fbpx
14.7 C
Buenos Aires
sábado, octubre 1, 2022

Playdate: todos los detalles sobre la consola con manivela

La portátil desarrollada por Panic, editora de Firewatch y Untitled Goose Game, se empezó a entregar esta semana a los primeros compradores. La próxima tanda recién llegará en 2023.

Juan Lomanto

Productor General

Se recibió de periodista en la Universidad de Palermo y empezó a escribir sobre videojuegos en 2011. En 2017 co-fundó Press Over y en 2019 creó la categoría Premio de la Prensa en EVA. Actualmente ejerce como Productor General del medio y conduce el podcast de entrevistas Early Access junto a Mer Grazzini. También ama el fútbol, River Plate, los cómics y mira muchas series y películas. Aunque no es tan nerd como parece. Contacto: info@pressover.news

Más notas del autor/a

Esta semana se lanzó oficialmente Playdate, una consola portátil que viene dando vueltas hace algunos años por las noticias y que siempre destacó por un detalle muy puntual y original, una manivela en uno de sus los costados. Así que si te querés enterar de qué trata, los juegos que tiene disponibles, cómo conseguirla y demás características, seguí leyendo que te vamos a contar todo.

Arranquemos por la máxima de que en la vida nada es casualidad. Acá no estamos ante un producto salido de un grupito de entusiastas de garage que un día se levantaron, se pusieron a hacer una máquina de videojuegos, funcionó y después se pondrán a dar charlas de meritocracia. Nada más lejos de eso.

Playdate se empezó a desarrollar entre 2015 y 2016 en las entrañas de Panic, una empresa estadounidense con sede en Portland (entre California y Washington) que, un tiempo después, también le hizo de publisher a los galardonados Firewatch y Untitled Goose Game. Antes, previo a esta odisea, se habían dedicado al sector tecnológico y a realizar aplicaciones para sistemas MAC y iOS.

Tras unos cuatro años de trabajo y dos videojuegos aclamados por la crítica juntando dinero por el mercado, estaban listos para empezar a enviar el primer lote a las personas que habían confiado en el proyecto comprando anticipadamente. Pero… ¡COVID-19! El mundo se frenó, las calles se vaciaron, y los últimos meses de trabajo se transformaron en dos años completos.

Hasta que el 18 de abril de 2022, hace apenas unos días, comenzaron a entregar el primer lote de 20 mil unidades de consolas, que en su momento se habían agotado en apenas 20 minutos.

El homenaje retromodernista (¿existe esa palabra?) a GameBoy, llegó a las primeras personas y a mucha de la prensa especializada de los países del primer mundo. Estados Unidos, Canadá, Inglaterra, España… todos y todas las colegas probaron Playdate durante 10 días completos, previos al lanzamiento, y se enamoraron casi de forma unánime. Igual que yo a la distancia.

Las reviews positivas llovieron. En una industria abarrotada de monotonía, miedos financieros y productos genéricos, debutaba una pequeña consola portátil que en pleno 2022 dispone de pantalla a blanco y negro, y no tiene ni panel táctil ni retroiluminación. Un delirio, es verdad, pero que les salió demasiado bien porque está inundado de buenas ideas.

Por un lado, tiene videojuegos originales, creados específicamente para correr en la consola. Algunos aprovechan su característica más extraña, la de la manivela, y otros simplemente se limitan a los mandos tradicionales.

Pero eso no es todo, porque además, y como si de un free to play online se tratara, Playdate se manejará por temporadas. En la primera, estrenada con el lanzamiento, se liberarán 24 títulos gratuitos que irán llegando de a pares todos los lunes de cada semana, hasta completar las doce. Videojuegos que, dicho sea de paso, todavía no se conocen por completo, por lo que la ansiedad y la incertidumbre se transforman en parte de la experiencia que quería transmitir Panic.

Y parece que descargarlos es super fácil, ya que según analistas y la propia empresa, bastará con vincular la consola a nuestra cuenta de Playdate. En el caso de las personas afortunadas que ya la tienen, los dos primeros se les descargarán automáticamente. Sin embargo, para los próximos deberán esperar a los próximos lunes, momento en el que una luz titilará en la parte superior de la consola a modo de aviso. Claro, como los viejos teléfonos celulares con los mensajes de texto.

Detalles técnicos vitales

La consola portátil amarilla está compuesta por una pantalla de 400 x 240 con calidad similar a la de un libro electrónico, un D-pad (flechas) y dos botones frontales (A y B), puerto para auriculares, unos altavoces con sonido mono que sorprendieron a todos los analistas, conexiones bluetooth y de wifi, más la manivela estrella.

Pero eso no es todo, ya que tiene una conexión USB tipo C para cargar una batería que dura ocho (8) horas de juego y que, en apenas 20 minutos, carga la mitad de su potencia. Además, suma también internamente un sensor de movimiento, giroscopio y acelerómetro. Por lo que las posibilidades técnicas de los pequeños videojuegos escalan aún más de lo que podemos haber visto hasta el momento.

Suena lógico pensar que Playdate no es una consola para cualquiera. Es evidente que esta nueva portátil ataca a un target muy específico, relacionado a la nostalgia, al amor por el desarrollo independiente y, evidentemente, a indie devs experimentados y no tanto que tengan ganas de crear videojuegos para este sistema.

Es por eso que Panic preparó una herramienta gratuita, llamada Pulp, que nos permite programar desde un navegador web. “Con Pulp se pueden crear gráficos, sonido, música y fuentes para usar en juegos (…)”, sostiene la web oficial de Playdate. Y agrega: Una vez terminados “se pueden exportar directamente a una consola Playdate. Pulp está pensado para ser una ruta más fácil para comenzar el desarrollo de juegos, y para invitar a aquellos que de otro modo se sentirían intimidados por lenguajes de programación como Lua y C”.

Es, sin dudas, una herramienta más que interesante, ya que no sólo invitará a grandes desarrolladores a jugar con las posibilidades de la consola y vender sus propios pequeños videojuegos en un margen de 1 a 10 dólares, sino que también se transforma en una posibilidad maravillosa para todas aquellas personas que tengan ganas de acercarse al mundo del desarrollo. Algo similar a lo que pasa con las game jams, sitios maravillosos para comenzar a involucrarse en todo este mundo.

El primer gran nombre en acercarse al proyecto de Panic fue Giles Goddard, programador inglés que a finales de los 90 se transformó en uno de los primeros empleados occidentales de Nintendo, trabajando en Mario 64 y Star Fox. Y que hoy, en la pequeña consola con manivela, estrenó Whitwater Wipeout, un juego de surf que fue parte del lanzamiento de Playdate.

Y la segunda muestra interesante de toda esta confluencia seguramente sea Boogle Loops, uno de los videojuegos que debutarán en esta primera temporada de 12 semanas que permite crear canciones de manera super sencilla. Lo que se puede transformar en el nuevo sueño de los artistas de música chiptune, una sonoridad que surgió de las antiguas consolas y que hoy tiene interpretes por todo el mundo.

Sin ir más lejos, en Argentina hay varios exponentes, y en Press Over los inmortalizamos con Latin Chip, un programa de YouTube dedicado a entrevistas y performance en vivo que pueden ver entrando acá.

Precio y disponibilidad

Playdate cuesta 179 dólares y viene con el acceso a los 24 juegos de la temporada 1. No sabemos si las próximas estarán incluidas en la compra también, pero lo que queda claro es que a medida que pase el tiempo irán apareciendo en el catálogo obras pagas. Como es el caso del ya estrenado Bloom, un simulador social de conversaciones que gira entorno a una chica que abandona los estudios y se pone una florería.

El único problema para los que estamos, o nos leen de Sudamérica, es que Panic no tiene envíos a nuestra región, ya que por el momento sólo llega a algunos países de Europa, Asia, Oceanía, Norte América y parte del Caribe. Dejando afuera, momentáneamente, a Latinoamérica y África.


Si llegaste hasta acá y te gusta lo que hacemos en Press Over, medio independiente hecho en Argentina, siempre nos podés apoyar desde la plataforma de financiación Cafecito. Con un mínimo aporte nos ayudás no sólo con gastos corrientes, sino también con la alegría de saber que estás del otro lado

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas notas