Conectate con nosotros

Noticias

El creador de Everything estuvo en la Argentina

David OReilly dio una entrevista en Bit Bang Fest 2019 y proyectó Eye of the Dream en El Planetario.

Juan Lomanto

Publicado

en

Everything

Fue un verdadero placer. Justo en la semana que Everything está gratuito en Epic Games Store, su creador se pasó por la Argentina para exponer su trabajo y dar una entrevista con público en la Bit Bang Fest 2019. Y nosotros, que no nos perdemos ninguna, estuvimos ahí para contarte todo.

El irlandés David OReilly es uno de los artistas 3D más grosos de la última década. Hijo del escultor de bronce Patrick OReilly, a los 22/23 años se empezó a crearse un nombre propio en el mundo de los cortos con trabajos fantásticos y delirantes como WOFL2106 y cuando en 2009 ganó el Oso de Oro en el Festival Internacional de Cine de Berlín por Please Say Something.

Al poco tiempo, creó el videoclip animado de I’ll Go Crazy If I Don’t Go Crazy Tonight para la banda U2, dirigió el capítulo A Glitch Is a Glitch para la serie Adventure Time y, más tarde, se metió en el mundo de los videojuegos con Mountain y el filosófico Everything.

Como verán, y ya puestos en contexto, estamos ante una personalidad grosa del arte, que tuvimos la suerte de tenerla en el país durante la última semana gracias a la Bit Bang Fest 2019. Por eso, para después contarles a ustedes, nos dedicamos a seguirle los pasos, disfrutarlo y escribir sobre su visita.

La cosa arrancó en El Planetario con la proyección de Eye of the Dream, el jueves de la semana pasada. Una obra maravillosa que durante media hora nos transportó desde los principios de la existencia en el universo, hasta el supuesto fin de la raza humana. Una mirada pesimista de la vida que centra su atención en la evolución de la biodiversidad en nuestro planeta, pero que, en comunión con el arte 3D y la música, nos eleva a un estado casi de meditación fenomenal.

Una obra que, sinceramente, no se podría haber proyectado en un mejor lugar. Aunque también sería interesante experimentarlo en un dispositivo de realidad virtual. En la comodidad de un sillón.

Párrafo aparte para la retrospectiva que hizo de sus cortos, el viernes en el Centro Cultural Kirchner. Una hora y media de proyección, explicación y análisis en plena cúpula de uno de los espacios culturales más hermosos de la Ciudad de Buenos Aires.

Lamentablemente para los que teníamos ganas de charlar con él, no quiso dar entrevistas personalizadas, pero sí que estuvo en el auditorio de la Escuela Da Vinci respondiendo preguntas de uno de los organizadores y del público. Y hablando de todo.

Hizo mucho hincapié en la simpleza de su trabajo, no a nivel artístico, por supuesto, sino a nivel técnico. “Amo el proceso y la simpleza de las ideas. Trato de armar grandes equipos, me encargo de la escritura, el diseño, la música, lo hago casi todo sólo“, contó.

Con respecto a la eterna lucha entre el arte y lo comercial, dijo: “Siempre odié pitchear una idea. Cuando viene una la tenés que plasmar igual, como puedas, sin importar el dinero. El dinero no puede mirar al futuro, solamente repetir los pasos“. Y agregó: “Lo más importante en una idea es conocer bien las herramientas, que pueden hacer que la misma evolucione”.

Por otro lado, habló de su cambio de mirada en la última década. “Mi estilo cambió mucho de los 20 a los 30 años, pero hay cosas que mantengo. Me di cuenta de que la vida es corta, y de que la inspiración y motivación tienen ciclos. De ahí la importancia de conocerse a uno mismo. Descubrir que podemos hacer durante horas, aferrarnos a eso que nos motiva. Y estar atentos a los malos maestros y personas negativas que puedan apartarnos del camino”, sostuvo.

Además, habló sobre Everything, la obra que más expectativas había generado en nosotros. Esa que nos llevó a convertirnos en cualquier ser vivo del planeta, en un viaje interactivo que buscó reflexionar sobre todo aquello que nos rodea, desde los organismos más grandes hasta los que escapan de nuestra vista.

Es interesante saber que la influencia del filósofo Alan Whats no estuvo ahí desde un principio, se fue incorporando de a poco para, luego, convertirse en parte fundamental del videojuego de 2017. “Lo incorporé porque en pleno desarrollo del juego me iba a dormir escuchando sus lecturas”, declaró.

Y, tras la pregunta de una chica del público, cerró hablando sobre qué es ser un artista. “Siempre vamos a estar oscilando entre sentirnos una mierda o un Dios. Nuestro trabajo es narcisista. Es observar la sociedad desde un costado, pero sin alejarnos del todo, porque eso nunca termina bien. Incluso nos puede llevar al suicidio, está lleno de casos“, afirmó.

Estudió Periodismo en la Universidad de Palermo y escribe sobre videojuegos desde finales de 2011. Fue editor y redactor durante 3 años de OWG, y colaboró en varios medios gráficos y digitales. Fanático de River y de los programas de política. Pueden contactarlo en: info@pressover.news

Tendencias

Copyright © 2018 PressOver.news - Buenos Aires, Argentina.