fbpx
29.9 C
Buenos Aires
martes, octubre 26, 2021

La muerte de Flash: Mis juegos ya no existen

Hernán López

Participación Especial

CEO de Epic Llama, vocal de ADVA y embajador para LATAM de la Casual Connect. Además, es el showman de la industria de videojuegos argentina y el mago amateur que más cartas se sacó de la boca. Con él presente no se aburre nadie.

Más notas del autor/a

Hacía mucho que se venía anunciando su muerte… Desde hace ya demasiado. Muchas cosas pasaron en el medio, incluso algunos tuvieron la delicadeza de anunciar la muerte de Flash para morir antes que dicha tecnología. Ya uno empezaba a sospechar que nunca moriría, y que todo era una exageración. Que fue nomás un susto, que era cuestión de hacer dos clicks más para poder usarlo. Pero no. Desde el 12 de enero está bien muerto, y con él miles de juegos se apagaron.

Flash acompañó al “niño rata” level 1 de los 2000s que no tenía una consola, que no tenia para comprar juegos. Al que jugaba en su trabajo. Ahí estaban los juegos flash, a un tab de distancia. En esa época el teléfono celular (si es que teníamos) era un Alcatel con pantalla verde, por lo que la existencia de Flash era la vanguardia del jugador casual.  

Muchos estudios de videojuegos tienen sus inicios con un pibe haciendo juegos Flash, y ese fue mi caso. Cuando empecé a hacer juegos por el 2007/2008, no había Unity, smartphones, Android, ni Unreal, que todavía no estaba al alcance de los mortales.

Flash

Para que se den una idea, la primera vez que escuche de Unity se promocionaba como Unity 3D. Como Flash, pero con 3D. Unity te ofrecía 150 o 300 dólares, no recuerdo bien, para que probemos su tecnología y hagamos un juego. Pero, obviamente, no les dimos bola. Flash era la posta. Flash era bueno, bonito y barato. Y estúpidamente accesible.

Con Action Script 2 uno podía ser un nabo programando que el proyecto compilaba igual, y gracias a eso, brutos como yo, aprendimos a programar (un poco).

Flash nos dio un montón. Mi primer smartphone (un Nexus One) fue un device que ganamos y nos mandó Adobe por ser uno de los primeros desarrolladores en hacer videojuegos en Flash para Android. Y mi primer viaje en avión también fue gracias a ellos, por que me pagaron el viaje para ir a buscarlo a Buenos Aires para destrabarlo de la Aduana.

Flash era grande y gracias a el podías llegar a mucho publico… pero MUCHO publico de verdad. Champions of Chaos, el juego más popular que hicimos con esa herramienta, llegó a millones y millones de personas en días.. Traducido en 12 idiomas y con una extraña fan base checa, que nunca entendimos por qué estaban ahí. 

Sin dudas, sin Flash el mundo no hubiera sido el mismo, ya que no fue importante sólo para los videojuegos. El Mono Mario, Alejo y Valentina y tantas otras animaciones irreverentes hechas por grupos de amigos no habrían existido. Incluso varios estudios de videojuegos actuales tienen su origen en esa movida. 

Hoy Flash murió, traté de entrar a mis juegos viejos y no pude. Quedan los videos en YouTube de gente jugando, las páginas con el título y una fotito, pero si querés jugar no pasa nada. Se convirtieron en recuerdos, en nostalgia. Desde el 12 de enero es como si millones de cartuchos ya no funcionaran y ningún soplido surgiera efecto.

Queda el agradecimiento eterno a esta tecnología que nos permitió a muchos desarrolladores que no sabíamos absolutamente nada, meternos a una industria tan genial como la de los videojuegos. 

Flash  ha muerto, ¡Larga vida al Flash!


Si llegaste hasta acá y te gusta lo que hacemos en Press Over, medio independiente hecho en Argentina, siempre nos podés apoyar desde nuestra nueva plataforma de financiación: Cafecito. Con un mínimo aporte nos ayudás, no sólo con gastos corrientes, sino que nos dan la alegría de saber que estás del otro lado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas notas