fbpx
14.6 C
Buenos Aires
domingo, octubre 17, 2021

Sandball: El juego con el que Sampaoli entrena sus jugadores

Juan Lomanto

Productor General

Se recibió de periodista en la Universidad de Palermo y escribe sobre videojuegos desde finales de 2011. Pero también es fanático de River y de los programas de política. Pueden contactarlo en: info@pressover.news

Más notas del autor/a

A 24 hs del partido que definirá si la Selección argentina de fútbol clasifica al Mundial de Rusia 2018, te contamos sobre el software que usa Sampaoli para entrenar a sus dirigidos.

Resulta que a principios de 2015, cuando el DT de Casilda trabajaba con la selección de Chile, un estudio de ese país creo Sandball, un sistema para que los jugadores se aprendan a mover mejor en la cancha.

El ideólogo de esto fue Matías Manna, ayudante del cuerpo técnico de Sampaoli, que en su época de trabajo con Facundo Sava en Unión notó cómo los futbolistas se dispersaban en las charlas técnicas y cómo con la utilización de los videojuegos ganaban atención. Por lo que eso lo llevó a pensar que un videojuego sirve para entrenar jugadores de fútbol. Vaya uno a saber!

Sandball, entonces, es un software que reproduce de manera precisa las características técnicas y tácticas de un equipo de fútbol, aunque no de manera predeterminada como pasa con FIFA PES. Lo que no sabemos , porque  es un proyecto evidentemente bastante secreto, es si el “juego” utiliza una cámara en primera persona o en tercera como la de los títulos nombrados. Dato bastante relevante en el asunto.

Tenemos un programa interactivo como de PlaystationCada jugador tiene un joystick y se mueve como debería hacerlo en la cancha“, dijo Sampaoli en Radio América hace un par de años. “Podemos ver lo que hacen y darnos cuenta de sus errores“, afirmó el DT sin dar mucho más detalles.

Actualizado: Sandball, entregado en 2015 a Sampaoli, fue creado en 5 meses por Mego Limitada, estudio con el que Press Over se contactó pero del que no recibió información porque los mismos no están autorizados para darla.

 

 

Últimas notas