fbpx
19.8 C
Buenos Aires
sábado, diciembre 4, 2021

Zelda: A Link to the Past, 30 años de un grande

Este mes una de las mejores entregas del clásico de Nintendo cumplió 30 años y le hacemos el homenaje que se merece.

Emilio Gonzalez Moreira

Participación Especial 

Sabe de videojuegos como poca gente en el país. Tuvo un local llamado La Masa (el tipo es fan de Hulk) y hace stand up geek desde hace más de 10 años. Actualmente es el gurú de Press Over Night. Ah, y no hablen mal de Zelda si lo tienen cerca, la cosa puede terminar mal.

Más notas del autor/a

En el año 2017 un juego de una franquicia de más de 30 años volvía a tener una entrega que otra vez iba marcar una estruendosa e influyente aparición en el mundo del videojuego.

Breath of the Wild era el elegido y en este caso lograba algo que ninguno de sus antecesores había conseguido: superar los 10 millones de copias vendidas, las 20 incluso…

Esto transforma al BOTW en el Zelda más popular de todos los tiempos en forma indiscutida y es asimismo uno de los mejores criticados, esto se debe también y es lógico, a que se transformó para millones de personas en su primer contacto con la saga, en sus enfoques individuales este es EL Zelda.

zelda

Esto es importante, porque cuando hablamos de esa definición a la que llamamos “El Zelda”, la primera imagen que se nos viene a la cabeza tiene que ver con cual es el título de la saga que está en boga, generalmente esto pasa con la más reciente de las entregas. 

Pero este no seria un dato preciso puesto que muchas veces “el último” es de consola portátil por ende retrasado en gráficos respecto de la consola de tv y también se debe a que algunos tienen mayor repercusión que otros. 

¿Pero cuál es la mirada de quienes jugamos la saga hace años? En principio, este mes se cumplen 30 años del juego que para mí y otros tantos fue el primer y definitivo Zelda… el que desarrolla la esencia de lo que vendría después. 

Si bien, como comentaba antes, Breath of the Wild es una redefinición de la saga, que mucha toma de algunas otras, estaba claramente limitado por su propia inexperiencia y por el sistema, logrando una aventura fantástica pero también con muchas fallas de la época.

Quizás Ocarina of Time sea el punto de mayor equilibrio, la quintaescencia lograda en un entorno técnico armonioso… pero el verdadero orden que marca el sistema que continuó casi sin cambios en 25 años y es arquetipo de todo action rpg cenital ¿A qué me refiero? Eso que se ve de arriba uno dice: «Es tipo Zelda«

Entonces hicimos toda esta introducción para entender que de eso se trata A link to the Past, hacer una lista de la cuestiones que aquí se agregan y no se modificarían hasta estos días es extensa, y de ellas una de las más importantes es que antes de este título, los templos no tenían orden obligado… podríamos pensar que eso es mejor, podés hacer lo que querés… pero también podés caer en un lugar donde el nivel de desafío es superior, provocando entonces que la presentación lineal regule un poco la dificultad.

De haber arrancado con 9, ahora serian más de 12 los templos, instantes luego de empezar recibimos una indicación de por dónde seguir la aventura, algo lógico hoy, pero no había sucedido entonces en esta saga y ya estamos dentro de un pre templo. Si bien a partir de acá podremos visitar libremente los primeros tres templos, no nos será posible acceder al cuarto hasta haber completado los anteriores.

Decir que el doble aprovechamiento de un mismo mapa para crear algo que ha sido reutilizado en muchas sagas, a saber Silent Hill, Soul Reaver, Metroid y otras que es el concepto de mundo de luz y oscuridad ocurre por primera vez aquí no es una exageración, es un hecho.

Nuevas señas particulares como la Espada Maestra, el gancho retráctil o las flechas de plata hacen su debut aquí; pero también se agregan claras mejoras clave de lo que ya existía, por ejemplo los templos por primera vez tienen diferentes pisos, siendo los últimos ya verdaderas torres sincronizadas.

Todo lo q respecta al aspecto técnico es casi perfecto para su época, Link se ve con mucha mayor claridad que en otras entregas y el juego disfruta de una generosa cantidad de colores. Respecto al sonido en sí, es cuestión de escuchar las trompetas del inicio, tanto desde lo auditivo como lo visual, logran expresar la idea de lo que es Hyrule con su Kakariko, su Montaña de la Muerte o su región de Zora de una manera que, si bien es acorde a las 3 décadas de edad que tiene, goza de cierta “no caducidad”, pueden pasar los años y siempre se hará entender… quizás por eso Nintendo nunca volvió a hacer un single player 2d de esta saga en consola a tv a partir de este título.

A Link to the Past nos permite recordar con alegría la primera vez que pudimos dialogar con la princesa Zelda o incluso hacer tándem con ella, y la definición de Ganondorf como un personaje con personalidad y no solo un jabalí del infierno, hacen ver que este el primero que propone una historia aceptable y contundente, y si esto ya nos parece mucho, se agrega a la fórmula la aparición completa de la trifuerza por única vez en la saga… un verdadero hito.

Podríamos estar horas hablando de las novedades que aportaba este título a la saga, pero para quienes la experimentamos en el momento de lanzamiento es mucho más que un recuerdo: corría 1997 cuando en verano pude empezar mi primer partida, para entonces recién salía el N64 y con Mario 64 se caía de maduro que Zelda 64 estaba en desarrollo.

Hoy soy un reconocido fanático, que casi pregona la cuestión, es cierto que son varios los integrantes de la familia que han sido campeones en sus épocas… sin embargo, este título ya me había convencido, estaba considerando que era lo mejor que había jugado hasta entonces; hasta me hizo conseguir un trabajo para poder comprar el 64 y esperar el Ocarina Of Time desde el primer día y ser de lo más feliz que un videojuego puede lograr.

zelda

Todo esto gracias a la huella que A Link to the Past dejó, pues mientras haya gente que lo haya jugado, siempre tendrá solo defensores y aduladores, no es casualidad, es lo que pasa con aquellas obras que casi no caducan, por algo todavía no tiene su remake en la época de los remakes.

Por todo esto y mucho más es una celebración exitosa del mundo del videojuego, A link to the Past nos acompañó durante 30 años y nos ponemos de pie, porque ahí viene: «EL Zelda»


Si llegaste hasta acá y te gusta lo que hacemos en Press Over, medio independiente hecho en Argentina, siempre nos podés apoyar desde la plataforma de financiación Cafecito. Con un mínimo aporte nos ayudás no sólo con gastos corrientes, sino también con la alegría de saber que estás del otro lado.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas notas