fbpx
14.5 C
Buenos Aires
lunes, octubre 3, 2022

Rusia-Ucrania: Los videojuegos tampoco le escapan a la hipocresía

En un presente amenazado por una Tercera Guerra Mundial tras la invasión de Rusia a Ucrania, los indies se solidarizan y la industria triple A se suma a la doble moral occidental.

Juan Lomanto

Productor General

Se recibió de periodista en la Universidad de Palermo y empezó a escribir sobre videojuegos en 2011. En 2017 co-fundó Press Over y en 2019 creó la categoría Premio de la Prensa en EVA. Actualmente ejerce como Productor General del medio y conduce el podcast de entrevistas Early Access junto a Mer Grazzini. También ama el fútbol, River Plate, los cómics y mira muchas series y películas. Aunque no es tan nerd como parece. Contacto: info@pressover.news

Más notas del autor/a

¡No estoy a favor de la invasión rusa en Ucrania! Aclarado esto de entrada, hablemos un poco sobre cómo los videojuegos, una vez más, no le escapan a la coyuntura mundial y de cómo, en gran medida, se sumaron a la doble vara mediática reinante.

Hace exactamente una semana, Vladimir Putin dio la orden de invadir Ucrania, uno de sus países vecinos y la Nación con la que viene teniendo problemas políticos desde hace años. Por eso, antes de entrar en el tema que aborda el título, vamos a entrar un poco en contexto.

Los motivos

En 2012 se elaboró un acuerdo entre Ucrania y la Unión Europea, que se terminó rompiendo a horas de su firma en 2013 por presión rusa. Claro, Putin no podía permitir que un país vecino fuera un aliado estratégico y militar de Estados Unidos y otros países enemigos. Meses más tarde, tras muchos disturbios y enfrentamientos civiles, el presidente Yanukovich tuvo que dimitir y huir del país. Rusia tomó el poder, recuperó un territorio que había dominado durante la URSS y quedó expulsado del G8. ¿La excusa de Putin? Varias, pero la más frívola se enfoca en que ambos países comparten historia y costumbres, y en que en los territorios disputados la mayoría de los ucranianos hablan ruso.

Además, Rusia está construyendo un gasoducto inmenso (Nord Stream II) que va desde su territorio hasta Alemania. Actualmente, la gran parte del gas ruso que llega a Europa occidental lo hace por Ucrania, pero con la apertura de Nord Stram II eso se terminaría y privaría al país invadido de 2 mil millones de dólares anuales. Lo que también es un motivo de conflicto entre las partes.

Dicho esto, y aclarando que los motivos pueden ser muchos más y que nadie justifica bombas cayendo sobre civiles inocentes, pongamos foco sobre la postura tomada por pesos pesados de la industria mundial de los videojuegos. Y por muchos pequeños también.

Los primeros en aparecer en escena fueron los polacos de This War of Mine, como no podía ser de otra manera. Su videojuego es una crítica total a la guerra y a sus consecuencias en la población, y para colmo son vecinos directos de Ucrania. Su manera de alzarse contra la situación, y al mismo tiempo ayudar, fue donar una semana de los ingresos de su juego en todas las plataformas, lo que ya acumuló más de 700 mil dólares.

Otros polacos que se hicieron eco de la situación fueron los de CD Projekt Red (The Witcher y Cyberpunk 2077), que donaron 235.000 dólares a una organización no gubernamental que ayuda a los refugiados en Polonia. No se aclaró cómo ayudará eso a las víctimas de la invasión rusa, pero confiamos en que el dinero será de utilidad.

Además, parece que en los próximos días Necrosoft Games lanzará un bundle de videojuegos independientes en itch.io, con el fin de usar lo recaudado para ONGs que ayuden con la situación de Ucrania. Por lo que el hecho es claro, el ambiente del desarrollo de videojuegos, y en especial el cercano al conflicto, tiene un gen solidario maravilloso, como bien demuestran los estudios independientes antes nombrados. Pero también tiene una escena mayor que parece estar haciendo gala de una hipocresía sumamente elevada.

La gente de EA Sports emitió ayer un comunicado en el que le avisaban a sus usuarios que, en solidaridad con Ucrania, habían decidido eliminar a la selección rusa y a todos sus equipos nacionales de FIFA 22. Una verdadera locura con la que, no sólo no ayudan a nadie a pesar de ser una de las empresas más millonarias del sector, sino que no hacen más que perpetuar el relato mediático que reina actualmente en Occidente.

¿Está bien de la forma que se está comportando el país dominado por Putin? ¡Por supuesto que no! Atacar a civiles indefensos es deleznable, pero tampoco está bien lo que hace Qatar con sus mujeres y los Derechos Humanos en general y a EA Sports parece no importarle demasiado.

Paola Schietekat, mexicana que se encontraba en el próximo país organizador del Mundial de Fútbol masculino, denunció una violación en febrero. Pero la justicia no sólo no actuará al respecto, sino que la juzgada será ella. ¿El argumento? Según su cultura, ella le fue infiel a su marido, por lo que deberá enfrentar los cargos de 7 años de prisión más 100 latigazos. Sí, como leyeron, latigazos. Algo que nos suena a medieval o bíblico, pero que sigue pasando en un país que en noviembre recibirá una de las fiestas más grandes de la humanidad.

Es más que sabido que los grandes acontecimientos deportivos se usaron históricamente para “tapar” asuntos delicados. Pasó en Berlín 1936 con los Juegos Olímpicos y el nazismo, y también pasó acá, con el Mundial 1978 y la peor dictadura vivida por la Argentina. Donde se torturaban personas a apenas 600 metros del eje central de los acontecimientos. Por eso nada sorprende, pero indigna.

Videojuegos
© UNICEF/UNIAN – El 27 de febrero de 2022, la gente cruza la frontera de Ucrania a Polonia.

Que EA Sports condene tan abiertamente un acto de guerra y genocidio, pero que luego en noviembre lance un DLC gratuito de Qatar 2022 con bombos y platillos, es solo una demostración más de la hipocresía mediática que se está manejando en Occidente. De la doble vara que ya nadie se gasta en esconder.

¿Se castigó alguna vez de la misma manera a las invasiones perpetuadas por Estados Unidos y apoyadas por las principales potencias? Por supuesto que no, porque ellos son los que manejan los medios occidentales. Y grandes estudios como los creadores de FIFA recorren el mismo camino.

Tenemos que caer en la cuenta de que los videojuegos recaudan más que el cine y la música juntos desde hace ya varios años, que sus números son monumentales y que llegan a casi todos los rincones del planeta. Por ese motivo son y serán el foco de muchas bajadas de línea dominantes. No es casualidad que el viceprimer ministro de Ucrania, Mykhailo Fedorov, le haya pedido por Twitter a Xbox y PlayStation que se sumen a la cancelación occidental de Rusia. Aunque al momento de escribir esta nota no haya novedades al respecto.

Estos movimientos, si bien son justificados porque el país dominado por Putin está vertiendo bombas sobre civiles ucranianos, están sumamente cargados de hipocresía y utilizan medios populares para regar su discurso por todos lados.

Es por eso que es menester estar atentos y atentas a estos movimientos. Cuestionarlos, quejarnos de lo que nos molesta y comparar diferentes situaciones. ¿Qué hicieron tales estudios de videojuegos cuando ocurrió otros casos similares pero en lugares menos populares? ¿Qué harán ante casos como el de Qatar antes mencionado? ¿Tendrán su selección en el juego y promocionarán su mundial porque los beneficia económicamente?

Todas esas preguntas, y muchas otras, son fundamentales para que formemos una sociedad más justa, crítica e igualitaria. Sé que es difícil creer argumentaciones anti mediáticas surgidas de uno de los dueños de un medio de comunicación, pero desde Press Over siempre se escribió de forma independiente y me consta que nadie del staff defiende los intereses de ninguna corporación.

Fuerzas de Defensa Territorial de Ucrania montan guardia en la posición en la Plaza de la Independencia en Kiev, el 2 de marzo de 2022 – SERGEI SUPINSKY – AFP

Insisto en el punto de que apoyo fervientemente las movidas solidarias, que incluso hicimos en dos oportunidades durante 2021 con Press Over, y que repudio sólidamente la invasión rusa en Ucrania. Pero lo que tampoco tolero como individuo es la doble vara, y menos si para eso se los utiliza a los videojuegos.

Todo es política. El día que todo gamer entienda eso, lograremos un ambiente mucho más maravilloso.

ACTUALIZACIÓN: Tras escribir esta nota, los creadores de Stalker 2 confirmaron que se frenó su desarrollo por la invasión a su país y publicaron un video en el que dijeron lo siguiente:

“La semana pasada estábamos editando un vídeo sobre nuestro estudio de captura de movimientos. Queríamos mostrar cómo se crean las secuencias, pero la situación cambió por completo con la invasión y parece que han pasado años desde entonces. El 24 de febrero Rusia declaró la guerra a Ucrania y envió cohetes, tanques y soldados a nuestra madre patria. Nuestro país está forzado a luchar por su existencia, otra vez. Parece que este es el precio de la libertad. Este vídeo es nuestra respuesta a las preguntas sobre cómo estamos. Ahora nos esforzamos por ayudar a nuestros empleados y sus familias a que sobrevivan. El desarrollo del juego ha pasado a un segundo plano. Pero definitivamente continuaremos. Después de la victoria. Gloria a Ucrania”.


Si llegaste hasta acá y te gusta lo que hacemos en Press Over, medio independiente hecho en Argentina, siempre nos podés apoyar desde la plataforma de financiación Cafecito. Con un mínimo aporte nos ayudás no sólo con gastos corrientes, sino también con la alegría de saber que estás del otro lado.

6 Comentarios

  1. Interesante, pero por qué este o cualquier otro medio independiente, o incluso los individuos no repudian abiertamente todas las demás invasiones? por ejemplo ustedes no tienen notas al respecto. Por otro lado, un estudio que invirtió millones en un juego no va a dejar de publicarlo. Se funde. Eso no es ideológico. Y al fin de cuentas, por más interesante que sea la nota, creo que publicarla en este momento no está bien. Yo habría esperado a que se termine el conflicto, dejando que el apoyo internacional hacia Ucrania termine de resolverse. Hoy en día RESTA al conflicto actual. Pero si se habla de esto POST conflicto, ahi SUMA al resto de los conflictos activos.

    • Se hace, y siempre existió gente que denunció la Segunda Guerra del Golfo en 2003, por ejemplo, pero no hay tanta memoria de eso. Con respecto a la publicación de un juego o no, a las corporaciones como EA, Sony o Microsoft les cuesta nada en terminos reales publicar o no un juego en tal o cual región del planeta. Más si estamos hablando sobre un país como Rusia que no representa en montos fiscales reales tanta plata. Por ende, que decidan o no hacer esas movidas de quitar a los rusos o no publicar juegos en rusia (como embarró CD-PR hoy en un comunicado) solo intensifica la retórica rusofóbica imperante en Occidente. Justamente, decidir denunciar este tipo de cosas suma enormemente a que no se pierda la dignidad humana que se logra cuando se ayudan entre pares cuando ocurre una crisis humanitaria.

  2. me quedo con lo central de la nota que es hacer notar la hipocresía y la doble vara con la que se mide lo que pasa en el mundo. Buen análisis. Totalmente oportuno y suma mucho en el tema de informar desarrollar conciencia crítica.

  3. estoy de acuerdo. no apoyo la guerra. pésima forma! pero, si todo se resuelve para mejor, se va cayendo el legítimo imperio de la guerra y, en contraste con el globalismo, se establece la multipolaridad… hay que dejar de leer los medios que trabajan por intereses y leerte más a vos por ej, y tantos otros tipos y tipas que también se forman y saben y recuerdan la historia de su país para después hacer una nota con responsabilidad. saludos crack!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas notas