fbpx
20.8 C
Buenos Aires
lunes, enero 17, 2022

Fortnite y un Big Crunch meticulosamente programado

Juan Lomanto

Productor General

Se recibió de periodista en la Universidad de Palermo y empezó a escribir sobre videojuegos en 2011. En 2017 co-fundó Press Over y en 2019 creó la categoría Premio de la Prensa en EVA. Actualmente ejerce como Productor General del medio y conduce el podcast de entrevistas Early Access junto a Mer Grazzini. También ama el fútbol, River Plate, los cómics y mira muchas series y películas. Aunque no es tan nerd como parece. Contacto: info@pressover.news

Más notas del autor/a

Nos agarró en pleno domingo y, encima, en Argentina coincidió con el fin de semana largo. Por eso, si sos de los que se desconectaron y no se enteraron de nada, o simplemente no estás al tanto de todo lo que pasó en Fortnite, pasá que te hacemos un resumen para que arranques el día bien informado.

¿Todo se terminó? ¿Perdieron el dinero y tiempo invertido? Obvio que no, nadie va a perder nada! Lo que estamos viviendo es un parate temporal sin fecha de regreso confirmada. Algo que desde Press Over decidimos llamar Big Crunch.

Ya saben, algo así como la contrapartida del Big Bang. El momento en el que el universo se contrae para la llegada de un nuevo comienzo. Algo similar o igual a lo que hizo el videojuego de Epic Games hace dos días. Una de las mayores genialidades de la historia de esta industria.

Desde hace algunas semana sabíamos que Fortnite se preparaba para la Temporada 11 y que, aparentemente, iba a traer un montón de novedades. Pero nadie imaginó que el juego, tras una nueva cuenta atrás relacionada a cohetes y explosiones, iba a quedar fuera de operación durante días.

Resulta que el domingo, lo que se esperaba que fuera el lanzamiento de un cohete, terminó siendo una colisión fatalmente orquestada.

En pleno campo de batalla y, ante la vista de todos los jugadores conectados, decenas de cohetes, aparecidos desde diferentes portales, colisionaron contra un meteorito y generaron una explosión que se transformó en un agujero negro que se tragó todo. El juego entero. Tal como si fuera un Big Crunch. Y ya nadie, en ninguna parte del planeta, pudo jugar Fortnite.

Sin dudas, una campaña de marketing completamente maravillosa y sin precedentes. Ya que logró que millones de personas estén desde hace más de dos días mirando un agujero negro. Una ventana hacia la nada misma que, cada tanto, recompensa con algún número o palabras crípticas.

Sitios especializados, streamers, fanáticos, todo el mundo está hablando del tema. ¿Entienden que uno de los títulos más jugados del momento se frenó de la noche a la mañana? Muchos usuarios se volvieron locos. Incluso hay un video de un chico que llegó a pegarle al televisor de la bronca. Porque nunca falta el que nos hacer quedar mal a todos.

Fortnite estaba teniendo semanas difíciles. Según números oficiales, las horas de visualización en Twitch y plataformas similares se estaban cayendo a pedazos. Y League of Legends, que casualmente está cumpliendo 10 años, había pasado nuevamente a la delantera.

Por lo que este movimiento brusco de marketing y la llegada de la Temporada 11 puede que le devuelva el liderazgo. Un parate de algunos días y un Big Bang seguramente le den al juego de Epic Games el aire fresco que estaba pidiendo a gritos.

Aparentemente, el denominado Capítulo 2, traerá consigo un nuevo mapa, un sistema de recompensas renovado y, especialmente, novedades jugables como la posibilidad de pescar, manejar lanchas y la implementación del sigilo. Lo que puede cambiar radicalmente la dinámica del gameplay.

Incluso parece que ayer se filtró el posible trailer de lanzamiento, que confirmaría las novedades que les comentamos arriba y algunas cosas más. Se imaginarán que las especulaciones y teorías al respecto, producto de la campaña exitosa, el hype y la abstinencia, se cuentan de a millones. Y no es para menos.

Que el juego más gravitante de los últimos años se frene de la noche a la mañana, elimine mensajes de sus redes sociales oficiales, se mantenga críptico a la hora de dar información y deje su pantalla en negro, es completamente disruptivo. Una genialidad del marketing que dudo que se pueda repetir.

Fortnite es un éxito arrollador, pero Epic Games sabe bien que todo lo que sube en algún momento tiene que bajar, por lo que este movimiento y la renovación que se viene es clave para mantener el juego en la primera plana todo lo que se pueda.

De ahí la creación de una mitología detrás del Battle Royale. De ahí la excusa para su existencia. Porque necesitan ir más allá, transformar este fenómeno de multitudes en algo más duradero, que les permita terminar de posicionar su Store y de una vez por todas plantarle cara a Valve.

Porque, al fin de cuentas, de eso se trata. De una empresa histórica que ya no le alcanza con Unreal Engine y con haber creado Gears of War. Ahora quieren disputar el mercado de las plataformas digitales de PC. Y Fortnite puede ser el gran boleto ganador.

Actualización: Fortnite Capítulo 2 ya está disponible.

Últimas notas