fbpx
15.7 C
Buenos Aires
miércoles, octubre 20, 2021

¿Me compro una PC? El dilema de dónde seguir jugando

Hoy puede ser carísimo... ¿O quizá no tanto? Derribamos algunos mitos que te quieren hacer creer para que gastes de más.

Damian Silberstein

Columnista

Casi 40 años, padre de dos hijes, y algo así como periodista. Soy casi tan viejo como los juegos mismos y todavía no me aburrí de jugar. Espero que no se aburran de mis notas. También me gusta mucho Star Trek, Mobile Suit Gundam y Boca Juniors. Si, tenía que decirlo.

Más notas del autor/a

“Por la guita de una PS5 me compro una alta PC”. “Nah, me compro una PS5 o una Xbox Series X, mirá si me voy a poner a juntar componentes carísimos y después armarlos, una locura”. 

La lucha eterna con la que convivimos cada vez que llega el momento de actualizar nuestra plataforma de videojuegos hace, o al menos sucede en mi caso, que nos planteemos estos interrogantes una y otra vez hasta tomar una decisión, siempre y cuando el presupuesto acompañe. 

Ahora bien, la semana pasada el esquema entre “PC o consolas” se trastocó un poco con el anuncio de la Steam Deck, la nueva consola híbrida, en este caso impulsada por el amigo Gabe Newell. La idea, con un modelo similar a Switch es poder ofrecerte el catálogo entero de Steam en una consola portátil, que pueda usarse como tal o conectándola a un monitor, de la misma manera que sucede con la plataforma de Nintendo.

pc

La irrupción de Steam Deck y su precio competitivo, al menos afuera, de 400 o 500 dólares, genera aún más opciones a la hora de seleccionar cuál será el mecanismo con el que elegiremos jugar videojuegos en los próximos años. Y para eso tenemos que analizar muchos factores, empezando por lo obvio, el vil metal, la platita.

Da la casualidad que recientemente, y tras un año de mucho deliberar, pude armarme mi PC, con la idea de que sea funcional para gaming pero también para trabajar, haciendo cosas como la redacción de esta y todas las notas que escribo para PressOver. ¿Por qué tardé tanto? Pues bueno, vayamos por partes.

Antes que nada aclaro que esta nota no pretende ser ni una guía ni una recomendación de nada, sino que es un relato por lo que yo pasé y lo dejo para que cada unx lo interprete como prefiera. Espero que si les sirva para algo. 

pc
Lo que te imaginás que va a pasar la próxima vez que te compres una pc.

Ok, volvamos al punto. A la hora de armarse una PC hay que analizar no solo la cuestión de QUIERO QUE ME CORRA CYBERPUNK A 1500 FPS CON RAYTRACING. Si pasa eso, probablemente lo primero que hagamos sea pagar con sobreprecio algo que seguramente no usemos a su totalidad de potencia constantemente.

¿Querés juegos que se vean lindo y corran bien? Bueno, ahí te conviene invertir primero en una buena placa de video. Pero esto no significa pagar medio millón de pesos por una Geforce 3090, podés ir por diferentes opciones menos potentes, de años anteriores. Lo bueno de este tipo de componentes, nada accesibles últimamente por el tema de la minería, es que son bastante versátiles y se bancan varios años. En mi caso, estoy lo más bien con una Geforce 2080 Ti y lo estaré por un buen tiempo.

pc

Siguiente parada, el microprocesador. Aquí tampoco tiene mucho sentido ir por el último i9 de Intel o Ryzen 9 con 10 millones de hilos, que en muchos casos no sabemos ni lo que significan. Si queremos un micro potente, podemos ver los que usan las nuevas consolas y buscar algo parecido. En mi caso, me quedé un Ryzen 5 5600x.

Lo que sigue es el motherboard y las memorias. Esto realmente va demasiado en gustos, pensando en las prestaciones que te puedan dar y lo que puedas sacarle de juga a ambas. Pero si tus objetivos son los juegos, quizás taaanto dinero aquí no sea necesario. 

Vamos terminando. Nos queda el almacenamiento. Lo ideal, para que el tema cablerío no moleste es ir por una unidad de estado sólido SSD o un M.2, pero bueno, siguen estando salados. Quizás el combo entre un disco rígido clásico y un par de SSD sea una buena opción, eso es lo que hago. Lo que sigue es la fuente, que tampoco hay que pensar en algo con mil watts, pero si pensar en una que no sea genérica para no tener problemas. Hay un montón de marcas y opciones, como en el resto de los componentes. En mi caso fui por una Corsair de 650 w.

Después vendría el tema del gabinete, que si queremos tener un buen flujo de aire conviene comprar los que tengan la parte de adelante perforada. El Corsair 4000D Airflow lo hace muy muy bien. Pero ahí ya es un tema bastante personal. Lo mismo diría por las opciones de enfriamiento, ventiladores RGB y coso. Si te interesa ese tema, dale para adelante. No sería mi caso.

En esta oportunidad aposté también por un teclado mecánico, una inversión quizás cara pero muy recomendable, que no solo es bueno para jugar sino también para escribir. Me hubiera gustado llegar a un monitor nuevo para jugar en 4K pero se me fue de presupuesto.

¿Cuánto gasté? No lo voy a decir, pero no resultó barato. Si les puedo recomendar que la opción que elijan salga de revisar componentes, ver mil tutoriales y asesorarse con vendedores o gente que conozcan que sepa del tema hardware. Y también lxs aliento a animarse a armar su PC, que lejos de ser algo estresante es placentero, si hasta Henry Cavill lo hizo (?).

Pero por sobre todas las cosas, lo que más lxs recomiendo es no dejarse llevar por ninguna masa, moda o lo que sea. Elijan la opción que más les interesa pensando especialmente en lo que realmente les interese jugar. En definitiva, esa es la única opción que importa.


Si llegaste hasta acá y te gusta lo que hacemos en Press Over, medio independiente hecho en Argentina, siempre nos podés apoyar desde la plataforma de financiación Cafecito. Con un mínimo aporte nos ayudás no sólo con gastos corrientes, sino también con la alegría de saber que estás del otro lado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas notas