Conectate con nosotros
Ticket to Ride Ticket to Ride

Tablereando

Ticket to Ride, trenes para cazar muggles

Otro juego de mesa para seguir evangelizando.

Pedro Gomez Goldin

Publicado

en

Existe entre los muggles, en este caso definido como seres que entienden como juego de mesa no mucho más que el truco y el ludo, la errónea concepción de que estos son largos, complejos de aprender, y si bien no intrínsecamente aburridos, estas dos primeras características muchas veces llevan a la tercera.

Ticket to Ride viene a desafiar esos pre-conceptos, funcionando, entonces, como lo que llamaremos de aquí en más juegos bisagra (o gateways), en tanto ofrecen una forma de introducir a los inexpertos de a poco en este mundo de dados y miniaturas.

En criollo, esto significa que es una buena opción para sacar y poner en la mesa con tus suegros, tu novi@ o tus amigos que no te tocan un tablero ni con una pinza. Lo van a poder jugar fácil y sencillo y, en simultaneo, sirve para atraparlos sigilosamente en el género, cual anzuelo a un inocente pescadillo. Para, más adelante, poder poner sobre la mesa cajas con más de mil componentes y miles de kilos de tableros, dados de colores y más. ¡Mua jua jua!

Pero de a poco Robert… de a poco.

Si bien es cierto que Ticket to Ride cuenta con una enorme cantidad de fichitas y cartas que pueden, a priori, asustar al ojo no entrenado, la posta es que se explica en menos de 3 minutos, claramente contemplando las cuatro pausas obligatorias para tomar cerveza y comer palitos de queso. Explicación de un juego de mesa nuevo tiene que tener presente. Si aún están cursando, prueben de llevarse unos palitos y después me cuentan que tal les va. Desvario.

Ahora bien, les cuento de qué se trata. El juego tiene la premisa de ponernos en la situación de un viajero experimentado que decide conectar ciertas ciudades estadounidenses (aunque existen tableros con mapas de otros países del mundo) por medio de rutas ferroviarias, compitiendo contra otros viajeros por clamar dichas rutas y, en lo posible, arruinar las de la competencia. (NdE: todo bien capitalista jaja)

Sin lugar a dudas, el punto fuerte de Ticket to Ride es, además de la sencillez para ser explicado y luego ejecutado, la sensación que le da, sobre todo a jugadores nuevos, de estar jugando algo complejo. Equivalente a hacer una salchicha por primera vez y sentirse el Gato Dúmas.

Catán revolucionó los juegos de mesa

Los turnos duran poco más de 6 segundos por persona, haciéndolo dinámico y llevadero, siempre y cuando las amenazas o extorsiones entre jugadores no lleven a enfrentamientos físicos demasiado largos.

Si esto ocurre, nunca olvide llevar un pequeño oso en su valija. Usted puede optar por arrojar dicho oso a su contrincante, si opina que ha ofendido su honor o su turno lleva demasiado tiempo. O, si tiene ganas, arrojarlo porque si. Hey, en esta columna no lo juzgamos.

Pero esto rara vez sucede, uno termina, lamentablemente, más concentrado en su propio desempeño que en interactuar con los demás. Y ahí está su punto más flaco. La interacción entre jugadores depende mucho de los objetivos que cada uno tenga. Existe la posibilidad que la acción se desarrolle como una carrera individual donde cada uno atiende su camino, y el que lo logre más rápido, clamará la victoria. Y todo el resto chupara limón.

No obstante, y a pesar de sus debilidades, sus fortalezas hacen de Ticket to Ride lo suficientemente bueno como para cumplir con sus dos claros objetivos: pasar unos minutos de lluvia entretenido sin tener que recurrir a Netflix, y lograr iniciar a esa persona que queremos incorporar en nuestra mesa de juegos de los sábados a la noche.

Una carnada que incremente su confianza y familiaridad con tableros y fichitas de colores, para más adelante poder llevarlo en el vertiginoso camino descendente de partidas de Risk (o teg para los gauchos) de ocho horas y media….

Con mi novia no tuvo muy buenos resultados, habrá que seguir intentando. Ojalá ustedes tengan más suerte. Salud.

Es licenciado en relaciones internacionales y comedor de hamburguesas profesional. Visitó los 5 continentes y seguro que te gana jugando a las escondidas. O morirá en el intento. Gusta de la exageración y de largas caminatas por la playa. Sólo dos de todas la anteriores frases son mentira, y te sorprendería adivinar cuáles son. Además es geek y escribe en consecuencia.

Advertisement

Suscribite al Newsletter

Tendencias

Copyright © 2018 PressOver.news - Buenos Aires, Argentina.