fbpx
27.6 C
Buenos Aires
martes, diciembre 7, 2021

FWD: persecuciones con una mecánica muy original

“Yo venía pisteando como un campeón…”

Mer Grazzini

Columnista

Desarrolladora de videojuegos rosarina. Elemental de la Manija. Mer diseña videojuegos, anima, da clases, toca la guitarra, escribe acá, y dicen que a veces, incluso, duerme.

Más notas del autor/a

Bienvenidos a Indies-pensables, la columna semanal donde buscamos darle visibilidad a esos juegos chiquitos e independientes que valen la pena ser jugados. Hoy le toca el turno a FWD de Brin y James Music.

En este caso sucede que, para variar, no vengo con grandes incógnitas sobre la naturaleza del arte o las emociones, solamente les traigo un juego buenísimo. 

FWD (apócope de forward, “hacia adelante”) es un híbrido entre juego de carreras y de naves ¡Pero sobre todo es un experimento mecánicamente muy original!

FWD

Manejamos una nave que tiene que escapar de un abismo que trata de comernos y que avanza velozmente hacia nosotros, y tenemos que maniobrar por pasillos estrechos llenos de obstáculos, enemigos, y una muerte segura si dudamos medio segundo con la dirección que hay que tomar. 

Lo interesante es que hacemos todo con el mouse: aceleramos con click izquierdo y frenamos con el derecho, y llevamos la nave hacia el puntero como con una cuerda, como esos juguetes que teníamos de chicos que eran algún tipo de un autito con un cordón y podíamos correr por la casa arrastrándolo y  ̶r̶o̶m̶p̶i̶e̶n̶d̶o̶ ̶l̶a̶s̶ ̶b̶o̶l̶a̶s̶ divirtiéndonos. Si dejamos el mouse quieto, la nave va a orbitar a su alrededor.

Funciona casi como un elástico, si alejamos el mouse vamos a tensar la línea y a conseguir más velocidad, pero se va a volver más peliagudo direccionarla para esquivar los obstáculos y encontrar el camino en esos laberintos blancos y negros. 

FWD

FWD nos va a presentar además dos o tres mecánicas más relacionadas con los entornos que nos toca atravesar en los 9 niveles que incluye. Es realmente emocionante y cuando logramos alguna hazaña se siente absolutamente épico (y esto sucede casi constantemente, la curva de aprendizaje es velocísima). Además, premio especial para la música que nos genera el feeling perfecto para esta dinámica de persecución a las chapas.

El juego dura unos 15 minutos y se puede jugar online gratis por acá. ¡Suerte escapando del void!


Si llegaste hasta acá y te gusta lo que hacemos en Press Over, medio independiente hecho en Argentina, siempre nos podés apoyar desde la plataforma de financiación Cafecito. Con un mínimo aporte nos ayudás no sólo con gastos corrientes, sino también con la alegría de saber que estás del otro lado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas notas