fbpx
13.7 C
Buenos Aires
miércoles, agosto 17, 2022

Big Festival premió a Quantum League y Space Routine

Juan Lomanto

Productor General

Se recibió de periodista en la Universidad de Palermo y empezó a escribir sobre videojuegos en 2011. En 2017 co-fundó Press Over y en 2019 creó la categoría Premio de la Prensa en EVA. Actualmente ejerce como Productor General del medio y conduce el podcast de entrevistas Early Access junto a Mer Grazzini. También ama el fútbol, River Plate, los cómics y mira muchas series y películas. Aunque no es tan nerd como parece. Contacto: info@pressover.news

Más notas del autor/a

La industria argentina está de fiesta nuevamente. En marzo Ethereal se llevó el premio de la gente en la mismísima GDC. Y hoy, Quantum League y Space Routine se vienen de Big Festival con dos distinciones importatísimas.

Quantum League, de la gente de NGD, ganó como mejor juego latinoamericano. Una bestialidad total que, dicho sea de paso, desde Press Over creemos que merecen.

El que hasta hace unos meses se llamaba TimeWatch, es una producción de alto nivel con tiene un potencial competitivo como ninguna otra de la región. Un shooter en primera persona con partidas de 15 segundos que juegan con el tiempo. Una locura.

Y el otro título argentino ganador en los Big Festival Awards fue Space Routine. La nueva creación de los cordobeses de MeNic Games, la pareja más adorable del condado, se llevó el Humble BIG New Talent Award, que desde esta edición busca destacar a los proyectos que contienen elementos poéticos, creativos e innovadores. Con un futura publicación en los Humble Original. Tremendo!

¿De qué trata? De la tediosa rutina que tendría que pasar una familia tipo viviendo en el espacio. Aunque todavía no mostraron nada. “Los Supersónicos pero con traje espacial”, nos dijo Fernando Córdoba hace unos días. Responsable del título junto a Luz Castro Gonzalez.

Apenas hayan más detalles de los premios que se acaban de realizar en Brasil, les vamos a estar contando. Hermosa manera de terminar el viernes. Aguante la industria argentina, carajo!

Últimas notas