fbpx
14.7 C
Buenos Aires
sábado, octubre 1, 2022

Medievalismo y videojuegos: Ken Follet’s Pillars of Earth

No todos los juegos retratan la era medieval de forma correcta. Pillars of Earth es un gran ejemplo de lo que SÍ debe hacerse si se quiere proyectar una historia realista.

Cecilia Laura Verino

Docente e Historiadora. Despuntando el vicio de la redacción web. Intento de streamer y cosplayer intermitente. Subo un video a mi canal de YouTube cada muerte de obispo. Me gusta agarrarme a espadazos con personas (virtual y personalmente).

Más notas del autor/a

Hace unos meses contábamos cómo se representa el imaginario medieval en los videojuegos. Ante la inmensidad de este tema, pensamos que sería una buena idea analizar diferentes títulos ambientados en dicho período histórico. Es por ello nos asomamos a una ciudad medieval inglesa en Ken Follet’s Pillars of Earth

Un poco de contexto histórico y literario

Los pilares de la Tierra es una novela histórica escrita por el galés Ken Follett y publicada en 1989. La historia transcurre durante el siglo XII en Inglaterra. Específicamente en el período de guerra civil denominado “anarquía inglesa” que enfrentó a dicho reino con Normandía. Este ciclo comienza con la crisis sucesoria causada por la muerte de Guillermo Adelín en un naufragio en el 1120 y finaliza con el asesinato del arzobispo Thomas Becket, en 1170.

La ciudad donde tiene lugar la novela es Kingsbridge (no confundir con su homónima real) un establecimiento urbano ficticio en torno a un priorato. Estos eran territorios  bajo la jurisdicción de un monasterio o abadía, en torno a los cuales se establecían casas y mercados.

La ciudad medieval inglesa en Ken Follet’s Pillars of Earth

La novela fue adaptada a un videojuego point and click, cuyo lanzamiento se produjo en el 2017. Diseñado, desarrollado y publicado por Daedalic Entertainment, un estudio especializado en el mencionado género. El gameplay se divide en tres libros, como si de una obra de tres actos se tratara.

Esta estructura no es fortuita, ya que permite adaptar la narrativa propia de la novela al formato lúdico. Lo mismo ocurre con el género escogido, porque se enfoca en la historia, la construcción de los personajes y la toma de decisiones. Todos estos elementos son los que resaltan en este título, junto con su cuidada reconstrucción histórica.

Una reconstrucción completa de la sociedad medieval

Seguramente los aficionados a la ciencia del pasado encontrarán muy interesante el retrato que se realiza de la sociedad medieval. De hecho, todos los estamentos y sectores toman su parte: nobles, caballeros, artesanos, comerciantes, sacerdotes, campesinos. Cada uno de ellos actúa en base a sus intereses propios y sus historias se enmarcan en los acontecimientos y procesos históricos de los reinos donde se encuentran.

Este título nos permite ver como es la vida al interior de un monasterio.

Comencemos por la iglesia, enseguida se vislumbra que al interior de su jerarquía encontramos diferencias entre sus miembros. Desde el ambicioso obispo Waleran hasta el humilde Padre Phillip que trabaja incansablemente para sacar adelante su parroquia y al pueblo en torno a ella. Nos enseña a entender que esta institución no puede ser entendida como un todo homogéneo.

Otro sector social que tiene un papel importante en la historia es la nobleza, caracterizada por la dedicación exclusiva a la guerra y tejido de alianzas a través de vínculos feudo-vasalláticos. Uno de los conflictos de la trama, la caída en desgracia de la familia de Aliena y Richard era moneda corriente en esa época: la pugnas entre grandes familias por poder y tierras.

El caso de Aliena da cuenta de la idiosincrasia de ese estamento social: por un lado, va a contracorriente rechazando un matrimonio conveniente pero no deseado. Por el otro, su objetivo en la historia es recuperar el status perdido para ella y su hermano y reparar el honor mancillado de su linaje, algo muy valioso es una estirpe aristocrática medieval.

Aliena en su habitación, resaltan los tapices y el juego de mesa, muy usados por la nobleza.

Pero en la narrativa se retratan dos grupos sociales poco comunes en los videojuegos medievales, cuya presencia contribuyen a conseguir una imagen más completa del entramado social de este contexto. Por un lado, los mercaderes, apostados en sus puestos comerciales en torno a la parroquia originada por la catedral.

El siglo XII fue testigo plena expansión del comercio y las ciudades medievales en Europa Occidental. En este contexto, menciona el historiador Rodney Hilton, uno de los principales poseedores de propiedad urbana eran las instituciones eclesiásticas. En dichos espacios, sostiene Hilton, se vendían los excedentes de la producción campesina, para conseguir otros bienes y dinero para el pago de rentas.

Las ciudades inglesas van a especializarse en la producción de manufacturas de madera, cuero, hierro y tejidos de lana. Esto último es lo que le permite a Aliena repuntar en su funesta situación: la compra y venta de lana, uno de los productos principales de la economía inglesa plenomedieval.

Uno de los atractivos de este juego es ver como funcionaba un establecimiento urbano en torno a un monasterio o un castillo.

El otro sector que resalta es el de los artesanos y en este sentido, este título muestra como se estructura la jerarquía y el trabajo al interior de estos gremios. El maestro artesano tenía autoridad sobre los oficiales (sus empleados) y los aprendices. También heredaban el oficio a sus hijos como Tom Builder (la costumbre de que el oficio determine el apellido) hace con Alfred y Jack.

Una catedral que cause asombro

Pero lo más maravilloso de The Pillars of Earth es que nos permite seguir de cerca el proceso de edificación de una catedral. También como se desempeñaban los artesanos encargados de esa monumental tarea. El sector de la construcción estaba integrado por diversos estratos sociales y contaba con una gran mano de obra no cualificada.

El gran impulso constructor de estos edificios aseguraba trabajo durante todo el año. Es lo que hacía que Tom y su familia tuviesen una vida nómada hasta que pudieran establecerse en una ciudad que un proyecto de ese estilo en desarrollo.

Ciudad medieval inglesa en Ken Follet's Pillars of Earth
Este juego nos muestra con detalles el proceso de construcción de una catedral.

Cuando el maestro era contratado, el mismo quedaba a las órdenes del arquitecto y a su vez tenía a su cargo varios equipos de operarios. Los mismos eran empleados por sus jefes a partir de vínculos de solidaridad familiares o de vecindad. En la novela y el videojuego se toman una licencia: Tom es también quien se encarga del diseño del edificio y dirigir la obra.

Consideramos que este juego es una gran oportunidad para tener una visión completa de la sociedad en la Edad Media. Cuenta con una enciclopedia que complementa lo visto con información documentada. La misma incluso se ocupa de explicar la situación de la mujer. También, permite apreciar como era una peregrinación a través del Camino de Santiago. A la par que el jugador realiza un entrañable viaje por las vidas de estos personajes.

Bibliografía consultada

-Hilton, R. Conflicto de clases y crisis del feudalismo. Barcelona, Crítica, 1988

-Menjot, D. El mundo del artesanado y la industria en las ciudades de Europa occidental durante la Edad Media (siglos XII-XV)Catharum, Revista de Ciencias y Humanidades del Instituto de Estudios Hispánicos de Canarias

-Morsel, J. La aristocracia medieval el dominio social en Occidente, (siglos V-XV). Universitat de València, 2008.


Si llegaste hasta acá y te gusta lo que hacemos en Press Over, medio independiente hecho en Argentina, siempre nos podés apoyar desde la plataforma de financiación Cafecito. Con un mínimo aporte nos ayudás no sólo con gastos corrientes, sino también con la alegría de saber que estás del otro lado

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas notas