Conectate con nosotros

Analisis

Juanito Arcade Mayhem

El arcade 2D de disparos que te revolea creatividad por la cabeza. ¡Elimina la infección de las clonocélulas!

Avatar

Publicado

en

Juanito es un niño que quizás tenga unos 10 años de edad. Tiene una máquina de arcade en su habitación, con un montón de juegos clásicos cargados en ella. Se encuentra dentro del 3% de personas que duerme en pijamas.

Su babysitter es un marciano que, según sus propias palabras, no es marciano. Se llama Gluk y tiene una marcada ansiedad patológica. No sólo no debería encargarse del cuidado de un niño de esa edad, sino que claramente debería estar tratado por un profesional. En fin, los padres de hoy en día…

Es así cómo una noche, mientras está en pleno frenesí, un conveniente incidente tiene lugar. A través de un rayo “verde resfrío” que cae en su techo, una misteriosa infección arremete contra su arcade. El marciano, que no es marciano, advierte a Juanito que se trata de las clonocélulas, una suerte de glóbulos verdes que comienzan a hacer puré sus juegos favoritos. El sueño de toda abuela hecho realidad.

[one_half][/one_half][one_half_last][/one_half_last]

Cualquiera diría “bueno, Juanito. Mañana pasamos un antivirus y vemos que pasa. De última, formateamos y le metemos un XP. Ahora vamos a dormir”. Pero, no Gluk. Noooo… en pleno ataque de ansiedad, se le ocurre algo que destroza al menos 3 derechos del niño: con una descarga de energía experimental (y probablemente cancerígena), mete a Juanito dentro de la máquina para eliminar la infección. Así, empuja al niño a arriesgar su vida para hacer algo que tranquilamente podría haber hecho un antivirus gratuito. Xenomorfos, Depredadores, Decepticons, Superman y ahora Gluk… ¿Cuándo vamos a aprender a no confiar en los alienígenas?

Juanito Arcade Mayhem es un arcade 2D de disparos que, luego de una o dos horas de juego, dejará nuestros dedos chiflando de dolor. Su acción es desenfrenada y no da respiro, una de las características que lo vuelve más adictivo que el asado.

[perfectpullquote align=”full” cite=”” link=”” color=”” class=”” size=”35″]Juanito no deja de cambiar, sin

dejar de ser lo mismo.[/perfectpullquote]

A través de esta propuesta nos uniremos a Juanito en su aventura, moviéndonos de un lado a otro, siempre en sentido horizontal en una pantalla fija, sin scroll. Podremos disparar casi todo el tiempo hacia arriba, que es de donde caen las insufribles clonocélulas. Además, tenemos la posibilidad de deslizarnos por el piso, tanto para llegar más rápido a un lugar o para irnos volando de él, intentando esquivar lo que sea que nos estén tirando. Y el juego nunca agota su creatividad para revolearnos cosas por la cabeza.

Así, con sólo cuatro teclas o botones y con una propuesta simple que se mantiene de principio a fin, Juanito Arcade Mayhem se las arregla para que no lo soltemos fácilmente. ¿Cómo lo logra?

Juanito no deja de cambiar, sin dejar de ser lo mismo. Por un lado, la premisa del juego es salvar a los arcades más legendarios. Así es cómo recorreremos capítulos, compuestos por 10 niveles cada uno, inspirados en “los clásicos”.

En cada capítulo, la jugabilidad muta de manera leve pero lo suficiente para percibir un cambio. Más aún: para exigir un replanteo de estrategia. Por poner algunos ejemplos, en el nivel de Tetris deberemos romper bloques además de clonocélulas, en el de Pac-Man deberemos tomar las clásicas pastillas para poder hacer daño, e incluso deberemos esquivar las hachas de un WonderBoy en modo full Berserker.

Para completar esta sensación de evolución y cambio, iremos desbloqueando los “power ups” que dropean los enemigos al morir, como también mejoras a nuestra arma estándar. Un detalle simpático es que, además de estas mejoras temporales, los enemigos sueltan items para sumar puntos. Algunos de ellos son reconocibles elementos muy argentinos, tales como choripanes o el “alfajor del pueblo” (si no sabés de qué te hablo, no tuviste infancia… o tuviste una demasiado buena).

[perfectpullquote align=”right” cite=”” link=”” color=”” class=”” size=””][/perfectpullquote]

Avanzar en cada capítulo involucra primero desbloquearlo, pagando con las estrellas obtenidas en niveles previos. Las estrellas son una medida de nuestra puntuación, que se logra recolectando objetos soltados por los enemigos y, principalmente, obteniendo combos en la eliminación de clonocélulas.

Esto último, tiene un aspecto positivo y uno negativo. Por el lado positivo, nos empuja a evaluar cuándo ser menos conservadores, arriesgando vidas en pos de obtener un mejor combo. Y es una mecánica que se da de forma natural, aportando una vueltita de tuerca a la jugabilidad.

Por el lado negativo, existen niveles donde, por la dureza de los enemigos, la frecuencia o la cantidad en que aparecen, lograr más de una estrella es en extremo complejo. Ese punto se siente algo injusto, si bien no modifica la experiencia general. Es decir, lo decimos de quejosos, mañosos y porque nos encanta criticar.

Al contrario de lo que se podría suponer de un videojuego con unos gráficos tan naif, la dificultad dejará sin cabellos a más de uno. Si bien tiene tres niveles, el normal es más que suficiente para ponernos a prueba. Un punto negativo es que, en ocasiones, el desafío propuesto se percibe con altibajos o saltos significativos (¡Hola, nivel X de WonderBoy!). Claro que, ante la sucesión de muertes, el juego se encarga de aumentar la cantidad y calidad del drop. Algo que a veces llega a ser notorio, hiriendo un poco nuestro orgullo durante el proceso.

Hablando de gráficos, tanto en este punto como en su animación, Juanito se luce. Sus bellos diseños homenajean a los personajes clásicos. Las animaciones tienen una gran variedad y muchas de ellas nos robarán una sonrisa. Como guarnición, tenemos un  aspecto sonoro de gran calidad, donde podremos disfrutar de muy buenas reversiones de los temas originales.

Para terminar, Juanito tiene otro modo de juego además de la campaña. Se trata de un modo survival, que puede ser disfrutado hasta por 2 jugadores de manera local. Se prevee que próximamente esté disponible un modo de campaña cooperativa, también para 2 jugadores locales.

En conclusión, Juanito Arcade Mayhem es uno de esos juegos sencillos a primera vista, pero que al jugar podemos distinguir una capa más bajo su superficie. Es un arcade frenético que nos costará dejar una vez arrancada una partida. Pese a algunos temas menores que hemos mencionado, cumple con creces lo que promete, dejando inclusive una moraleja: si la babysitter es verde, mejor cancelá la salida.

8 Puntos
Lo bueno
- Un aspecto gráfico muy bello
- Banda de sonido reversionada
- Modificar la jugabilidad dentro
de una mecánica acotada.
- Es un juego desafiante
Lo malo
- Altibajos en la progresión de dificultad

Desarrollador: Game Ever
Lanzamiento: 3 de agosto de 2017
PlataformasPC
¿En Español?: Sí
Fuente: Copia provista por Game Ever.

De niño, fue entrenado por monjes Shaolín en el milenario arte de arrepulgar empanadas de verdura con la mente (los monjes son vegetarianos). Dedicó buena parte de su adolescencia a estudiar en qué dirección realmente se mueven los cangrejos. Hoy en día se dedica a probar, mediante la presente, que la descripción de perfil no la lee absolutamente nadie.

Advertisement

Suscribite al Newsletter

Tendencias

Copyright © 2018 PressOver.news - Buenos Aires, Argentina.