mostró que podíamos pasear en cuatro ruedas disfrutando el paisaje metropolitano, con ciertas conversaciones intrigantes.

El caminar y esa cámara en 3º persona bastante arriba, donde no veíamos las piernas de nuestro personaje, no era tan cómoda como los movimientos y tiros del GTA. Sin embargo nos encontrábamos mucho más inmersos en la tensa situación, cuando hacíamos zoom con nuestra arma para apuntar a algún enemigo.

Había dos modos: El viaje gratis y el viaje gratis extremo, entregando cierta rejugabilidad. Con el primero viajábamos por la ciudad con total libertad (siempre que hayamos abierto las zonas y las opciones en la partida normal). Eliminábamos a los gánsters, comprábamos armas en una tienda, rompíamos autos con un bate de béisbol, o reparar el nuestro con algún mecánico.

Con el viaje gratis extremo teníamos 19 misiones ocultas que debíamos completar. Con diferentes dificultades y al realizarlas ganábamos coches modernos que usábamos en ambos modos.

Aparte estaba el modo “Grand Prix” que existía exclusivamente para Playstation 2 y Xbox, donde corríamos carreras y desbloqueábamos tanto vehículos como circuitos.

Che belleza

Pasaron 25 años y aún sigue siendo algo bellísimo de apreciar. Si tenemos en cuenta en qué momento se lanzó, muchos dicen que Vice City tenía ciertas mejorías gráficas, ya que venían del GTA 3. Sin embargo Mafia cuenta con un nivel exquisito de detalle en pantalla.

Obviamente la remake que tuvo en el 2020 es de las mejores gráficamente que personalmente he visto en mi vida. Porque rescata la calidad y cantidad de texturas que tuvo el lanzamiento de 2002. De una buena base se pueden lograr mejores cosas.

Los movimientos de personajes eran bastante “pesados”, como si efectivamente vistiéramos traje y la ropa rozara con nuestra piel. Por decirlo de alguna manera, eran bastante más realistas que los del GTA.

No había un dinamismo en el cambio de día a noche, pero cuando llegaba se posaba la luna, las calles realmente se veían oscuras. La iluminación era acogedora, con los faros de nuestro vehículo que iluminaban las fachadas de los antiguos edificios.

Cuando uno entra, es difícil salir…

¿Querías más formas de sentirte adentro de esta ciudad ficticia?

Además de tener ese sonido del motor antiguo que acompañaba nuestro recorrido en auto, teníamos la música de los años 30 que nos envolvía en sus notas musicales.

Desde Louis Amstrong, Duke Ellington, hasta The Mills Brothers, Django Reinhardt y muchos más. Fue de los primeros lanzamientos de mundo abierto que nos llevó a otra época de manera precisa y minuciosa.

Asimismo ¿Qué no puede faltar entre los delincuentes? Así es, las armas. Controlábamos la clásica Thompson, como también la Colt, Magnum, Lupparas (Un arma siciliana, que sería una escopeta recortada), Smith & Wesson. Todos los modelos conocidos.

Presentaba inmensos detalles en los automóviles antiguos (Unos 60 coches), además de una ciudad estructurada en donde los caminos a recorrer nos permitían adentrarnos en este mundo. Era lindo viajar a ese ritmo. Por momentos se sentía como estar en un sosegado Crazy Taxi.

Oh, chico, no sabes lo rápido que pasa el tiempo hasta que llegas allí.

Como si nada llegaste al final de la nota. Pasó rápido. La oscura tela de un saco, un chaleco elegante, una corbata amenazante, un sombrero estilizado con detalles distinguidos y unos zapatos brillantes que remarcan las pisadas firmes son los elementos que te acompañaron. Que marcaron un estilo sobrio de juego, con diálogos densos e informativos en bares y escenarios clásicos del género.

En Mafia, junto a Tommy y las escenas que aparecen entre las misiones que realizábamos, nos llevaron ante un mar de amistad, traición, tiros, sangre y mucho dinero.

Con referencias a films, como en el episodio “The Whore”, cuando el jugador es enviado a un hotel llamado ‘The Corleone’, una clara alusión al imperio de la familia del crimen en El Padrino.

Así comenzaba una de las sagas más imponentes en el mundo abierto del gaming. La que quizá quedó cubierta por la fortaleza del GTA. Pero que marcó su carácter y creó cierto fanatismo.

En 2010 llegaría la segunda parte, que mejoraría muchísimas cosas de esta entrega. Pero eso será una historia para otro momento.


Si llegaste hasta acá y te gusta lo que hacemos en Press Over, medio independiente hecho en Argentina, siempre nos podés apoyar desde la plataforma de financiación Cafecito. Con un mínimo aporte nos ayudás no sólo con gastos corrientes, sino también con la alegría de saber que estás del otro lado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas notas